Opinion

Reforma Educativa y día del Maestro

.

Verónica Villegas Garza
miércoles, 15 mayo 2019 | 05:00

Una gran felicitación a la Maestra Norma Gutiérrez González, maestra de muchas generaciones de chihuahuenses, autora de libros dedicados a la formación de jóvenes y editorialista y forjadora de opinión con años de trayectoria y a quien el día de hoy se coloca su nombre en la rotonda de maestros y maestras ilustres. 

Honor a quien honor merece 

Le día de ayer se dio en el Congreso del Estado, la aprobación a la reforma educativa que en días pasados se había aprobado a nivel federal, esta aprobación se suma a la que hicieron otros estados como el de Hidalgo, Tlaxcala, Chiapas, Tabasco o Zacatecas y así, hasta lograr superar el numero de 17 para que legalmente pueda ser promulgada como reforma constitucional por el Poder Ejecutivo y entrar en vigor. 

La historia educativa nacional es muy clara, la constante es el cambio en esta materia y no podría ser de otra forma si la educación debe de ir evolucionando conforme evolucionan los pueblos y sociedades, es decir, el México del 2019, no es mismo de 1990, ni siquiera el México del año 2000 y no lo es precisamente porque, nos demos cuenta o no, la sociedad evoluciona cada vez de forma más acelerada, lo que hace 5 años era aplicable hoy deja de serlo. El sistema educativo que durante siglos perduró como vigente tuvo que dar paso al sistema de la ilustración y luego al positivismo académico y con mayor rapidez porque la sociedad avanza a ese ritmo y luego al humanismo y durante el siglo veinte el cambio de sistema educativo fue lo único que no tuvo variación. 

Para entender la Reforma Educativa, habrá que retomar lo que son sus puntos principales y también sus diferencias con la reforma educativa del sexenio anterior, entre ellas el cambio no sólo de nombre sino de funciones y estrategias de lo que se conocía como Instituto Nacional para la Evaluación Educativa (INEE) ahora denominado Centro Nacional para la Revalorización del Magisterio y Mejora continua de la Educación. El anterior organismo tuvo como tarea fundamental evaluar la calidad, desempeño y resultados de los docentes a nivel preescolar, primaria, secundaria y media superior, con esta reforma al nuevo organismo se le dotara de funciones y facultades más amplias que el anterior, es decir, ahora se pretende evaluar para mejorar y no evaluar para castigar; citando las palabras del Secretario Moctezuma: "Lo que queremos es un mejor organismo que en primer lugar cuente con la participación de todos los actores educativos, se puede evaluar de forma más abierta al sector educativo incluyendo a las autoridades". 

Se hace un reconocimiento y se reivindica la labor de los docentes que trabajan diario en el  aula, son ellos los que de primera fuente conocen de las necesidades en materia educativa, son los que están frente a grupo y se ensucian las manos con el gis y no los “expertos” que jamás han pisado el salón de clase, junto con esta reivindicación de la labor docente se pretende como acción prioritaria el fortalecimiento de las escuelas normales para la actualización de métodos de enseñanza y mejorar la calidad de la educación, además los contenidos educativos serán diferenciados por región, esto significa impartir una educación de acuerdo a la región donde se encuentren, nuevamente en palabras del Secretario Moctezuma “Tiene  que haber una política diferenciada en materia educativa y permitirle a las regiones expresarse a través de sus sistema educativo, dándole mayor énfasis a la educación indígena, bilingüe y bicultural”.

Desde esta columna mi reconocimiento y admiración para los maestros y maestras en su día, a lo largo de mi vida académica tuve y tengo la fortuna de conocer maestros y maestras fantásticos, docentes dedicados en cuerpo y alma a sus alumnos desde la primaria hasta el posgrado, con ellos comprendí el verdadero significado de lo que dicen es la vocación y la devoción; además, profesionalmente trabaje de la mano con docentes a los que veía llegar casi de madrugada a la escuela con sus clases listas para ser impartidas, sus programaciones y su asistencia a la academia, tenían tiempo para todos los trámites administrativos con los que las autoridades escolares saturan su poquísimo tiempo libre y además sacaban fuerza, no sé de dónde,  para acompañar a los chicos los eventos extra clase, a los que siempre asistían con una sonrisa en la cara y en muchos ocasiones los vi apoyándolos más que los mismos padres de familia. Sé que también existen los malos maestros, pero tengo la seguridad de que siempre serán los menos.   Honor a quien honor merece.


@AprendizDeJedi