Opinion

Primero lo primero

.

Manuel Narváez Narváez

lunes, 07 noviembre 2022 | 05:00

El horno está quemando los bollos, pero la codicia por el poder sigue atizando al fuego.

Hasta el mediodía del domingo Ciudad Juárez ya contabilizaba 23 muertitos, atribuidos al crimen organizado. 

En Cuauhtémoc se aventaron 5 de un jalón la semana pasada; “ajustes de cuentas”, ya se la saben.

En la capital del estado la cuota semanal de ejecutados sigue en niveles de preocupación. 

Mientras la violencia en el estado es la gran señora, el Ejército y las fuerzas del orden estatal inhabilitaron una pista de aterrizaje y destruyeron un plantío de mota en Guachochi, y  ‘El Chueco’ continúa en fuga.

Como si la zozobra que genera la violencia no fuese suficiente, la clase política se encuentra –como siempre- en fuego cruzado por la intentona presidencial de aniquilar al INE.

En vez de estar buscando acuerdos para ver cuánto van a recuperar del PIB que genera el estado, porque la Federación como el gran gandalla que es, quiere quedárselo todo para mantener a su cada vez más voraz maquinaria electoral; los legisladores federales priorizan la cuestión electoral.

Faltan 8 días para que la cámara de diputados apruebe el Presupuesto de Egresos, y hasta hoy ningún legislador federal ha dicho cuántos recursos va a obtener para seguridad, salud y para reparar las carreteas en sus tramos federales.

Ah, pero eso sí, mientras Chihuahua sigue tiñéndose de sangre y los usuarios de las carreteras viviendo el peligro a diario de perder la vida en alguna carretera, a algún desesperado o INEcrupuloso  (a) se le ocurrió financiar y difundir una encuesta para ver cómo andan los que quieren irse de senadores en el 2024.

Todavía falta mucho para la contienda federal, pero a más de uno (a) ya se le cuecen las habas por figurar, artificialmente, claro está.

Ese es el problema con los que piensan en la próxima elección y no la siguiente generación. Hasta la “alturas de miras” que tanto les encanta mandibulear se arrastra de vergüenza por la incongruencia.

A quién carajos le interesa ahora cuáles son los perfiles, inducidos descaradamente, por cierto, para contender por cada partido al Senado de la República en el 2024.

Lo que nos preocupa es la espiral de violencia que no cesa en el país, donde Chihuahua se mantiene cerca de la cima; sin embargo, a los calenturientos por un escaño en el Senado eso no les interesa y están más enfocados en asegurar la liana, en vez de honrar el cargo que le fue conferido, por invitación ejecutiva o por elección popular.

Desconocemos qué destino vaya a tener el INE después del 15 de diciembre, pero de que el ejecutivo federal quiere controlar la elección de la sucesión presidencial y todos los cargos públicos en juego, incluida la renovación total del senado de la república, no existe la menor duda.

Por los resultados de la mentada encuesta de Massive Caller, Morena aventaja con 39.1% de las preferencias, seguido por el PAN con 27.9% y muy rezagado en el tercer lugar el PRI, con el 10.1%. Ahí va diciendo quién pompo encuestita, quién pompo.

Esta fotografía del momento, como dicen los grillos, contrasta con los altos índices de violencia que se vive en la entidad por delitos del fuero federal, del desprecio de la Federación para arreglar los tramos carreteros de su incumbencia y con el castigo para recortar, todavía más, los recursos públicos que nos pertenecen.

El debate parlamentario centrarse en recuperar los recursos que nos pertenecen y defender la autonomía del INE. 

No hay de otra, ¿están con Chihuahua o están en contra?

Es cuanto

P.D. Cuando se les cierre el cogote por tantas mentiras, no dirán ni pío.