Opinion

Preparan rojo despintado

.

GPS / Columna

martes, 20 abril 2021 | 05:00

-Anda Bonilla tras nuevo relleno sanitario

-Ahora geolocalización en Apps bancarias

-Hay que dar manotazos para ser atendido

Es innecesario defender una autonomía del Consejo Estatal de Salud, cuando sabemos por boca del gobernador que viene a la brevedad un naranja con tonalidad a rojo pálido, decidido antes de la supuesta reunión convocada de manera urgente.

Muy lejos de ser verdad que dicho órgano sea un auténtico retén a los caprichos de quien todavía gobierna la entidad, porque se encuentra compuesto casi por funcionarios plegados a sus designios.

No hay una sola acta, una sola, que haya sido dada a conocer, mínima transparencia en tan delicado tema.

Ni los secretarios de Salud, Educación, Hacienda, Trabajo; el responsable del Ichisal y de los Servicios de Salud, o el representante del DIF, le van a llevar la contra. Son sus aplaudidores asiduos.

Hasta el coordinador de gabinete se ha dejado ver ahí sin tener vela en el entierro, porque no es integrante formal.

Es entonces un órgano de puros cuates.

Es más, ni siquiera el representante de los hospitales y clínicas privadas, en este caso Rodolfo Chávez, se va a oponer a las medidas.

Más le valiera hacer los anuncios desde su ronco pecho o el de “El Higadito” Eduardo Fernández, flamante secretario de Salud, sin tanta retórica mareadora como la usada ayer en su rueda de prensa en Juárez.

Se trata de evadir responsabilidad hasta en eso, cuando el consejo legalmente es únicamente de carácter consultivo.

La Ley General de Salud tiene muy claras sus facultades.

Pero eso sí, fiel a las actitudes teatrales, se negó el mandatario a adelantar las medidas, que ya están delineadas.

Dijo que no vamos al rojo, que se va a un naranja más rígido, pero que los súper cierres han dado resultados.

Esas son las vísperas de lo que espera, reducir la movilidad de manera drástica como solución ante la ausencia de programas paliativos, como apoyos a los héroes de la salud o al sector económico.

Cero anuncio de programas de ayuda para los micro y pequeños empresarios, y para las cientos de personas que se están quedando sin empleo.

Prueba de la depauperada condición financiera del Estado es que se está equipando con puras donaciones.

Ayer fue el caso. Equipo e insumos que una empresa donó por miles, porque ellos, en la administración estatal, se han quedado sin un solo peso para atender una emergencia sanitaria que amenaza con recrudecer por el mal manejo.

***

En privado, un grupo de vecinos de varios fraccionamientos cercanos al relleno sanitario se reunieron con el candidato del PAN a la Presidencia Municipal, Marco Bonilla Mendoza.

Llevaron las quejas que durante meses han externado y que han servido de bandera política a varios candidatos, que no desaprovechan cualquier oportunidad para ofrecer hasta las perlas de la virgen en la búsqueda de unos cuantos votos.

Muy fundados los reclamos, dada la contaminación del aire y el crecimiento urbano que prácticamente ya rodea al viejo relleno. 

Obviamente pidieron respuestas concretas, pues además la infraestructura para el confinamiento de los desechos de la ciudad ya está rebasada.

La misma autoridad municipal les da la razón a quienes reclaman, pues la ciudad ha crecido hacia el rumbo donde se encuentra el relleno, al que sin duda le hace falta reemplazo urgente dado que su estimado de vida útil es de apenas cuatro años.

Pues bien, tras argumentar sobre el problema y las alternativas de solución, los vecinos salieron entusiasmados de la junta con Bonilla Mendoza. Trascendió del encuentro que la propuesta fue recogida con la sensibilidad que ha mostrado el abanderado.

Esto quiere decir que cuando la ley electoral lo permita, el aspirante albiazul dejará plasmado el compromiso en papel y ante notario, porque las palabras se las lleva el viento.

Habría nuevo relleno sanitario para Chihuahua capital, al fin. Todo apunta que por ahí será el compromiso, que obviamente se publicitará en el momento oportuno, porque la campaña oficialmente todavía no comienza.

***

Hay una circular del Banco de México que obliga a los bancos para que las Apps de servicios bancarios digitales arrojen la geolocalización de los usuarios.

Así como se escucha. El cuentahabiente que no desee autorizar la geolocalización, no podrá utilizar la banca electrónica.

Se trata de una decisión calientita que acaba de entrar en vigor, que busca combatir la delincuencia, pero que tiene un aroma inconfundible a medida dictatorial.

Si ya de por sí existe gran inconformidad por la obligación de proporcionar datos biométricos a las empresas de telefonía celular, la nueva medida hizo poca gracia, porque cada día se cierra más el corralito de la vigilancia estatal sobre el ciudadano.

Es una exageración, sobre todo cuando el uso del teléfono celular implica automáticamente la geolocalización, que por ley debe estar a disposición de la autoridad judicial para cualquier investigación.

Se ve entonces como un innecesario maltrato.

***

La semana pasada hubo grilla en la UACH por la invitación de Maru Campos a dar una charla a los estudiantes en el Seminario Electoral Permanente organizado por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

Se quiso generar la imagen de que había una línea de entrar de lleno a apoyar a la candidata del PAN, pero nada más lejos de la realidad.

Si bien Maru se presentó ayer en punto de las once am en un Facebook con más de 300 asistentes, hoy estará Juan Carlos Loera y el jueves le tocará el turno a Alfredo Lozoya.

Ya se está generando la agenda para que el resto de los candidatos al gobierno del Estado desfilen vía redes sociales con los estudiantes de Ciencias de la Comunicación, Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales.

Maru prefirió estar presente desde el pódium del auditorio de Ciencias Políticas en Juárez, dio su mensaje, contestó algunas preguntas y sin más cumplió con el compromiso de llevar su mensaje a los universitarios.

***

En Pensiones Civiles del Estado, el que traga más saliva come más pinole. Hay una especie de orden hacia los médicos familiares para que impidan a toda costa los pases para especialista o para realización de estudios de laboratorio.

El pretexto, como anillo al dedo, es el Covid, pero resulta que las instalaciones lucen vacías. Así como se escucha.

Parecería que los consultorios, laboratorio o farmacia están a reventar, pero no es cierto. Algunos asiduos lectores de GPS así lo han señalado.

Luce más desierto que el Sahara.

Luego entonces el Covid es extraordinario pretexto para disimular que lo que no hay son recursos para pagar a los médicos particulares que prestan auxilio a los derechohabientes de pensiones.

Pero eso sí, si alguien se pone al brinco, inmediatamente lo canalizan. Hay varios casos como esos, de burócratas que ya se cansaron de esperar para ser atendidos en sus padecimientos ordinarios, y que han decidido alzar la voz, por los riesgos en que se encuentra su salud.

Nos dicen que no sólo es odontología, sino todas las especialidades, en una especie de huelga de brazos caídos, donde el perjudicado es el trabajador y su familia.