Opinion

Todavía no suben al ring electoral del 2021 y ya están noqueados

.

Isaías Orozco Gómez

lunes, 18 mayo 2020 | 05:00

Leímos en El Diario de Chihuahua del jueves 14 del mes en curso, en la columna GPS de OPINIÓN, que la Coparmex (Confederación Patronal de la República Mexicana) a partir del 19 de mayo y hasta  el 9 de junio, llevara a cabo, vía Internet, los “diálogos por Chihuahua”; con los cuales se “busca formalmente, discutir el panorama después de la pandemia, pero tienen aroma e inevitable sabor a inicio del proceso electoral del 2021”.

Agrega GPS, que el sindicato patronal [Coparmex] organiza el ejercicio bajo el convencimiento de la necesidad de su intervención para tener un estado y México mejor. Y que “El propósito de estas sesiones es establecer un diálogo abierto, constructivo y propositivo”.

Ahora bien, tan tiene tintes político-electorales y electoreros el evento predicho, que la lista de invitados a participar, por lo pronto, está integrada por aspirantes y suspirantes a ser candidatos a la gubernatura del estado, algunos de ellos considerados por la vox populi, como cartuchos un tanto quemados, verdaderas chuchas cuereras o “políticos” muy fogueados: Maru Campos y Gustavo Madero (PAN); Cruz Pérez Cuellar y Rafael Espino (Morena); Graciela Ortiz y Alejandro Cano (PRI); Armando Cabada (Independiente). A reserva de que más delante, pidan su inclusión otros precandidatos que “también las pueden y la quieren”, como: Juan Carlos Loera (Morena); Alfredo Lozoya (Independiente); Víctor Quintana Silveira (Saltimbanqui); Omar Bazán Flores (PRI).

Desde luego, resulta plausible tal comparecencia convocada por los directivos de la Coparmex, pues lo que en ellas se exponga, contribuirán a que los ciudadanos que las escuchen normen un tanto su criterio con respecto a la realidad del Chihuahua y de los EUM del antes, del ahora y del después del flagelo de la pandemia, consecuencia indeseable del coronavirus (Covid-19). Y, claro, de pasada, ubicarse un tanto en los resultados que puedan tenerse durante la emisión del sufragio  el próximo primer domingo de julio del 2021. 

Ubicados en el aspecto político-cívico-electoral, habrá que reconocer que a estas alturas la ciudadanía, el pueblo, la población toda de nuestra extensa entidad federativa y de todo el territorio nacional, ha dado claros y precisos saltos cualitativos en cuanto al conocimiento objetivo, real de los graves y ancestrales problemas que le han venido aquejando, sobresalientemente en su economía familiar.

La mayoría de los chihuahuenses, la mayoría de los mexicanos, ahora están más informados, entienden mejor y más objetivamente los procesos sociales, económicos y políticos, en que le está tocando vivir. Precisamente, un alto porcentaje del electorado nacional, el pasado 1 de julio del 2018, al cruzar las boletas y depositarlas en las urnas, demostró que estaba emitiendo un voto razonado, a conciencia; es decir, razonó la realidad social, económica y política en que está inmerso, mostró comprensión de los problemas que le afectan y su interés o exigencia de cambiar esa realidad o empujar a su verdadero cambio y/o transformación. 

Quizá, los trabajadores del campo y la ciudad –hombres y mujeres–, no sepan más o menos bien, lo que es el neoliberalismo, el Producto Interno Bruto (PIB), la inflación, la deflación, el salario real y el salario nominal… pero sí constataron sexenio tras sexenio, año tras año, día tras día, que los tres niveles de gobierno de los EUM, fueran del PRI o del PAN –centralmente–, soslayaron y desoyeron las caras demandas del pueblo, tales como: el auténtico derecho constitucional a la educación, la salud, la vivienda, agua potable, luz, alimentación, al trabajo, al tiempo libre y al descanso; protección a la vejez y a los derechos humanos; práctica de un verdadero Estado de derecho y seguridad pública; protección del medio ambiente y a la naturaleza…  

Ante tal abandono de esas urgentes políticas públicas y sociales para dar solución sustentable a las ingentes necesidades de la clase trabajadora urbana y rural, para mayor desgracia, soportando tanta corrupción e impunidad entronizadas en los tres Poderes de la Unión, una sola palabra definió  el voto de ese histórico 1 de julio del 2018 a favor de AMLO y Morena: ¡HARTAZGO! 

Actitud político-cívico-electoral de esos más de treinta millones de mexicanos que sufragaron por un verdadero cambio, por una real transformación pacífica de los EUM, que puede repetirse el próximo julio del 2021 y seguramente, también en el 2024. Decisión del electorado, que sobresalientemente se presentaría en contra de las dos fuerzas político-partidistas, que en común conciliábulo, detentaron por más de ochenta años la Presidencia de la República mexicana. En ese contexto, conviene conocer la “Encuesta intención de voto en estados en elección 2021”, levantada el 1 y 2 de mayo de 2020 por DEMOSCOPIA DIGITAL Estudios de opinión pública, referente a las preferencias electorales en 14 estados, elección gobernador.

En esta ocasión, conoceremos la respuesta o resultados de la siguiente pregunta: Si hoy fueran las elecciones para elegir Gobernador, ¿por cuál partido votaría?  Baja California Sur: por MORENA 34.50%;  PAN 21.80%;  PRI 7.20%. Campeche: por MORENA 39.40%;  PAN 20.12%;  PRI 14.80%. Colima: por MORENA 36.18%; PRI 17.10%; PAN 10.20%. CHIHUAHUA: MORENA 31.40%; PAN 19.30%; PRI 10.90%; Guerrero: por MORENA 44.60%; PRI 16.20%; PAN 4.30%; Michoacán: por MORENA 33.80%; PAN 12.70%; PRI 10.10%; Nayarit: por MORENA 34.50%; PRI 11.20%; PAN 9.70%; Nuevo León: por MORENA 20.40%, PAN 19.40%; PRI 17.10%.

Como seguramente ya lo notó, estamos anotando nada más a los partidos que tienen mayor presencia. Querétaro: por PAN 36.70%; MORENA 23.01%; PRI 10.50%; San Luis Potosí: por MORENA 24.70%; PAN 22.10%; PRI 10.80%; Sinaloa: por MORENA 32.10%; PRI 28.10%; PAN 8.20%; Sonora: por MORENA 32.15%; PRI 27.18%; PAN 10.20%; Tlaxcala: por MORENA 37.30%; PRI 14.18%; PAN 12.30%; Zacatecas: por MORENA 35.70%; PRI 22.10%; PAN 7.50%. 

Por tratarse de nuestro estado, agregamos la siguiente pregunta: Si hoy fueran las elecciones, independientemente de su preferencia de partido. ¿Por quién votaría si éstos fueran los candidatos para Gobernador?

Cruz Pérez Cuellar MORENA 26.40%; María Eugenia Campos Galván PAN 18.90%; Alejandro Cano Ricaud PRI 9.8%.

Con todos los hechos negativos que están aflorando de los expresidentes panistas, Vicente Fox Quezada y Felipe de Jesús María y José Calderón Hinojosa, y de otros gobernantes y funcionarios del blanquiazul,  seguramente irán más a la baja en las preferencias del electorado. ¡NOCAUT!