Opinion

Pederastas

.

Teporaca Romero del Hierro

domingo, 07 febrero 2021 | 05:00

“Lo que se orquestó fue una orden de aprehensión artificial para tener la posibilidad de infringirme el mayor castigo posible; una especie de vendetta por haberme atrevido a hablar de los poderosos”.

Lydia Cacho 

México, considerado a nivel mundial como el edén de pederastas, su operatividad traspasa fronteras, estatus económico, académico, cultural, social, político y religioso, de rentabilidad invaluable, es una red oscura e invisible, tolerada socialmente, producto de la desigualdad, la discriminación y la cultura patriarcal; en un mundo tóxico como el nuestro, donde las y los agresores acechan y abusan de sus víctimas sin el menor recato, bajo el amparo de la corrupción, la impunidad y el silencio ciudadano, auspiciado en muchos de los casos, por las familias de las víctimas. 

Mario Marín, exgobernador de Puebla (2005-2011), conocido como “El Gober precioso”, fue detenido por elementos de la Fiscalía General de la República (FGR) en Acapulco, Guerrero, tras una orden de aprensión girada por los delitos de tortura y persecución en agravio de la periodista y activista Lydia Cacho, quien según la relatoría de hechos, el 16 de diciembre de 2005, fue víctima de una detención ilegal dirigida por el exmandatario, con el objeto de proteger a una red de explotación sexual de niñas.

El parte señala que alrededor de las 12:30, Lydia Cacho fue retenida por policías judiciales de Puebla en Cancún, quienes la trasladaron por tierra hasta la ciudad de Puebla bajo órdenes del “gober precioso”, fue detenida por los supuestos delitos de difamación y calumnias, tras publicar su investigación periodística “Los Demonios del Edén”, donde denunció la red de pederastía encabezada por el empresario Jean Succar Kuri, protegido por el libanés Kamel Nacif Borge. 

Tras su detención, los policías se deshicieron de los elementos de la Agencia Federal de Investigación (AFI) hoy Policía Federal Ministerial (PFM), que el gobierno Federal había asignado para proteger a la periodista. Durante las 20 horas que duró el trayecto a Puebla, Cacho alude que fue víctima de tortura psicológica por parte de los judiciales que la escoltaban, quienes también amenazaron con abusar sexualmente de ella. 

Al llegar a Puebla, fue encerrada según su dicho, en un “calabozo inmundo” y la desnudaron para tomarle una fotografía junto a un cuarto “lleno de judiciales con una mampara transparente de por medio”, dijo: “Lo que se orquestó fue una orden de aprehensión artificial para tener la posibilidad de infringirme el mayor castigo posible; una especie de vendetta por haberme atrevido a hablar de los poderosos”. 

Recordemos, que a principios de 2006 se filtró una llamada entre Mario Marín y Kamel Nacif, celebrando la detención de la periodista y admitiendo que el arresto había sido orquestado por el entonces gobernador. Parte de la conversación: Marín: Quiúbole. Kamel: Mi gober precioso. Marín: Mi héroe, chingao. Kamel: No, tú eres el héroe de esta película, papá. Marín: Pues ya ayer le acabé de darle un pinche coscorrón a esa vieja cabrona, le dije que aquí en Puebla se respeta la ley y no hay impunidad y quien comete un delito se llama delincuente. Y que no se quiera hacer la víctima y no quiera estar aprovechando para hacerse publicidad, ya le mandé un mensaje, a ver cómo nos contesta. Pero es que nos ha estado jode y jode, así que se lleve su coscorrón y que aprendan otros y otras.

Luego, Nacif le agradece las atenciones, incluso le ofrece pagar con dos botellas de coñac. -Yo te hablé para darte las gracias. Sé que te metí en un problema pero…-Nombre, a mí me gustan esos temas. Coincido contigo en que, jijos de la chingada, en esos temas… digo… no somos santos, desde luego, pero si alguien tiene pruebas que las presente. Y si no que se calle la boca.

