Opinion

¿Sólo desnutrición en menores del estado y del país?

.

Isaías Orozco Gómez

jueves, 10 noviembre 2022 | 05:00

Nuevamente este matutino El Diario de Chihuahua, nos pone al tanto y al día de la persistencia del estado de desnutrición en que se encuentran no pocos menores, principalmente de la Sierra de Chihuahua. Por supuesto, sin descartar que tal malestar no está  aislado ni es privativo de la región serrana, sino que, por desgracia, se presenta en mayor o menor cifra en el resto de nuestra entidad federativa y del territorio nacional.

De tal manera, el jueves 3 de noviembre del año que está corriendo, en primera plana El Diario de Chihuahua informa que “Fueron 8 los niños muertos por desnutrición en octubre. Cuatro son originarios de Guadalupe y Calvo, tres de Baborigame y otro de Guachochi. Siguen hospitalizados otros 15 en Creel. (Alejandra Sánchez / El Diario). 

En la edición del viernes 4 del mismo mes y año, se publicó que la “Desnutrición en la sierra tiene más de 60 años […] y aunque se ha trabajado en tratar de erradicar esta situación, hasta el momento no ha sido posible, dijo ayer Carlos Sías, coordinador de la Mesa de Seguridad Alimentaria de la Sierra Tarahumara […] Ante esto, Héctor Fernando Martínez, vicario de la Diócesis General de la Tarahumara y párroco de Sisoguichi, refirió que esta situación es lamentable y que esperan que pronto sea resuelta”. (De la Redacción / El Diario).

Justamente, en esa misma edición del viernes 4 (página 6A) al respecto “el secretario general de Gobierno César Jáuregui Moreno, expresó que el Estado a través del DIF Estatal y las diversas dependencias, están atendiendo la problemática y que se cuenta con una intervención mediante la cual se reparten suplementos alimenticios […] Ante esto, el funcionario estatal expresó que se trabaja en desarrollar las condiciones idóneas para atender a la población más vulnerable y que es una muestra del rezago en el que se encuentran inmersas estas poblaciones desde hace años”. (Miguel Ángel Silva / El Diario).

Bien que el Gobierno del Estado, esté interponiendo sus oficios y servicios para atender esos cuadros severos de desnutrición y otras patologías que enfrenta la población más vulnerable. Lamentablemente en este nuestro extenso estado de Chihuahua como en el resto de los EUM, no solamente se sufre de desnutrición sino que por años, siguen presentes altos niveles de subalimentación, malnutrición, anemia, tuberculosis, obesidad, depresión, suicidios, infecciones respiratorias virales postpandemia principalmente en menores de tres años: y, ahora, hasta regresa a Chihuahua el virus del dengue. Además de la falta de médicos. 

Y para hacer más pesada la carga de la variada morbilidad dentro de la población infantil y adolescente, el precio de los diversos artículos de la canasta básica, incluyendo uno que otro medicamento, son inalcanzables, están por las nubes. Hasta se repite la “mentada de madre” con esa recomendación que para la temporada de frío se hace, “Consume frutas y legumbres: guayabas, naranjas, limones, manzanas, papaya, melón, sandía, plátanos, nueces, almendras, arándanos, dátiles…, “¡Con qué ojos divino tuerto!”.  

¡Ah, pero eso sí! Los dueños del gran capital, un considerable número de empresarios,  de la Coparmex, CCE, Concanaco… Haciendo de las suyas. Esperando el “Buen Fin” para seguir acumulando más y más sus capitales, sus ganancias.  Ni por asomo piensan en las ingentes necesidades de la clase trabajadora de la ciudad y del campo: hombres y mujeres.

Menos van a ser empáticos y a condolerse de las criaturas y sus respectivos padres que soportan estoicamente las enfermedades anotadas líneas arriba. 

Evidentemente, sus enormes y “sagrados” intereses están tatuados con el signo de pesos. Tan es así, que en mis casi ocho y media décadas de vida, jamás he visto publicado un pronunciamiento de parte de la clase empresarial, de los dueños del capital, comprometiéndose con los de “abajo”, con los que pasan por graves y costosas enfermedades como las predichas; y en muchos casos, en la hambruna. ¡Ellos  no son hermanitas de la caridad, “no tienen por qué sudar calenturas ajenas”!

