Opinion

No se confíe: habrá más aumentos de precios

.

Javier Realyvázquez

domingo, 08 mayo 2022 | 05:00

Si el gobierno federal fija precios tope de los productos básicos, la realidad será que ni productores, ni intermediarios y mucho menos los comerciantes, cargarán con el costo, es decir, no sacrificarán su utilidad lo que se puede traducir en escasez de productos básicos.

Otra de las posibles consecuencias que se generarán, será que al no poder incrementar los precios a los productos básicos señalados en el Plan Contra la Inflación, anunciado por el gobierno federal, los comerciantes cargarán los precios a otros productos para tratar de compensar las pérdidas, lo cual tampoco ayudará a resolver el problema.

Aun y cuando el Presidente afirmó que: “No se trata de controlar precios, es una alianza para garantizar que la canasta básica de alimentos tenga un precio justo”, el caso es que esta medida sí es un control de precios.

La decisión de actuar en lo que tiene que ver con los alimentos, convenciendo y llamando a distribuidores, comerciantes, a que lo hagamos de manera conjunta, sin medidas coercitivas; “no se trata de control de precios, sino de un acuerdo, una alianza”, que terminará por ser todo menos eso, una alianza, porque como dicen. No habrá dinero que alcance para frenar los incrementos.

Y es que como publicó Expansión: “los precios son un complejo sistema de mercado que regula la interacción entre productores y consumidores, y determina la cantidad de algún bien que están dispuestos a consumir y producir”, por eso cualquier tipo de interrupción en el proceso genera consecuencias graves.

El caso es que siempre que hay control de precios, hay abandono de la actividad comercial y luego escasez porque no hay rentabilidad.

Aquí en Chihuahua el presidente de Coparmex, Salvador Carrejo, habló respecto al Plan de Control de Inflación descrito por el Gobierno de la República: “No estamos de acuerdo con un esquema de control de precios, porque se ha probado que tiene graves daños para la economía y las empresas o quiebran, o se establece el mercado negro, de ahí se provoca la escasez y el deterioro del mercado”, declaró.

Como estos, hay muchos ejemplos que analizan las consecuencias de cuando se implementan políticas de este tipo; se incentiva el mercado negro pero sobre todo la corrupción porque se busca a toda costa tener lo que no hay.

Creemos, la medida provocará más aumento y luego escasez de aceite de canola o maíz, arroz de grano, atún en lata, azúcar morena, bistec de res, cebolla, chile jalapeño, chuleta de puerco, frijol de grano, huevo de gallina blanco, jabón de tocador, jitomate saladet, leche, limón, manzana, naranja, pan de caja, papa, papel higiénico, pasta para sopa, pollo entero, sardina en lata, tortilla de maíz, zanahoria, es decir, en todos los productos de la lista publicada.

No por nada y ante el anuncio del plan, también se anunció la implementación de las medidas para eliminar aranceles y la de garantizar la seguridad para los distribuidores.

Dicen que no es control de precios pero luego entonces ¿cómo explicar la siguiente declaración publicado por El Economista?: “Los controles de precios sólo funcionan en el corto plazo por lo que su instrumentación debe ser muy cuidadosa”, advirtió Jonathan Heath, uno de los miembros de la Junta de Gobierno del Banco de México.

La inflación hoy en día es un problema mundial, producto de más de dos años de pandemia y de la invasión de Rusia a Ucrania, pero las medidas implementadas no parecen ser las mejores.

Ahí está el precio de las gasolinas que sin el subsidio del 100%, ronda entre los 28 y 30 pesos por litro, y mire usted, sigue afectando al presupuesto federal; ahí están también las consecuencia del contexto global que harán que empresarios rompan filas y sigan subiendo precios sumado a un gobierno que no encuentra la salida a los principales problemas porque está centrado en no perder las elecciones de este año y del 2024.

Así que estimado lector, no se confíe. Espero equivocarme pero las medidas implementadas al día de hoy no van a evitar los incremento a los productos básicos y a la gasolina porque no habrá dinero vía impuestos, dinero que alcance para frenarlos.