Opinion
Jaque Mate

Nueva Numancia

.

Sergio Sarmiento

lunes, 26 julio 2021 | 05:00

"De lo heroico a lo ridículo no hay más que un paso". 

Simón Bolívar

Mérida, Yucatán.- No es común que un mandatario mexicano realice un homenaje a Simón Bolívar. Este 24 de julio, sin embargo, el presidente López Obrador ofreció uno en el Castillo de Chapultepec ante los cancilleres de la Celac, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, el último de tantos esfuerzos por construir una unidad latinoamericana. 

AMLO aprovechó para criticar a Estados Unidos, que "nunca ha dejado de realizar operaciones abiertas o encubiertas contra los países independientes situados al sur del río Bravo", y declaró que "no debe descartarse la sustitución de la OEA por un organismo verdaderamente autónomo, no lacayo de nadie, sino mediador a petición y aceptación de las partes en conflicto, en asuntos de derechos humanos y de democracia". Afirmó que solo ha habido un caso latinoamericano que se ha sustraído de la "influencia" de Estados Unidos, "el de Cuba, el país que durante más de medio siglo ha hecho valer su independencia enfrentando políticamente a los Estados Unidos". 

"Podemos estar de acuerdo o no con la Revolución Cubana y con su gobierno, pero el haber resistido 62 años sin sometimiento es toda una hazaña -dijo-. Creo que, por su lucha en la defensa de la soberanía de su país, el pueblo de Cuba merece el premio de la dignidad y esa isla debe ser considerada como la nueva Numancia por su ejemplo de resistencia y pienso que por esa misma razón debiera ser declarada patrimonio de la humanidad". 

En lugar de cuestionar al régimen dictatorial de la isla, o las detenciones y juicios sumarios a opositores tras las protestas del 11 de julio, el gobierno de México está buscando apoyarlo. AMLO ha cuestionado lo que llama el "bloqueo" de Estados Unidos sobre Cuba, pero no se está limitando a las declaraciones: está enviando a la isla dos barcos de la Armada mexicana con ayuda alimentaria y médica, sin considerar que si realmente hubiera un bloqueo estos barcos no podrían llegar a su destino. 

Yo siempre me he opuesto al embargo (es el término correcto) de Estados Unidos a Cuba. La mejor forma de transformar la isla es inundarla de los bienes que producen los países con libertad económica. El embargo, empero, no ha impedido que muchas empresas internacionales mantengan relaciones comerciales y de inversión con la isla. La mayoría de los hoteles en las playas cubanas son españoles. Los alimentos, por otra parte, no están incluidos en el embargo, por lo que la Unión Americana exportó 157.3 millones de dólares en alimentos a Cuba en 2020, apenas debajo de los 158.5 millones de Brasil; los 27 países de la Unión Europea vendieron a Cuba 392.5 millones de dólares de alimentos el año pasado. 

Cuba, sin embargo, es un país en el que no ha habido elecciones libres desde el triunfo de Fidel Castro en 1959. Solo los candidatos del Partido Comunista o los aprobados por una Comisión de Candidaturas pueden postularse a cargos de elección. Las prohibiciones a las actividades económicas privadas han empobrecido al que fue antes uno de los países más prósperos de Latinoamérica. Plantear que el país es un "ejemplo de resistencia" es una burla a los cubanos. 

Preocupa que López Obrador considere a Cuba como ejemplo. Él mismo ha declarado que no quiere convertirse en un dictador, como Hugo Chávez, pero su admiración por el régimen cubano genera dudas. Aplaudo que cuestione el embargo, pretexto perenne del gobierno cubano para justificar la dictadura, pero afirmar que Cuba es un ejemplo manda el mensaje de que el gobierno mexicano quiere imitarlo. 

 Vehículos

Con la excusa de la pandemia se está aplicando en Yucatán una "restricción a la movilidad vehicular" de 23:30 a las 5:00 todos los días. Las personas pueden caminar por las calles, pero no usar sus vehículos. Supongo que es más fácil contagiarse cuando uno va en auto.