Opinion

Silencio cómplice

.

Enrique Aranda

martes, 20 abril 2021 | 05:00

Ciudad de México.- Déjeme decirlo así: desde el momento mismo en que se consumó el anticonstitucional albazo senatorial que abrió la puerta a ampliar por dos años su gestión al frente de la Suprema Corte de Justicia, ¡el balón quedó, literal, en la cancha del ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea!, y el plazo para fijar una posición que le permita dejar a salvo su ahora cuestionada independencia y dignidad, en cuenta regresiva...

Es verdad que la ilegal modificación del 97 constitucional —objeto ya de toda suerte de impugnaciones por parte de especialistas y académicos, y aliento de un sospechosismo sin precedente— debe aún ser avalada por la Cámara de Diputados y que sólo después del dictamen de ésta el cambio podrá ser considerado procedente; ello, sin embargo, no exime al principal implicado a posicionarse: “por ser quien es y ocupar la posición que ocupa” es verdad, pero, más allá, por las previsibles consecuencias negativas que en lo que a la preservación del Estado de derecho y el respeto a las garantías políticas de la población se refiere, pudieran derivarse del cambio.

Zaldívar Lelo de Larrea y con él sus pares en el máximo tribunal y en el Consejo de la Judicatura están obligados, como nadie hoy en el ámbito judicial, profesional y político incluso, a definirse frente a un cambio a todas luces anticonstitucional, so pena de convertirse en cómplices de una “maniobra” que no sólo dejará mal parados y en entredicho el cuestionable honor de los miembros del Legislativo, de quienes lo avalen al menos, sino, inclusive, el de Andrés Manuel López Obrador, quien no dudó en apresurarse a avalar la reforma en general —que él mismo propuso, es cierto— y, de manera explícita y hasta festiva, la inclusión y aprobación sin análisis ni discusión de un transitorio más que cuestionable, justificable sólo desde una visión autoritaria del que, quiero pensar, nada sabía…

No se trata sólo entonces de alimentar el debate y de conocer la personal opinión de los ministros de la Corte respecto del punto, sino también de preservar y dejar a salvo la credibilidad —producto de la probidad, preparación profesional e independencia de sus miembros— del Poder Judicial en cuanto tal y, sin lugar a dudas, de jueces y magistrados que al margen del cuestionable proceder de no pocos, aplican la ley en la cotidiana solución de diferendos y, más importante, en la defensa de los más elementales derechos de los mexicanos.

 Asteriscos

* No debió esperar mucho el impresentable Jaime Bonilla para recibir respuesta de la Federación Mexicana de Golf a su arbitraria decisión de expropiar, “por razones de utilidad pública, el predio que ocupa el Club Campestre Tijuana. Es un abuso que atenta contra el derecho constitucional a la propiedad privada, estableció Jorge Robleda, presidente de la FMG…

* Con una inversión de 1,060 millones de pesos, Stanley Black & Decker inicia esta misma semana, en Sonora, la construcción de la que será su cuarta planta en el país, anunciaron la priista Claudia Pavlovich y Elías Barrios, vicepresidente de Operaciones y Proyectos Especiales de la trasnacional, quien reveló que la unidad, a su apertura, generará 1,800 empleos directos…