Opinion

Paridad Electoral

Acaso México no busca ser una país democrático, igualitario, respetuoso de la agenda internacional, donde hombres y mujeres seamos un ancla común”

Teporaca Romero del Hierro

domingo, 15 noviembre 2020 | 05:44

En México la violencia política es una práctica común, el tema de la paridad electoral sigue causando escozor en la clase política, el discurso vanguardista global de género sólo sirve para aderezar discursos oficiales, para ganar adeptos en las campañas electorales, debido a que las mujeres representan más del 50% del padrón electoral, estamos muy lejos de una realidad sustantiva. Hace días, el Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó los lineamientos para garantizar la paridad en las candidaturas a gubernaturas para el proceso electoral 2021, rechazado ese mismo día por el Senado de la República, Morena, PAN y MC impugnan dicho Acuerdo, se niegan a llevar 7 mujeres, de las 15 candidaturas a los gobiernos estatales en juego. 

Mientras que en Estados Unidos, el pasado 3 de noviembre en una votación histórica, por lo copiosa y por lo que representaba, la senadora afroamericana por California Kamala Harris, resultó vencedora, será la primer vicepresidenta en llegar a la Casa Blanca, en su discurso agradeció a los estadounidenses haber votado por "la esperanza, la unidad, la decencia, la ciencia y la verdad para dar pie a un nuevo día en el país…Aunque puede que yo vaya a ser la primera mujer en este cargo, no seré la última, porque cada niña pequeña que nos está viendo esta noche ve que este es un país de posibilidades". Las diferencias abismales, en EUA se avanza en la igualdad de género; en México, se debate el CÓMO NO DEJARLAS LLEGAR. 

Con nueve votos a favor y dos en contra, el Consejo General del INE avaló el acuerdo que establece que los partidos políticos deberán registrar a al menos siete mujeres en las 15 candidaturas a gubernaturas. La votación se realizó después de dos horas de discusión, donde representantes legislativos y de partidos políticos de Morena y del PAN, así como los consejeros electorales Uuc-Kib Espadas y José Roberto Ruiz Saldaña, se pronunciaron en contra de los lineamientos al considerar que el INE no tiene facultades en torno a las candidaturas para cargos de elección popular.

Los oponentes también manifestaron que la paridad no se puede dar en cargos unipersonales (en este caso gubernaturas), según su criterio simplista, lo único que puede hacer es la "alternancia". Sólo representantes del PRD y del PRI se comprometieron a no impugnar el acuerdo ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

La consejera Dania Ravel y el consejero Ciro Murayama recordaron que a partir de la reforma constitucional de 2019 en materia de paridad, se estableció en los artículos 35 y 41 que dicho principio es aplicable a todos los cargos de elección popular. Las consejeras Adriana Favela y Carla Humphrey defendieron que el INE sí está en facultades, no discute una legislación, sino lineamientos, como ha hecho en otros asuntos electorales que no están debidamente establecidos en la ley.

El consejero Jaime Rivera Velázquez enfatizó que esta es una gran oportunidad para garantizar la paridad en los cargos a elección popular, comentó, en toda la historia democrática de México sólo siete mujeres han ocupado una gubernatura en el país. 

Los lineamientos fueron aprobados por el INE, pero rechazados ese mismo día por la Cámara Alta. De hecho, para su aprobación, el Instituto tuvo que hacer una modificación a su propuesta inicial, bajando la cuota de ocho mujeres y siete hombres a candidatos a gubernaturas, a siete mujeres y ocho hombres. El proyecto del INE para garantizar el principio de paridad en candidaturas a gubernaturas fue elaborado en acatamiento a una sentencia del TEPJF.

En el Senado, los grupos parlamentarios integrantes de la Junta de Coordinación Política del Senado, que preside el senador Morenista Ricardo Monreal Ávila, rechazaron la propuesta del INE, denuncia que éste se toma "atribuciones que no le competen", la 4T considera que los lineamientos son inconstitucionales y una invasión de poderes de la Unión. Los grupos parlamentarios expresaron que legislar es una facultad única y exclusiva del Poder Legislativo por lo que, advirtieron que interpondrán una controversia constitucional en contra de la propuesta.

