Opinion

Torres de verdad y de mentira, septiembre once

.

Arturo Limón D.

domingo, 12 septiembre 2021 | 05:00

La fecha es harto significativa, dos escenarios lo confirman, septiembre 11 deja una huella de dolor y muerte, justo como el cáncer, si, ese azote de la humanidad en que se torna en este caso, la violencia y la avaricia, reflejada como expresión para ganar poder y dominio ante los pueblos..

Si alguien lo duda acompáñeme en un recorrido por dos fechas que son una.

 PALACIO DE LA MONEDA, SANTIAGO DE CHILE, MASACRE DE SALVADOR ALLENDE Y SU PUEBLO.

 11 de septiembre de 1973. Tras una serie de advertencias, los militares llaman a las fuerzas leales del presidente Salvador Allende, recluidos en La Moneda, a poner punto final a su resistencia y entregar el poder.

La tensión crece minuto a minuto porque la orden es clara. “El palacio La Moneda deberá ser evacuado antes de las 11 AM, de lo contrario será atacado por la Fuerza Aérea de Chile”, indica el bando militar número 2.

“Los trabajadores deberán permanecer en sus sitios de trabajo, quedando terminantemente prohibido abandonarlos. En caso de que así lo hicieren, serán atacados por las Fuerzas de Tierra y Aire”, se añade.

El presidente Allende se asomó a primeras horas de la mañana por uno de los balcones, pero a la hora del ultimátum no se ha dejado ver preparando la respuesta al ataque.

Su discurso de resistencia y martirio frente a la oligarquía local y estadounidense que se lanza teniendo como rostro ejecutor el de augusto Pinochet pero con  sombras instigadoras y protectoras como la de Henry Kissinger rostro también de la oligarquía norteamericana, quienes no pueden ver gobiernos que entiendan y atiendan, a sus pueblos en Latinoamérica,  antes lo habían hecho con Jacobo  Arbenz presidente defenestrado en Guatemala en 1954, lo han intentado en Bahía de Cochinos, contra Fidel Casto en cuba  en 1961 y ahora lo ejecutaran con quien fue llamado por  Gabriel Gracia Márquez.  Como un presidente prometeico el D. Salvador Allende, quien apenas 3 años antes había llegado al poder por vía democrática, esa vía muy referida en el discurso por Washington y poco respetada en la realidad Latinoamericana.

Lo realizado esa fecha, en Santiago de Chile, esta en los anales de la historia y del gallardo discurso del presidente Allende solo destacare los siguiente expresado por él.    

“Esta Será Seguramente la última oportunidad en que me pueda dirigir a ustedes. La Fuerza Aérea ha bombardeado las torres de Radio Portales y Radio Corporación.

Mis palabras no tienen amargura, sino decepción, y serán ellas el castigo moral para los que han traicionado el juramento que hicieron…

Ante estos hechos, sólo me cabe decirle a los trabajadores: ¡Yo no voy a renunciar! Colocado en un tránsito histórico, pagaré con mi vida la lealtad del pueblo. Y les digo que tengo la certeza de que la semilla que entregáramos a la conciencia digna de miles y miles de chilenos, no podrá ser segada definitivamente.

Tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen… ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos.

…El pueblo debe defenderse, pero no sacrificarse. El pueblo no debe dejarse arrasar ni acribillar, pero tampoco puede humillarse… Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, de nuevo abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

¡Viva Chile! ¡Viva el pueblo! ¡Vivan los trabajadores!

Éstas son mis últimas palabras y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano. Tengo la certeza de que, por lo menos, habrá una lección moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición.”

La historia le dio la razón al Dr.Allende hoy a 48 años de sucedido ese hecho, Chile transita pro nuevas alamedas hoy jóvenes como la congresista Camila Vallejo llevan la ruta de la educación y la reivindicación social que aspiraba el presidente aun querido Salvador Allende y  aquel Augusto Pinochet y su esbirros cada vez mas se desdibujan en el basurero de la historia donde su actuar los llevó.

