Opinion

¿Qué pasará con Lucha?... nada, seguirá mandando en el Poder Judicial

.

Nicolás Juárez Caraveo
sábado, 06 abril 2019 | 19:39

Ha pasado más de una semana de la denuncia del "cochinero" en la elección de jueces y magistrados en el Tribunal Superior de Justicia en Chihuahua y simplemente no ha pasado nada, y como dijo "don Teofilito", ni pasará, es claro que se ha optado por la izquierda, por apoyar a Luz Estela Castro.

La decisión del jefe del Ejecutivo ha quedado en manifiesto desde hace mucho tiempo; se siente más cómodo con sus amigos de la izquierda, con quien ha compartido fracasos y ahora los triunfos, y esta denuncia no pasará... al menos mientras Javier Corral siga en el poder.

Se pudiera hacer un relato de las múltiples ocasiones del apoyo irrestricto entre ambos personajes, y una muestra ha sido la forma cómo llegó Lucha como consejera de la Judicatura, y así como llegó la sostendrá.

En su cuenta personal de Facebook, el gobernador Javier Corral Jurado publicó el pasado 26 de mayo del 2017 un texto de Lucha Castro, luego de que reconoce que la designó Consejera de la Judicatura Estatal, asegurando que "cumple con los requisitos legales y la capacidad e idoneidad para el cargo".

Ante los hechos que se denuncian vale la pena analizar ese mensaje de apoyo, en la crisis de credibilidad y opacidad que marcan hoy al Poder Judicial y queda en el aire la afirmación de la misma Lucha Castro en el texto en mención, que decía a los cuatro vientos que "la creación del Consejo de la Judicatura es un anhelo y una exigencia de las organizaciones de la sociedad civil, ante un Poder Judicial tradicionalmente opaco, sumido en el descrédito y falta de rendición de cuentas".

Textualmente afirmó que era urgente un Poder Judicial que "rompa los pactos de impunidad", así que atrás quedó su compromiso de trabajar por recuperar la credibilidad del Poder Judicial, porque de entrada lo menos que ha mostrado es independencia con quien la puso en ese puesto y la credibilidad del Tribunal Superior de Justicia se encuentra por los suelos.

Se pudiera alegar que es natural que responda a quien le entregó su confianza, si así fuera el caso, entonces sería conveniente que se aclarara su intromisión en la elección de jueces y magistrado hoy en duda, y con ello limpiar su nombre y desde luego del mismo gobernador.

Ese tráfico de influencias y favoritismos que se señaló no se lograron desterrar, sólo cambiaron de color y padrinazgos, mientras que la transparencia del proceso brilla por su ausencia, una transparencia que se exigía y hoy no se cumple.

Por último en el análisis de esa reflexión compartida por el gobernador vale la pena rescatar el compromiso que hizo Lucha: "Un C. de la J. debe ser transparente de los procesos de selección y permanencia de jueces / juezas, Magistrados/ Magistradas, que serán públicos, transparentes, con participación ciudadana y que nos garanticen la impartición de justicia con nivel de excelencia...", palabras, sólo palabras porque la denuncia y los hechos muestran otra realidad.

Tras la denuncia que realizó el consejero Joaquin Sotelo Mesta en la selección de jueces y magistrados, ahora trascendió la supuesta venta de algunas plazas, que según los denunciantes se pagaron 500 mil pesos por una plaza de juez y 3 millones para magistrado, una acusación muy grave que se debe demostrar y claro castigar.

Ambas acusaciones por sí solas son muy graves, y la consejera Luz Estela Casto debiera reconsiderar su posición y en lugar de esconderse en las cómodas oficinas del edificio judicial sería conveniente se separara de su cargo mientras se realiza la investigación, así como lo exigió en su momento que se realizara a otros actores en problemas.

El poco tiempo que que ha disfrutado del poder en el tribunal muestra que no se detiene ante nada, como aquella ocasión en que fue divulgado un mensaje en el cual reconoció al gobernador Javier Corral como su "jefe" al momento de reprochar a la ahora exdiputada panista, Nadia Siqueiros, de no apoyar los esfuerzos del Ejecutivo, eso le valió a Nadia Siqueiros perder la posibilidad de reelección.

En el Poder Judicial ha hecho lo que quiere, sólo sus deseos se cumplen, son cientos de anécdotas que constantan que ejerce el poder sin freno, sin "llenadera", y esta denuncia trata al menos de poner un control, pero como se dijo al principio poco ha logrado, sólo acrecentar más el rencor y en su momento la venganza en contra de quien no piensa como ella.

¿Dónde quedaron las y los derechohumanistas que han defendido a ultranza a Lucha Castro?, porque hoy sin duda requiere parque, mucho parque para salir de esta crisis de credibilidad.

Y si me apuran mucho, claro que Lucha Castro también meterá las manos en la designación de la nueva presidenta de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, ¿qué acaso el Poder no es para poder?...