El coordinador de la bancada de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, recordó que cuando se realizó la reforma constitucional para impulsar la paridad sustantiva en todos los espacios de toma de decisiones del Estado, se excluyó de la discusión el caso de gubernaturas y la presidencia de la República, esto debido a que son cargos unipersonales. Subrayó que no pueden ser sustituidas dos Cámaras del Congreso de la Unión por los funcionarios que les corresponde designar a las y los diputados. 

Mario Delgado, dirigente de Morena, se sumó a Eduardo Ramírez, presidente de la Mesa Directiva del Senado, el PAN y Movimiento Ciudadano (MC), para impugnar el acuerdo del Instituto Nacional Electoral (INE) que abrirá 7 candidaturas a mujeres que buscan ser gobernadoras, dijo: “En Morena hemos sido promotores de la paridad, esto es por convicción; sin embargo, también hay que reconocer la posible invasión de facultades que está haciendo el INE, no estamos de acuerdo en que el INE sustituya al poder legislativo” “No es contra las mujeres”. Palabras huecas del dirigente, si realmente fueran promotores de la paridad, no estarían impulsando recursos legales para obstruirle el paso a mujeres capaces, comprometidas con su estado y Nación, que tienen el mismo derecho respecto a los hombres de votar y ser votadas como candidatas. 

Acaso México no busca ser una país democrático, igualitario, respetuoso de la agenda internacional, donde hombres y mujeres seamos un ancla común. Por eso México, es un país feminicida, su cultura machista le impide avanzar en temas trascendentales, después de avances significativos, donde los grupos feministas por décadas han luchando, dando incluso sus vidas, por mejorar las condiciones de igualdad en todos los ámbitos, estas posturas retrogradas nos ubican siglos atrás, regresamos a la Época colonial. 

Como se dice vulgarmente, vamos 5 cuadras atrás del desfile, distantes de países de avanzada como Islandia, Noruega, Finlandia, Ruanda, Suecia, Nicaragua, Eslovenia, Irlanda, donde prevalece la mayor igualdad de género. 

El derecho de ser votadas sigue siendo violentado por la discriminación estructural, estamos ante una cultura que ha incentivado la violencia contra las mujeres, la cultura de la violencia de género, enraizada en los patrones del sistema patriarcal del gobierno y de los partidos políticos, una violencia que se ejerce en todos los niveles para invisibilizar el trabajo político de las mujeres, por lo que es tiempo de educar en igualdad, en los espacios políticos del poder. La construcción de la igualdad de género, es la construcción de la democracia paritaria, para promover una agenda de género que permita modificar los escenarios políticos arcaicos, poner un contrapeso con enfoque de género en la agenda política del país, con la finalidad de seguir empoderando a las mujeres en los espacios de poder, hasta lograr la Igualdad Salarial.

Quienes defendemos la postura igualitaria, ocuparemos las calles, los espacios informativos, las redes sociales nacionales e internacionales para denunciar la misoginia estructural; se aproxima el 25 de noviembre, Día Internacional para Erradicar la Violencia contra las Mujeres, #Ni un paso atrás. Las mujeres, independientemente de la ideología política, religiosa, académica, lucharemos por el Affidamiento, que significa reconocer en otras mujeres, características propias y respetar las diferencias, compartir los sueños y proyectos propios con las otras, para hacer una causa común frente al poder patriarcal. La lucha sigue. Como reza la canción Vivir sin Miedo, de Vivir Quintana: “Yo todo lo incendio, yo todo lo rompo, Si un día algún fulano te apaga los ojos, Ya nada me calla, ya todo me sobra, Si tocan a una, respondemos todas”. Sumemos Voces de conciencia.