Opinion
Hablando y escribiendo

Salud, seguridad y desarrollo económico, temas prioritarios

.

Ernesto Avilés Mercado

domingo, 12 septiembre 2021 | 05:00

Dos eventos han marcado la agenda de la semana que termina y que tiene injerencia directa en el proyecto que tenemos como sociedad.

El primero de ellos, es el inicio de la administración de gobierno de Maru Campos y su promesa por apoyar abiertamente a todos los alcaldes de la entidad, para que de manera responsable, demuestren en sus decisiones, el compromiso de eficientar el gasto corriente, reducir el dinero que se gasta en representaciones personales y demostrar en los hechos, que los cargos de gobierno, son para servir a la ciudadanía y no para servirse de ella para beneficio personal o de grupo.

Se ha dejado atrás una administración que se caracterizó por un turismo gubernamental de 5 años, frívolo hasta la saciedad, de palabras huecas y compromisos sin sentido, que desperdició el mayor bono democrático que haya tenido gobernante alguno y que a pesar de su fracaso y manejo irresponsable de los recursos, ha permitido que quien lo sucede en el cargo, lo supere en expectativas y confianza ciudadana.

Maru Campos no sólo es la primera mujer al frente del gobierno de Chihuahua, es también, la persona que refleja en mucho la idiosincrasia de las mujeres chihuahuenses, que trabajan día a día con mucho esfuerzo y voluntad para sacar adelante sus compromisos.

Tres son los renglones más importantes en este inicio de su gobierno: SALUD, SEGURIDAD Y DESARROLLO ECONÓMICO.

Para nadie es un secreto que además de contar con el apoyo de las clases medias y bajas de Chihuahua, el sector económico y empresarial del estado, ha manifestado su apoyo irrestricto al nuevo gobierno, para financiar e invertir en los proyectos de desarrollo regional que requiere la entidad, para generar los empleos que permitan elevar la calidad de vida de las personas.

El propósito principal de los empresarios es ganar dinero con sus inversiones, el propósito del Gobierno es generar las condiciones para que los empresarios inviertan sus recursos en proyectos que generen empleos, seguros y bien pagados, bienestar a las familias y permitir verdaderamente que la prosperidad sea integral y no sólo para determinados sectores.

Chihuahua cuenta con recursos naturales importantes, una ubicación geográfica estratégica, pero además con una población que ha asumido el compromiso de vencer las adversidades sobre la base del trabajo, que, a lo largo del tiempo, ha permitido la construcción de polos de desarrollo, que se han consolidado, contando a veces con apoyo gubernamental y otras más sin recibir ningún tipo de ayuda ni reconocimiento.

Parral, Ciudad Juárez, Cuauhtémoc, Delicias, Nuevo Casas Grandes, Ojinaga y Jiménez, son ejemplos de desarrollo y crecimiento, ya que a pesar de los malos gobiernos, han mantenido su línea de crecimiento y productividad.

La seguridad en las actuales condiciones, es el tema más importante para todos.

Sin seguridad no hay libertad, ni posibilidad de desarrollo y crecimiento.

La prevención es el primer eslabón en la cadena delictiva que requiere de toda la atención de las autoridades; las cámaras del escudo Chihuahua, demostraron su efectividad en muchos de los crímenes resueltos, pero, sin duda, el elemento más importante para obtener mejores resultados es la coordinación entre los tres niveles de gobierno, ya que a partir de esta responsabilidad, se amplía la confianza de la sociedad en sus autoridades y somos nosotros, la población, quienes nos convertiremos en los principales vigilantes de que la seguridad se mantenga.

El nombramiento de Roberto Javier Fierro Duarte, como Fiscal de Chihuahua, que seguramente esta semana será ratificado por parte del Congreso, ha generado al parecer un armisticio entre el Estado y las bandas del crimen que operan en la Entidad.

Los pactos con la delincuencia no deben de existir como tales, se entiende que los delitos federales, corresponden a la federación su investigación y seguimiento, pero no al fuero común, de tal forma que si el crimen organizado que opera el huachicol y las drogas, no se mete con el fuero común, el Estado no debe desviar sus recursos para enfrentarlos.

En cada pacto que se haga, los que siempre ganan son las bandas del crimen, porque se empoderan, por lo que la dinámica de acción del Estado, debe ser de un solo rostro y no multifacética.

El Estado tiene una fuerza superior al crimen organizado, se pueden enviar 100 policías o al Ejército a combatirlos y si se requiere más, se envían 500, o los que se requieran, pero no es menor a las fuerzas del crimen.

Los capos saben que si se meten a cometer delitos del fuero común, ya no serán sólo las fuerzas federales las que los perseguirán, sino también las del Estado.

La corrupción que se genera con los mandos policiacos, les permiten llevar a cabo sus acciones en un ambiente más seguro para ellos; sin embargo, la ambición de los primeros, siempre los hacen caer en situaciones de incumplimiento de acuerdos pactados, que eventualmente se pagan con diferente divisa.

La currícula del nuevo fiscal, dice muy poco de su experiencia en temas policiacos, pero inteligente como debe ser, se rodeará de personas que si le saben al tema y en forma ecléctica, podrá integrar poco a poco su equipo de trabajo.

En las actuales condiciones, las recomendaciones que le realice Gilberto Loya al fiscal, serán determinantes para las decisiones que debe tomar respecto de la permanencia o no de quienes ocupan espacios de mando.

En cuanto a la salud, el secretario debe meterse de lleno en lo clínico y medicamentos, y dejar que el secretario de Gobierno y su gente, se encargue de los temas del sindicato y los adeudos, porque en eso estriba el éxito de su encomienda.

El otro tema de la semana fue que la SCJN declaró inconstitucional la penalización de las mujeres que abortan en la primera etapa del embarazo y reconoció su derecho a decidir si quieren ser madres o no.

Pero de este tema, hablaremos en la próxima entrega…

*INTEGRANTE DE LA AECHIH