Opinion
Desde Wachochi ST

Partido, dirigentes y nepotismo en el nuevo gobierno

“No mentir, no robar y no traicionar al pueblo”: AMLO

Gabriel Valencia Juárez
viernes, 17 mayo 2019 | 05:00

No es para menos que el Movimiento de Renovación Nacional en vías de convertirse en partido político y que en pocos años de existencia haya captado y organizado el descontento popular y triunfado el 1 de julio la Presidencia de la República, diputados y senadores, se le presenten problemas y procedimientos internos burocráticos que impiden el desarrollo de Morena, “algunos de ellos derivados de la transición que vive el partido, lo que ha ocasionado disputas del todo indeseables e improcedentes por cargos público, por disputas por el control del partido y de sus recursos” retrasando los trabajos del Instituto Nacional de Formación Política (INFP) de Morena, como apunta el intelectual Rafael Barajas –El Fisgón, excelente caricaturista del periódico La Jornada- director del INFP.

“Nos faltan cuadros políticos” en Morena, ya que “muchos cuadros valiosos, militantes y políticos del alto nivel se fueron al gobierno federal” externó El Fisgón, agregando que esta situación ha dificultado la tarea importante del INFP para formar nuevos cuadros políticos para preparar y organizar una “nueva generación de relevo” por lo que se está tratando de reparar los huecos a causa de la transición política, y corregir algunas desviaciones en el nuevo gobierno con los súper delegados estatales como es el caso en Chihuahua donde el delegado Juan Carlos Loera de la Rosa, está siendo cuestionado por proteger al nepotismo, al “compadrito y comadrita” del alma, al cinismo en las subdelegaciones regionales del Estado. Lo que AMLO criticó como candidato y combate ya como presidente, lo practican con gran holgura prianista [email protected] en el nuevo gobierno.

Por ello urge la formación de nuevos cuadros políticos en Morena. AMLO propuso en el Quinto Congreso del partido celebrado en la Ciudad de México el 19 de agosto de 2018 la fundación del INFP, cuyo director organizador recayó en Rafael Barajas, presidente del Consejo Interno y de un grupo de intelectuales orgánicos del partido, destacando a John Ackermann, Felipe Ávila, Armando Bartra, Eduardo Cervantes, Héctor Díaz Polanco, Enrique Dussel, Pedro Miguel, Blanca Montoya, Pedro Salmerón, Consuelo Sánchez, Paco Ignacio Taibo II y José Valenzuela Feijoó.

“A solicitud de la militancia organizada, el primer curso tuvo lugar en la ciudad de Querétaro del 8 al 12 de mayo. En las semanas siguientes, se llevarán a cabo eventos similares en la CDMX, Chihuahua (del 16 al 19 de mayo), Puebla, Durango, Zacatecas, Quintana Roo y Nuevo León. Se están programando cursos de formación en los demás estados de la república y esperamos cubrir todo el país antes del fin de año”, indica el informe del INFP enviada vía Internet.

Como lo indica Rafael Barajas, el burocratismo y disputas indeseables por el control de recursos y cargos públicos han impedido/obstaculizado el avance y trabajos del INFP, aún así, se han echado a andar varios cursos y talleres en el país, implementando círculos de estudio. El 15 de mayo se iniciaron en la Ciudad de México y de acuerdo a los reportes, hay gran entusiasmo y cupo lleno de participantes, ya que se tiene el criterio de primero preparar a los jóvenes militantes o afiliados a Morena que hayan realizado trabajo territorial, así como a simpatizantes y pueblo en general.

La convocatoria fue lanzada el pasado 4 de mayo dirigida a los comités estatales, responsables de difundir a los comités municipales que hay en el estado como es el caso de Wachochi, sin embargo, el dirigente estatal el profesor Martín Chaparro, no hizo su trabajo de hacer llegar la convocatoria, y por lo mismo los dirigentes municipales la desconocen. Consideran de neófito al presidente estatal de Morena en Chihuahua, “nomás está de parapeto, un títere que gana un buen sueldo, actuando irresponsablemente ya que no soluciona los problemas internos como las prerrogativas”; este dirigente está más atareado y preocupado en formar su grupo para ser candidato a gobernador de Chihuahua en 2020, como lo hacen también Juan Carlos Loera Loera, y el ex panista Cruz Pérez Cuéllar.

Estos problemas internos de Morena deben ser superados a conciencia mediante la formación de cuadros políticos en círculos de estudio o escuelas de educación cultural y política para la construcción de comités de base, distritales, en ejidos y barrios. Los prianistas, los fifís de sangre azul racistas, derechistas, los de la mafia del poder integrados por millonarios y caciques pueblerinos, se complacen de los errores, nepotismo y deslices que cometen [email protected] [email protected] del nuevo gobierno; de ahí la gritería, protestas fifís que naturalmente su propaganda tiene diferentes grados, y con frecuencia llega a las más brutales mentiras o falsificaciones de la historia para atacar a AMLO. Así, mientras López Obrador y su equipo están dando la batalla como Presidente de la República contra la corrupción, las injusticias, [email protected] hacen lo contrario abrazando el nepotismo y el cinismo. 

OBSERVACIONES del nepotismo en Chihuahua: Ishtar Ibarra Comisionada para la Sierra Tarahumara de Chihuahua, según esto, es una persona desconocida en la región, al igual que su esposo Luis Duarte. La pregunta es: ¿que no hay gente preparada en las comunidades indígenas? Otro comentario en las redes sociales: “AMLO le canceló un contrato ganado en una licitación legal a su sagrado compadre. Ariadna Montiel y Loera contratan al matrimonio Duarte y a su sagrada comadre le sextuplican su salario en unos meses, de $10 mil pesos pasó a ganar $ 60 mil pesos. Que desmientan esos hechos”. Tiene su derecho de réplica los sujetos de marras. “La poderosa Subsecretaria del Bienestar Ariadna Montiel es co-comadre de Loera y los dos son compadres del matrimonio Duarte. ¿Se necesitan más argumentos? Que desmientan esos hechos. ¡Su boletín de prensa BullShit! ¡En español: Buñiga! o un engaño justificante “¿Justifica esto el nepotismo? Desde luego que no, esta es una práctica viciosa en la cual el compromiso con los intereses públicos, la capacidad, el conocimiento, la honestidad, son excluidos y supeditados al parentesco de quien nombra o influye para que se nombren funcionarios. Es y ha sido nefasto en el país. Hay ejemplos internacionales donde esta perniciosa costumbre ha dado lugar a regímenes cuasi monárquicos en los cuales el poder se hereda como en una dinastía”, apunto el escritor e intelectual de izquierda, Víctor Orozco en redes sociales.