ENGAÑO Y DESMEMORIA, DOS TORRES QUE SE ERIGEN, PARA NO CONTAR LA REAL HISTORIA

11 de septiembre del 2001, Nueva York recién ha despuntado el alba y  un fuerte estremecimiento sacude la torre Norte del World Trade Center,  un objeto ha chocado contra ella y será casi hasta que un idéntico segundo objeto un avión de línea comercial impacte la Torre Sur  cuando el mundo entero se estremecerá con ellas, el gigante de la economía en Wall Street se cimbrara en el corazón mismo del imperio,  tocado por la desconfianza, su proceso electoral le ha dado un presidente laxo sin mayores virtudes , que se advierten cuando la informarle este hecho  mientras esta con unos estudiantes, su actuar y reacción casi 4 minutos después de recibir la noticia hacen parecer al menos por su lenguaje corporal, que la esperara.

Han atacado las Torres Gemelas y en minutos mas el impacto de un avión que no parecía tener alas ni motores se hará presente en el Pentágono corazón bélico del imperio también, no hay una sola imagino fotográfica, video y/o declaración fehaciente en el momento de que tal circunstancia hubiese sucedido, si hay dudas y mas sospechas, que se acrecentaran cuando de manera articulada  se dé,  no  el derribo sino más bien la que parece ser un par de demoliciones controladas, ( se habla del uso de  explosivo termita a la base del edificio) den evidencia al mundo que algo fuerte ha sucedido ahí, pero sin saber qué y por qué, menos cuando la Torre 7  del mismo complejo del World Trade Center cae también sin haber sido impactada por nada, ni por nadie, mas que la sospecha   que crece cuando hablamos del empresario norteamericano Larry A. Silverstein, quien en el año 2000 adquirió las Torres Gemelas por una suma de US$2.275`500.000,00; sin embargo, contrató varias pólizas de seguro con algunas coberturas, entre ellas, contra posibles atentados terroristas US $3.500.000.00   para cada edificio. Luego del voraz atentado, el empresario en mención materializó su póliza de cobertura y cobró cerca de US$ 4.550`000.000,00, aun cuando el monto de reclamo era superior y se ganó el sobrenombre de “El suertudo Larry”. Dicha suerte sería empujada por el deseo de algunos accionistas de Larry y a su vez funcionarios del gobierno del ex presidente George W. Bush cuyo nombre se veía involucrado en la documentación eliminada del Fraude Enron, y de los manejos previos al atentado con relación a las compras de acciones de aviación,  que a decir de los que saben del tema se perdió al caer la Torre  7 ya mencionada. ¿Sospechosismo o realidad?

Así las cosas resulta de menos sorprendente la activa memoria de lo sucedido en Nueva York y la desmemoria de lo sucedido en La Moneda, de estas dos fechas, saque cada cual su conclusión.

COLOFÓN

Advierto que en este ultimo caso no debemos olvidar que en Nueva York  El 11 de Septiembre además de la pérdida de más de 3000 vidas humanas,  DIO EL GRAN PRETECTO Y JUSTIFICACION PARA arrancar la invasión a los países de Oriente Medio, comenzando por  Afganistán, de donde hoy vuelven derrotados domo ejercito los norteamericanos, lo que hicieron en  Irak, Libia ahí queda con la no defenestración, sino el asesinato de sus lideres, Hussein y Gadafi  y la embestida sobre Siria que no próspero por el cruce de Rusia, como actor interesado geopolíticamente en la región.

Así las cosas, es adecuado documentar aquí otras visiones, ante las evidentes contradicciones en la historia que contó el pequeño George Bush que cuanta su historia de la caída del avión en Shanksville, Pensilvania y le llamo pequeño, porque su padre era el mayor, y sobre esa historia que él cuenta discrepa de la que atestiguamos hace 20 años ya que todo hace pensar -bajo lo aquí comentado. sucedió de otro modo.