Opinion

Sin partidos y sin INE no hay democracia

.

Javier Realyvázquez

domingo, 06 septiembre 2020 | 05:00

Sin partidos y sin INE no hay democracia ya que estos representan a los ciudadanos como el elemento más importante de los sistemas electorales.

Las elecciones más grandes históricamente en el país y que están programadas para el mes de junio de 2021 ya iniciaron prácticamente en este mes de septiembre de 2020.

Tan grandes son que definirán el futuro de México ya que se elegirán 21 mil 368 cargos, entre ellos, 15 gubernaturas y 500 legisladores, 300 por mayoría y 200 por la vía plurinominal.

Tan clave será que de ahí dependerá que se apruebe e impulsen las reformas y leyes del gobierno López Obradorista.

En esta elección se espera la participación de más de 94 millones 800 mil ciudadanas y ciudadanos que son los que están inscritos en el Padrón Electoral, por lo que será necesaria la instalación de 161 mil casillas de votación, por cierto 4 mil más que en la elección del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Se renovarán 30 congresos locales, lo que representa mil 63 diputados estatales; a nivel municipal serán mil 926 ayuntamientos en 30 entidades.

Para esta elección, según estimaciones del INE, se deberán contratar más de 50 mil supervisores y capacitadores estatales.

A todo esto hay que sumarle desde luego, que habrá nuevo partido político ya que el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó el registro a Encuentro Solidario, lo cual puede abonar a la pluralidad política y a los equilibrios de poder tan necesarios para consolidar la democracia por cierto hoy en juego.

Hoy Morena es mayoría en 20 congresos de los estados, de los cuales se renovarán 17, por lo que será interesante ver como se reconforman, es decir si mantienen mayoría o la pierden.

En el tema de las gubernaturas si se dan las proyecciones y ganan 13 de las 15 que tiene aumentaría a 19.

Actualmente Morena cuenta con 338 diputados federales, 320 conformaron la coalición Juntos Haremos Historia, 254 integrantes de Morena, 40 son del Partido del Trabajo y 26 del Partido Encuentro Social. Además 13 aliados del Partido Verde y cinco experredistas que se declararon independientes, lo cual le da la disposición de aprobar casi todas las leyes de la Cuarta Transformación.

En octubre hay elecciones en Coahuila e Hidalgo. Será interesante ver los resultados.

Todo esto depende del INE, institución que garantizó las elecciones del 2018 en la que ganó López Obrador y que hoy autorizó el registro de Encuentro Solidario como partido y le negó a México Libre ese estatus.

El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, manifestó según Expansión Política, que el de México Libre era uno de los casos en los que debería prevalecer la lógica de que el dinero no identificado debería ser una causal para negar el registro. Por lo que luego de una larga sesión, al final de cuentas se rechazó –con siete votos en contra y cuatro a favor– entregarle el registro a la organización encabezada por el ex presidente Felipe Calderón y la ex primera dama, Margarita Zavala, bajo el argumento precisamente de que no pudieron acreditar el origen de una parte del dinero que recibió.

Este tema y otros de carácter electoral, ahora que inició prácticamente el proceso, serán el pan de cada día. 

Ojala que el INE no se mueva por inclinaciones ideológicas o presiones políticas, sino por la ley y la imparcialidad de los hechos para que siga siendo como hasta ahora, garante en nuestro país de los procesos electorales, solo así se garantizarán elecciones libres, se preservarán las libertades democráticas y se mantendrá la estabilidad social y política.