Opinion
Periscopio

Plataformas digitales y redes sociales

.

Armando Sepúlveda Sáenz

sábado, 13 febrero 2021 | 05:00

En números redondos más de 3,500 millones de usuarios están incorporados a redes sociales. Son con mucho, el principal medio de intercambio de información relevante para los participantes. Las plataformas están en constante desarrollo de modo que los servicios que ofertan suman continuamente nuevas facetas (funcionalidades).   Es evidente que para los políticos representan un extraordinario valor político como pronto lo descubrió Trump, para alimentar las posiciones extremas en materia de políticas públicas con orientación ideológica y de manipulación de masas.  Los iniciales pronunciamientos del presidente López Obrador, respecto de las redes ante la presunción de censura, su valedor en el Senado, el Dr. Monreal y legislador, emprendió la formulación de una Iniciativa con proyecto de Decreto por el que se REFORMAN y ADICIONAN diversas disposiciones de la Ley Federal de Telecomunicaciones. Ante el retroceso del Presidente en sus posturas ante el tema, no tenemos manera de saber la suerte de la iniciativa o de su contenido, ya que la promoción de ésta, la suspendió el Dr. Monreal. Entonces, hacer observaciones sobre ella resulta infructuoso. Sin embargo, es procedente brindar algunos elementos de juicio a quienes son usuarios de las redes sociales. 

Las plataformas digitales que posibilitan la comunicación personal o de redes sociales ---no orientadas al mercado---, y sus usuarios usan el espectro radio eléctrico libremente. No son objeto de concesión.   Por otra parte, los usuarios de redes sociales nos involucramos en ellas de modo empírico y asumimos como hechos percepciones incorrectas. Por ejemplo, que el Internet es lo mismo que Web o WWW (World Wide Web), 'red informática mundial'. Este es uno de los sistemas distribuidos de gestión de información que usan Internet o la red mundial para la transmisión de datos. La web (www) usa el protocolo HTTP, siglas para Hypertext Transfer Protocol, para transmitir datos por Internet, como es el caso de las páginas web. El World Wide Web es el sistema más famoso de todos los que circulan por la Internet y es por ello que tendemos a confundir un componente con la totalidad de los sistemas. En la actualidad son varios los sistemas que se distinguen por sus protocolos.

Por otra parte, se cae en la confusión de las plataformas en el macrosistema de la Internet, con los usuarios de ésta a través de Internet, como si ambos subsistemas fueran una y la misma unidad. Aunque, son pocos los que saben distinguir entre el concepto de “redes sociales” y el de “plataformas digitales”. La mayoría de los usuarios creemos, al menos cuando nos iniciamos en su uso, que Facebook, Twitter o Instagram son “redes sociales”, cuando en realidad son “plataformas digitales”, que posibilitan la conformación de redes sociales.

Una “red social” es la unión de varias personas que actúan como nodos de comunicación y generan conexiones al compartir información. Imagínense una tela de araña virtual en la que cada punto de unión entre un hilo y otro es una persona. A través de esos hilos se comparte la información que les es común, y de interés, a la comunidad. En resumen, una red social es el tejido virtual que se va formando en el ciberespacio, cuando varias personas forman parte de una plataforma digital y de un grupo dentro de esta.

Pero entonces… ¿Qué son Facebook, Twitter o Instagram? Son “plataformas digitales” que facilitan la conexión y el cruce de información entre las personas que forman una red social. Son el instrumento material para que la red pueda funcionar; y cada usuario se vale de ellas, de forma gratuita o por medio de pago, para lograr objetivos específicos.

Coloquialmente, cuando la gente menciona la frase “redes sociales”, en realidad lo hace para referirse a su presencia en plataformas digitales como Facebook, Twitter e Instagram, lo que nos pone en red.

Las redes sociales, por su naturaleza, tienen ciertas características que además nos ayudan a definirlas. Veamos a continuación algunas de ellas, para esclarecer este tema: 1) Estructura y Fenómeno sociales. Es una estructura unida al contexto social, eso la hace dinámica y con una estructura plástica, que va transformándose conforme a los fenómenos que van ocurriendo dentro de ella. Compuesta por un conjunto de actores (individuos u organizaciones). Las redes sociales están compuestas por individuos y organizaciones diferentes, cada uno de estos elementos realiza aportes a la comunidad que la hacen convertirse en un “actor” de la misma. 2) Se generan lazos interpersonales. El pertenecer a esta comunidad nos permite generar vínculos con otras personas que poseen intereses afines a los nuestros. 3) Tienen puntos de vista comunes. Comparten información. Pertenecer a una red social es como ingresar a una congregación o cofradía. Los individuos siempre buscarán relacionarse y compartir información con aquellos con los que comparten valores, juicios o sentimientos comunes. 4) Se construye a sí misma. No hay restricciones más que el contenido compartido que se constituye en urdimbre de ellas.  5) No existe una persona que funja como dirigente u oriente su crecimiento y masificación. La magnitud y éxito que alcanzan ocurre en función de los individuos que se incorporan a ella. 6) Representaciones útiles en muchos órdenes de nuestras vidas. Hace diez o quince años, no imaginábamos que el espacio político estaría saturado de mensajes de contenido político o ideológico --- principalmente como proselitismo religioso---. 7) Se valen de las plataformas digitales. Evidentemente, sin las plataformas digitales que soporten a la comunidad, la red social no podría conformarse.

Las plataformas digitales, implican inversiones físicas y creación y desarrollo informático. Para ello se constituyen como empresas de servicios en algún país y prestan sus servicios en todo el orbe. En México estarían sujetas al derecho mercantil. Sus servicios los prestan a través de la Web, mediante protocolos especiales para este componente de la Internet.

Las redes sociales son en última instancia comunidades conformadas por individuos. Los responsables de los mensajes, documentos, imágenes, sonidos, entre otros, son los individuos que los emiten y propalan. Como sujetos de derecho, se aplican las mismas disposiciones que a cualquier mexicano. Son agrupaciones informales. Pero que en afán de concretar sus ideales y objetivos pueden devenir en agrupamientos de impacto social, positivo o negativo. Recuérdese la primavera árabe o la lucha libertaria en Hong Kong o destructivas de las instituciones democráticas como el 6 de enero en Washington. Si se desea regular las redes sociales sería menester modificar el marco jurídico de los derechos humanos y las libertades fundamentales.