Opinion

No es conservadurismo, es la realidad

.

Javier Realyvázquez

domingo, 04 abril 2021 | 05:00

Ahora con las elecciones que arrancaron este domingo 4 de abril, se confirmará en los hechos, que si el año 2020 fue el año de la distorsión, el 2021 será el de la agresión y la censura sobre todo a los periodistas, las páginas digitales de noticias y sus cuentas en redes sociales.

Según Artículo 19 durante el 2020, se registró una agresión a la prensa cada 13 horas, 692 ataques contra medios de comunicación y periodistas, y seis asesinatos, lo cual colocó a este año como el más violento contra la prensa desde que se tiene registro.

Quizás el presidente no lo sabe, pero lo que señala Artículo 19 en su informe anual “Distorsión: El discurso contra la realidad”, informe anual 2020, es una realidad que se vive todos los días, y que se agravará de seguir debilitando las instituciones que fueron creadas para hacer contrapeso al poder, pero que sobre todo sirven de indicadores de la realidad.

Hoy más que nunca la censura y la autocensura, están presentes en los medios de comunicación, principalmente los digitales o cibermedios, no sólo desde el ámbito federal, si no a nivel estatal y municipal.

La prevalencia del “no pago para que me peguen”, el “cierre de la llave”, “el jefe quiere hablar contigo…”, o “¿de dónde sacaste esa información?”, acompañados del tono amenazante, serán la constante sobre todo en el contexto de las elecciones que oficialmente acaban de iniciar.

El informe así lo confirma, 13.6% más casos que en el 2019, en poco más de dos años, 17 periodistas han sido asesinados, tan solo en el 2020 fueron seis, pero sobre todo, sin que a la fecha existan investigaciones o seguimiento puntual a los casos.

De manera paralela, señala el informe, existe una vocación autoritaria para sobre regular y censurar a los medios, pero sobre todo el internet, lo cual igual lo confirman una serie de iniciativas legislativas, promovidas por Ricardo Monreal.

De la publicidad ni qué decir, los medios con un escenario más complicado cada día, a lo cual hay que agregarle que el presupuesto, es utilizado como medio de presión por parte de algunos funcionarios en posición de poder.

Al escenario electoral, ahora hay que sumarle la segunda ola por Covid 19, ya que en el informe, se documenta como, durante el año pasado, casi cien periodistas murieron a consecuencia del Covid19, debido en la mayoría de los casos a la falta de medidas mínimas y a las carencias laborales, lo cual acrecentó la vulnerabilidad, lo que es también de alguna manera responsabilidad de los dueños de los medios. 

Nada tiene que ver la realidad que viven miles de periodistas y derecho humanistas con la respuesta que dio el presidente, de que “Ese organismo está apoyado por el extranjero, toda la gente que tiene que ver con Artículo 19 pertenece al movimiento conservador que está en contra nuestra”, ya que es una realidad de lo que está pasando en México. 

 Las autoridades no deben seguir viendo a los periodistas como adversarios y estar cuidándose de quienes día a día, buscan el hecho, la noticia, informar a la sociedad.

A los candidatos, a Maru Campos Galván, A Graciela Ortiz González, Alejandro Díaz, Alfredo Lozoya, y a Juan Carlos Loera, decirles que la mayoría de los gremios periodísticos, coinciden con algunas instituciones como Artículo 19, en que es necesario regular el uso de la publicidad oficial, con base a estándares internacionales en materia de libertad de expresión y derecho a la información.

Se deben eliminar las restricciones al ejercicio de la libertad de expresión, desarrollar una política integral de prevención de la violencia, asegurar la protección a los periodistas ante la pandemia, garantizar la protección de datos, el acceso a internet, pero sobre todo a la libertad, estas deben ser algunas de las prioridades, ya que hoy en día los que están en el poder según parece, toman en cuenta las ideas pero para hacer todo lo contrario.