Opinion

Si yo fuese gobernador

.

Jaime Rodríguez Chacón
viernes, 11 octubre 2019 | 05:00

La fábula de la cenicienta describe una campesina muy pobre, que padeció la tiranía de una madrastra y tres horribles hermanastras y, que fue milagrosamente sacada de esa esclavitud, convertida en princesa y, llegó a ser parte de la familia real. Eso, es algo que a muchos nos gusta oír, porque nos cansamos de las injusticias de la vida y, soñamos con un mundo mejor. 

¿No es eso acaso el estereotipo de los malos gobiernos que abusan del poder?  Alejandro Villarreal, señala al gobernador como un Hitler, por fabricar pruebas en su contra, con testigos protegidos que no dan la cara.

Ambos, Hitler y la madrastra, son arquetipos de la maldad; por eso, afirmo que los malos gobernantes, son como la madrastra de la cenicienta: Una bruja horrible.

En los humanos hay esa dualidad: Hay quienes son sirvientes con título y estirpe de reyes y, quienes son príncipes aun habiendo nacido en pobreza, estos, poseen los talentos y virtudes de la realeza, pero son pobres, desconocidos para el mundo, hasta que su ingenio se devela, como Yalitza Aparicio, mujer indígena, humilde, que saltó a la fama con la película Roma.

Hay muchos casos de éxito similares, ya lo había dicho el Rey Salomón:”Vi siervos a caballo, y príncipes que andaban como siervos sobre la tierra”; con tal argumento filosófico del Rey, se deduce, que la realeza y la servidumbre son inherentes en el ser humano, por la posesión o carencia de los valores éticos y morales;  así, un siervo responsable, desplaza al hijo desobediente y disipador.

El mundo está carente de líderes ejemplares; el que es Rey, posee virtudes, no acostumbra las borracheras, la holgazanería y los juegos de golf, pues podría olvidar la ley y el derecho a los afligidos. El Rey, no se inclina mucho a las bebidas espirituosas y las deja para aquellos que, pobres y amargados, podrían olvidar un poco su miseria y mala fortuna.

Si yo fuese gobernador, mitigaría  la injusticia social, evitando que ricos se beneficien de programas sociales; depuraría las policías infiltradas por el crimen, aplicando exámenes psicométricos y de confianza, para echar fuera a los malos elementos que dañan a la sociedad. 

Como mandatario, no infiltraría en los poderes Legislativo y Judicial, entorpeciendo la justicia con el chantaje, como AMLO,  que, aprovechándose del pasado oscuro del ministro de la suprema corte, Eduardo Medina Mora, que, según un artículo de Carlos Loret de Mola, fue presionado para que renunciara, o de lo contrario, los procesos que se abrieron en la Unidad de Inteligencia Financiera y la FGR, en su contra, conducirían a la cárcel a él y sus hermanos.

Está bien atacar la corrupción, pero no se vale destituir a un ministro transexenal, para imponer a otro a modo, que autorice todas las propuestas del Ejecutivo y rechace las controversias constitucionales, haciendo al presidente omnipotente. Eso es una tiranía.

Si fuese gobernador, me  avergonzaría que mi nombre y reputación familiar estuviesen manchados, por ser un irresponsable, holgazán, disipador, pendenciero y, además, represor –golpeador- del pueblo representado. Preguntaría: ¿Cuáles son los valores que me inculcaron? ¿Respeto la creencia en la cual fui instruido?

Los reyes y príncipes, están en un estado de privilegio pero también de gran responsabilidad, se espera de ellos mesura, paciencia y humildad, que sean autocríticos porque tienen el poder de destruir  o edificar;” Dios no da alas a los alacranes”, reza el dicho, pero si ellos ejercen la tiranía, se les pedirá cuentas, ya que, arriba de uno grande hay otro más grande que él.

La historia registra reyes que fueron humillados, depuestos y aún muertos por su soberbia: Nabucodonosor  que enloqueció; Belsasar o Nabónido, que en su floreciente reinado fue muerto y depuesto por los Medo Persas, hasta Herodes que, al sentirse un dios, adulado por la chusma de los de Tiro y de Sidón, al salir a arengarlos con toda pompa,- pues ellos querían congraciase con él- fue envanecido por sus adulaciones y, no reconoció a Dios. Lucas, relata que un ángel le hirió en ese momento; además, el historiador Josefo menciona que falleció  cinco días después comido por gusanos. 

Un catorce de diciembre en 2003 Fox News publicó: “Captured like a rat” “El ex dictador Iraquí fue capturado a las 8:30 pm en la ciudad de Adwar, a diez millas de Tikrit, su pueblo natal; fue descubierto metros bajo tierra, viviendo como una rata. Era el cuarto batallón de infantería norteamericano, con los operativos “glotón uno y dos”, quienes sobornaron  personas para obtener información, por fin lo encontraron en dicha granja viviendo tres metros bajo tierra. El depuesto líder que había vivido en lujos, acabó sus días como un indigente y humillado.

Los tiranos, al final, tarde o temprano serán humillados. Nuestro gobernador ¿seguirá con su tiranía, prestando oídos sordos a falta de justicia a víctimas como Miroslava Breach entre muchas más? además, de las quejas de la ciudadanía, que soportan su policía represora como la Gestapo.

Fuente: FOX NEWS; EL UNIVERSAL