Ellos saltan a la palestra cuando consideran que se está afectando o se pueden  afectar sus caros intereses ya sean económicos o politiqueros. Precisamente, en la edición de El Diario del viernes 4, página 5A, “abajo” de donde se informa que “Espera el vicario de la Tarahumara que pronto se resuelva la situación”, se publica que:

“Alertan en desplegado VA COPARMEX CONTRA LA DESAPARICIÓN DEL INE. La iniciativa de Reforma electoral propuesta por el Ejecutivo Federal pone en riesgo y amenaza el tener elecciones limpias y procesos pacíficos, transparentes y confiables que coloquen a los verdaderos ganadores de elecciones al servicio de los mexicanos, alertó la Coparmex Nacional y  Coparmex-Chihuahua, en un desplegado conjunto que publican hoy”.

De lo que se infiere entonces, que los procesos comiciales anteriores, sobresalientemente desde 1988 en que  Carlos Salinas de Gortari se hizo del poder presidencial, pasando por Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña, tuvieron como “sublimes y muy democráticos” rasgos característicos los señalados en el citado desplegado de la Coparmex y… 

Y ni en los momentos más duros para el pueblo de México, que soportó durante la pandemia provocada por el Covid-19, los tales señores mostraron mínima sensibilidad y por ende fueron solidarios. Continuaron con su preocupación y ocupación central: lo electorero para asegurar y fortificar su poder económico.

Así, entre otras acciones, el INE y Coparmex en abril del 2021 firmaron un convenio de colaboración para fortalecer la democracia a través de la promoción del voto. El 3 de marzo de 2022 Coparmex lanza campaña para defender al INE. El 25 de octubre de 2022 realizarían una campaña nacional “Yo defiendo al INE”.

El 31 de octubre de 2022, José Medina Mora Icaza presidente de Coparmex nacional, aseguró que la discusión de una reforma electoral genera incertidumbre política y social y detendría la captación de la inversión extranjera directa en México, por eso insistimos desde Coparmex que no debe cambiar la ley electoral; y menos que le quite las facultades que tiene el INE, que nos ha ayudado a que avance la democracia en México. 

Un INE constructor de una “democracia” que estuvo y está en manos de consejeros a modo impuestos por las triquiñuelas de los partidos político-electoreros, fundamentalmente el PRI y el PAN, los cuales como pago a su ignominia tienen ingresos mensuales que superan los 200 mil pesos; que además, sin tener consideración alguna para esa enorme cantidad de criaturas en condiciones de pobreza extrema y soportando los males patógenos en referencia, aprobaron o se hicieron de la vista gorda durante los últimos 20 años, en que creció el gasto de los partidos en 1,992 por ciento; en miles de millones de pesos anuales.   

Por lo que, esa confabulación simbiótica IFE / INE-Partidos-Coparmex y demás, nos lleva a recordar lo que el lingüista, filósofo e historiador de la política internacional contemporáneo, Noam Chomsky (estadounidense) escribiera en una de sus tantas obras “Lucha de Clases”, en referencia a lo sustentado por el investigador Alex Carey:

“Este ensayo empieza señalando que en el siglo XX se han producido tres fenómenos muy importantes respecto a la democracia. Uno es el de la ampliación del sufragio, que era muy reducido. El segundo es el del crecimiento de la empresa. Y el tercero es el crecimiento de la propaganda empresarial para minar la democracia. Y tiene toda la razón, Fue creada para ‘controlar la opinión pública’. 

“Según dicen ellos mismos, porque reconocían que la opinión pública podía constituir el mayor peligro de los industriales, y que la democracia es una amenaza real a la tiranía privada, igual que lo es de un Estado tiránico. Ahora mismo, vivimos en un sistema de tiranía privada. De hecho se estableció conscientemente para atacar las libertades individuales”.

Que elogiable sería que por lo pronto, los diputados locales, los diputados federales y los senadores de todos los partidos, entregaran el 50 por ciento de su aguilando para restablecer en parte la salud de los menores en referencia; pero además, para que solucionen un tanto, su grave problema alimenticio, recuerden que:

LA SALUD, Y “LA LETRA, CON HAMBRE NO ENTRA”.