Opinion

'Primero las pobres'

A Víctor Valencia de los Santos e Iskra Aguilar Gil, amigos, chihuahuenses ejemplares

Teporaca Romero del Hierro

domingo, 22 noviembre 2020 | 05:00

La trata, crimen organizado trasnacional, que opera sin pudor bajo las siglas del dolor y el silencio de las víctimas y la impunidad institucional, no conoce fronteras, raza, edad, estatus económico, académico, político, religioso y cultural, a pesar de las restricciones sanitarias por Covid-19 los índices delictivos repuntaron. Hasta ahora, cerca de 22 millones de personas en el mundo son víctimas de dicho delito, y la cuenta parece no agotarse, datos de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) señalan que las mujeres y niñas son las más vulnerables, sólo una de cada 100 es rescatada. 

¿Cuánto vale la Trata de Personas? Estudios revelan que desde el punto de vista de las finanzas ilegales, en donde se ubican negocios como el contrabando de armas, la producción y tráfico de drogas y el secuestro, la Trata de Personas con fines de explotación sexual deja ganancias exorbitantes. Hasta 2018, la UNODC estimaba que 2.5 millones de personas eran víctimas de Trata de Personas en el mundo, explotación sexuales, junto con la explotación laboral (particularmente recluta migrantes), servidumbre o mendicidad, cuatro de las modalidades más frecuentes de las 11 existentes. 

La Trata produce ganancias estimadas en más de 32 mil millones de dólares al año. Desde 1999, cuando se instauró la Conferencia Mundial de la Coalición Contra el Tráfico de Personas en coordinación con la Conferencia de Mujeres, en Dhaka, Bangladesh, se indicaba la vulnerabilidad concentrada en género y grupo etario. A más de 20 años, los rostros siguen siendo los mismos.

En México, al igual que el resto del mundo, las mujeres y niñas son las más afectadas por este crimen, donde no sólo padecemos los estragos de la Trata de Personas, sino que es identificado a nivel internacional como lugar de origen, tránsito y destino del 70 al 85% de los casos identificados posteriormente en Estados Unidos. En cifras nacionales, la Línea Nacional contra la Trata de Personas, gestionada por el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México, identificó de enero a septiembre de este año 70 casos. De esos, el 67% corresponden a prostitución ajena u otras formas de explotación sexual y el 94% de las víctimas son niñas o mujeres.

La trata, en materia de recaudación criminal se ubica solo detrás del narcotráfico y el tráfico de armas; por ejemplo, en Tlaxcala, según trabajos de investigación periodística, el mercado negro se disparó por la crisis sanitaria, se venden niñas por 10 mil pesos, se intercambian por terrenos, ganado, consolas de videojuegos. La trata es una de las tantas formas de violencia de género, que afecta particularmente a mujeres y niñas, quienes constituyen el 99% de las víctimas en la industria sexual comercial y el 58% de las personas tratadas en otros sectores. Expertos señalan que la marginación y pobreza, la discriminación, la violencia intrafamiliar, las relaciones de dominación y subordinación culturalmente aceptadas son elementos que propician al fortalecimiento de dicho delito, es decir, a las víctimas se les engancha de forma naturalizada.

El Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México, en el Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas, reveló que de enero a septiembre del presente año, de los reportes recibidos, el 63% corresponde a la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual y el 94% de las víctimas son niñas o mujeres. Salvador Guerrero Chiprés, presidente del Consejo Ciudadano, dijo: “en el delito de trata de personas existe una cifra negra de más del 90%, ya que sólo se denuncia uno de cada 100 casos, por lo que es importante que la víctima busque ayuda y darle seguimiento al delito”. 

Como señalamos en colaboraciones anteriores, las principales formas de engaño de explotación sexual que han podido detectarse durante el confinamiento de la pandemia, son ofertas de trabajo engañosas que se dan no sólo de persona a persona sino a través de las redes sociales, el enamoramiento, y las promesas de ayuda. 

¿Cómo llegan las víctimas a ser prostituidas y explotadas sexualmente? El Consejo Ciudadano revela que en porcentaje de enero a septiembre de 2020: El 39% fue enamorada; al 34% les ofrecieron empleo; al 13% les prometieron ayuda; un 6% fueron privadas de su libertad o les ofrecieron algún tipo de sustancia nociva (drogas). Al 3% las obligan a pagar alguna deuda. En el rubro, relación con quienes obligan a ejercer: El 42% de las víctimas eran empleados; el 33% eran conocidos; un 16% eran parejas; el 7% por ciento eran familiares. De esta última cifra, el 32% de estas víctimas tenían entre 18 a 31 años, y el 18% eran menores de edad. ¿Dónde ocurren los actos? los principales lugares en donde ocurre la explotación sexual son: casas, hoteles, bares, restaurantes y páginas web de pornografía. 

En Chihuahua, hace poco, aprendieron a una red de trata infantil, los drogaban y extorsionaban para reclutar más víctimas. Según el parte policiaco, Jaime Avelino “N”, alias Hugo Martínez, creó el Club del Pollo donde organizaba encuentros de niños con pederastas, fotografiaba y explotaba a los menores desde 2014.

Tras dos años de investigación continua, la Fiscalía Especializada de la Mujer, ejecutó una orden de arresto, fue presentado ante un Tribunal de Control donde se le formuló imputación por el delito de trata de personas con penalidad agravada en la modalidad de producción, almacenamiento, comercialización y/o distribución de materiales con contenidos sexuales contra menores de entre ocho a 17 años. Como parte de las indagatorias, dicha Unidad ejecutó una orden de cateo en el domicilio ubicado en la calle 5 de Mayo, en la colonia Villa Juárez de esta ciudad capital, lugar donde operaba.

Los hechos establecen que el victimario por seis años, almacenó en dispositivos tecnológicos y medios remotos de su propiedad, diversos videos y fotografías con contenido sexual explícito donde aparecen al menos tres víctimas menores de edad, sin embargo testigos refieren decenas.

Si eres víctima de trata, pide ayuda; si eres testigo, denuncia; erradicar la trata es tarea de todos, gobierno, medios de comunicación y sociedad trabajemos de la mano por endurecer las penas, fomentar la denuncia, desterrar la corrupción auspiciada y/o enquistada en los círculos de poder y mandos de seguridad pública. La impunidad nos hace cómplices, la indiferencia tolera el abuso y la explotación, de esto nadie se escapa. Para alcanzar una sociedad plena, la trata no se extingue tratando, esperemos que quienes contiendan por el Gobierno del Estado el próximo año, tomen el tema en su agenda de gobierno, que por años ha quedado en el olvido, al igual que muchos otros, como el de desaparición forzada, feminicidios y crímenes de periodistas. #Sin clientes no hay trata. Sumemos Voces de conciencia.

#Por la paridad en gubernaturas.