Opinion

Pistolas con balas de goma, mala broma

.

GPS / Columna

miércoles, 12 enero 2022 | 05:00

- Hasta los que no trabajaron presumen logro

- Klifer y los jugosos contratos de abogados

- A esperar bajo el frío gélido de enero

Acabamos de presenciar una intervención de más de una decena de sujetos, según la información proporcionada, la mayoría de ellos menores de edad, armados hasta los dientes, que asaltaron en la más completa impunidad la caseta del Libramiento Oriente, llevándose de botín lo que había en esos momentos en caja.

No era mucho el dinero en términos de los ingresos mensuales o anuales de la caseta, o de las casetas a nivel estatal, es una minucia. La cuestión es el atrevimiento del asalto, en lo que se supone son áreas estratégicas.

Con ese poder de fuego simplemente aplastaron cualquier resistencia de los guardias de la caseta y desaparecieron sin dejar rastro.

La sierra convertida en un polvorín, con amplias zonas en franco problema de seguridad, la carretera Jiménez-Parral, la zona de Nuevo Casas Grandes, Madera. Las ciudades de Chihuahua y Juárez, con promedios de homicidios que no son los mismos de hace 10 años, pero siguen siendo preocupantes. En promedio casi 200 asesinatos al mes a nivel estatal, con Chihuahua en los primeros lugares a nivel nacional.

De ese tamaño es el reto de los cuerpos policiacos, como para salir con la idea, -no expresa obviamente-, aun y cuando sea de manera sarcástica, del uso de pistolas no letales, con balas de goma. Es mucho más delicada la publicación cuando proviene del responsable de la Seguridad Estatal, Gilberto Loya.

La publicación (captura en versión digital de GPS) va precedida de un emoticón de esos que se supone deberían parecer graciosos, pero no lo son. El arma no letal asemeja una pistola de verdad, fabricada por la compañía Byrna, y que en algunos lugares de Estados Unidos estaría siendo utilizada por cuerpos policiacos.

El uso de esas armas tiene más contras que pros en condiciones de inseguridad como las que vive Chihuahua y el resto del país. ¿En que estaría pensando el referido funcionario al hacer una publicación de esta naturaleza? No lo sabemos.

***

Con los resultados dados a conocer el día 10 de enero, es prácticamente un hecho que se cumple con las firmas requeridas para la convocatoria a la revocación de mandato. Solo que prospere algún recurso adicional de esos interpuestos ya sea en sede de la Suprema Corte, en Tribunal Electoral o en INE, es un hecho la consulta, al menos por el momento.

Incluso Chihuahua ya rebasó las 85 mil firmas exigidas por la ley, apenitas, más lo que se acumule estos días. Tendrá algunos miles de votos de colchón, que son buenos, porque ya pasaron por dos revisiones. Saltan de gusto los operadores actuantes de la 4T, los que realmente trabajaron, y los que no también. Todo mundo se va a colgar medallas.

Es temprano para cantar victoria, aún hay pendientes por brincar. Los recursos irresueltos tienen que ver con la constitucionalidad de la revocación, con base en la minucia de que el actual presidente de la República fue electo por seis años y la ley es posterior, con base en el principio de irretroactividad, por ejemplo. Esa es una espada de doble filo, que en este momento se regresa a los promotores de la consulta.

En el INE irán los partidos por acreditar la intervención de Morena y funcionarios de gobierno en la recolección de firmas, así como la simulación de una revocación por “ratificación”, aspecto que se encuentra por demás sustentado en imágenes que están muy vistas en redes sociales y medios de comunicación. No van a batallar mucho para hacerlo.

Y finalmente el tema del presupuesto, que es un candado del tamaño del mundo, porque la ley exige la misma parafernalia antifraude que establece la norma electoral, con casillas en el total de secciones y los cuidados inherentes a una elección constitucional. Ninguno de esos requisitos es negociable por ley, por ser demasiado obvio. El asunto entonces apenas se pone intenso.

***

Nos hicieron llegar un acuerdo firmado en 2017 para que el despacho jurídico de Jorge Espinoza Cortés analizara la vía o procedimiento para dar por concluidos los contratos con varias empresas, entre ellas Lifer del Norte.

Textual establece el documento como objeto del mismo, la prestación de “servicios jurídicos relativos a la implementación de los procedimientos administrativos para dar por terminadas las concesiones y/o contratos administrativos celebrados por el municipio de Chihuahua”.

Las empresas sometidas a la referida conclusión de contratos son Marketing exterior, Ancho, Comercial automotor, Aseo urbano Estrada, Dipacsa mantenimientos y servicios, Jesús de las Casas Cadena, Lifer del Norte, y Aseo Urbano de Chihuahua.

Se pagaron en aquel entonces como 600 mil pesotes, unos 60 mil mensuales, más 80 mil de anticipo, para la referida encomienda jurídica, que no sabemos en qué quedó. O más bien dicho, sí lo sabemos, en lo particular, la empresa, también identificada como Klifer, sigue prestando los servicios de manera pésima y con severos conflictos laborales. Jamás se rescindió contrato alguno.

El tema viene a colación obligada porque se volvió a presentar un paro de labores con afectación a una decena de colonias de esta ciudad.

Ha sido ajonjolí de todos los moles esa suspensión de labores por incumplimiento de la empresa en las condiciones mínimas que exige la Ley Laboral, como prestaciones indispensables y exigencias de seguridad. El colmo, ni aguinaldo le dieron a sus trabajadores.

La empresa sigue como si nada violentando el contrato y las leyes. No vemos por ningún lado cumplimiento alguno del acuerdo firmado con el abogado Espinoza, pero sí lo vimos en primer nivel de la anterior administración estatal, donde fungió como consejero jurídico estatal, en sustitución de Maclovio Herrera. Espinoza dejó la víbora chillando en la capital y se enganchó a la nómina del corralato.

Klifer es y seguirá siendo un dolor de cabeza para la administración municipal de Chihuahua y de aquellos municipios que han caído en sus garras. Y sus contratos siguen tan firmes como nunca.

***

Muy lejos de ser casualidad que las oficinas públicas estén adoptando medidas radicales casi de semáforo en rojo. Hay brotes por doquier.

Hablábamos por ejemplo de tribunales, pues supimos de uno más, el Federal de Justicia Administrativa. Sólo dejan entrar a una persona por trámite a las instalaciones, el resto debe esperar afuera, sin importar la onda gélida que desde hace unos días se dejó sentir. El miedo no anda en burro.

Tienen el pulso de los casos presentados, siete mil 645 positivos en 14 días en la entidad, unos 500 diarios en promedio, los primeros tres días de esta semana con mil diarios. Ayer bajó a doscientos, pero sólo es un indicador que con poca seriedad puede verse. La danza estadística del seguimiento a Covid es caprichosa a más no poder.

En esos 14 días, 953 personas fueron atendidas en intubación, un promedio de 68 diarias. El dato debe llamar a la reflexión por la seriedad del momento que la pandemia atraviesa en nuestra entidad. Una catorcena de días con 187 defunciones, trece diarias, con tasa de contagio activo por cada cien mil habitantes de 130, es de valorarse con toda la seriedad.

Estamos muy lejos de ser alarmistas. Con las personas volcadas en las calles buscando una prueba, lo más sensato es atender la indicación de salud, atender como Covid cuando existan síntomas y cuidar la oxigenación al máximo mediante un esquema de cuidado en casa, para no colapsar el sistema de salud.