Opinion
Jaque Mate

Suspensión abc

.

Sergio Sarmiento

miércoles, 21 julio 2021 | 05:00

"Al perverso, todo le sirve como pretexto".

Voltaire

Ciudad de México.- A veces parece que el gobierno es el principal enemigo de sí mismo y del país. Muchas de sus decisiones parecen hechas no para promover, sino para restringir la inversión y la actividad económica.

Este 19 de julio el Sistema de Administración Tributaria, el SAT, dio a conocer un comunicado que anunciaba "la suspensión de diversas y diversos contribuyentes que no cumplían con los requisitos demandados" en los padrones de importadores y exportadores "de conformidad con lo previsto en la regla 1.3.3 de las Reglas Generales de Comercio Exterior". En una lista adjunta se incluían 82 empresas de los sectores energético, minero y de transporte, como Repsol Downstream México, Compañía de Gas de Ensenada, Grupo Energético Garza, Ferrosur, Ferrocarriles Mexicanos y Kansas City Southern de México. Las consecuencias de estas suspensiones en la economía nacional son hasta ahora imprevisibles.

"La colaboración entre el SAT, la Secretaría de Energía y la Comisión Reguladora de Energía propiciará una mayor certeza jurídica acerca del cumplimiento de las obligaciones de las personas físicas y morales relacionadas con las importaciones y exportaciones en el sector energético", señaló el comunicado. "Estas acciones se suman a los diversos esfuerzos que se han impulsado desde el SAT para bajar la evasión y la elusión fiscal, uno de los pilares del abc institucional" (negritas en el original).

No hay ninguna indicación, sin embargo, de que estas medidas sean parte de un "abc institucional" para reducir la evasión o la elusión. Hasta donde sabemos, el SAT no ha presentado ninguna denuncia por evasión contra las empresas que está suspendiendo de las actividades de comercio exterior de combustibles. Me dice Óscar del Cueto, presidente de Kansas City Southern de México, que la suspensión a su empresa es por el diésel ferroviario que debe importar para sus locomotoras. Es un combustible que no está disponible en el mercado mexicano. La suspensión no aplica, añade, a las importaciones que hace de combustibles que transporta para terceros. Esto es importante porque el 18 por ciento de los combustibles que se importan a nuestro país se trasladan por ferrocarril.

Aun así, la información disponible señala que la suspensión de 82 empresas, todas privadas, con actividades en el comercio exterior de combustibles por supuestamente no cumplir con los "requisitos demandados" es una nueva medida para limitar la participación de empresas privadas en el campo de la energía. No hay indicación en la información que el SAT dio a conocer de cuáles son los requisitos que supuestamente han violado estas empresas. Su único pecado, al parecer, es ser privadas en un campo en que el gobierno quiere garantizar un monopolio a la estatal Pemex.

No sabemos todavía qué tan importantes serán las consecuencias de estas suspensiones. No hay información acerca de si el SAT permitirá a las empresas reactivar sus actividades una vez que se subsanen las presuntas faltas o si estas son un simple pretexto para una decisión política. Los cambios en las reglas de comercio exterior que se empezaron a dar a conocer en 2020 y muchas otras medidas se han diseñado para restablecer el monopolio de Pemex. Pero no queda claro si esta empresa tiene la capacidad para importar los combustibles que dejarán de llegar por las suspensiones. Si no lo está, veremos una repetición de la escasez de combustibles de principios de 2019, producto de las torpes medidas que se tomaron para combatir el huachicol.

Exagerado

Sobre el desabasto de medicamentos oncológicos, el secretario de salud Jorge Alcocer dijo que "el interés es válido, pero exagerado y utilizado con otros fines por alguna parte de la información". A veces acusan a la oposición de falta de solidaridad, pero esta es una de las declaraciones más insolidarias que yo recuerde.

Twitter: @SergioSarmiento