Nacif Borge, fue exhibido por proteger al pederasta Jean Succar Kuri, asociado con una red de pederastía, documentada por Cacho. En voz propia, Succar Kuri llegó a afirmar que le gustaba mantener relaciones sexuales con niñas de cinco años. Más de quince conversaciones fueron presentadas ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en abril de 2006. “Tráeme a una de trece años, pero que sea virgen ¿de Miami? Sí esa, para (palabras que describen crudamente violación infantil) ¿Cuánto? (se ríe)”. Al otro lado del teléfono el traficante de niñas responde: “Tres mil dólares mas los papeles…sí, una virgen pero que haga (descripción de violación infantil por dos adultos) como a ti te gusta papá”.

Tras publicarse el libro, Marín ofreció protección política a la red de explotación sexual que traficaba con niñas de entre 4 y 13 años, según la autora, las redes de protección llegaron hasta las más altas esferas de Palacio Nacional. Fue hasta 2019 cuando el gobierno de México reconoció que ese 16 de diciembre de 2005 los derechos humanos de la periodista fueron violentados. En abril del año antepasado, el primer Tribunal Unitario en Quintana Roo liberó una orden de aprehensión contra el exgobernador Mario Marín, el empresario José Kamel Nacif y el exsubsecretario de Seguridad Pública de Puebla, Hugo Adolfo Karam Beltrán.

Durante el proceso, ya en la administración de la 4T, Lydia Cacho calificó al titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, de mentiroso y aseguró que la ubicación del empresario Kamel Nacif fue proporcionada por ella, no por la autoridad, quien había anunciado la localización con bombo y platillo. A través de su cuenta de Twitter, acusó al fiscal de “haber roto el sigilo de mi caso y con ello ayudar a mi torturador y tratante de niñas a escapar de su escondite.. Miente Gertz Manero Kamel Nacif fue ubicado por mí y la FGR confirmó su ubicación hace un año. NO ha sido arrestado”, escribió.

Datos revelan que 2020 fue un año sanguinario y violento para los niños y niñas de México, abuso sexual, abandono, golpes, homicidio y secuestro, que durante la pandemia se incrementaron sin precedentes. Así también, los feminicidios infantiles crecieron 13% en los últimos dos años, Juan Martín Pérez García, Director Ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) lo confirma. El maltrato se incrementó, entre 2015 y septiembre de 2020, fueron registradas 82,766 lesiones contra la población de 0 a 17 años en el país (31,077 mujeres y 51,689 hombres).

Las entidades que registran el mayor número de víctimas son: EdoMex (18,479), Guanajuato (9,749), Jalisco (6,514) y Nuevo León (5,462); en estas entidades, más de la mitad de las víctimas, son niños o adolescentes varones.

El Centro Internacional para Niños Desaparecidos y Explotados (NCMEC) señalan que las redes de trata infantil circulan libremente por el ciberespacio, entre los meses de enero y septiembre de 2020 se registraron 30 mil 236 informes sobre solicitudes sexuales de niños por Internet, a cifra representa un aumento de 98.66 por ciento respecto al mismo periodo de 2019. Revela cómo la pandemia representa una oportunidad para los depredadores para atraer a niños y niñas sin supervisión de sus padres o de algún adulto. 

Estas bandas criminales operan abiertamente en las redes sociales, se encuentran registradas bajo diversos nombres, diferentes estilos y con otros tipos de imágenes en su perfil con las que incluso pueden pasar desapercibidas. Sin embargo, todas tienen en común su relación con las iniciales “cp” (CP) o “c.p.”, según las agencias de inteligencia internacionales como INTERPOL, el FBI y la EUROPOL (e incluso la ONU), así como las policías cibernéticas de cada país y las propias compañías tecnológicas han detectado que la utilización de estas siglas funcionan como contraseñas en los grupos de pedofilia y pederastia que se mueven en la internet para identificarse y encontrar material con contenido de abuso sexual, más conocido como “Child Porn” (CP) o pornografía infantil.

Los menores son el sector más vulnerable, padecen las fobias, las malas decisiones, los complejos, los apuros económicos, desempleo, adicciones y patrones de abuso de los padres, hoy agudizados por la pandemia. Por ello, urge que la 4T y los gobiernos locales, en vez de ocupar sus administraciones en estelarizar series electoreras de persecución y golpeteo político, manejo alevoso de vacunas COVID y/o de programas sociales, entre otros temas, TODO por ganar las elecciones de junio próximo. Mejor ocupen su tiempo para trabajar en pro de lo que verdaderamente importa y que por desgracia, se tiene en el olvido, la NIÑEZ. Sumemos voces.