Opinion

Trabajar menos y disfrutar más

.

Benito Abraham Orozco Andrade

martes, 28 julio 2020 | 05:00

Desde hace algunos años, el empresario Carlos Slim ha venido proponiendo una semana laboral de tres días, lo que considera redundaría en una mayor productividad y en una mejor calidad de vida para los trabajadores y sus familias.

En un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México es el país en donde un empleado trabaja más horas en el mundo al año con 2 mil 250 aproximadamente, seguido de Corea del Sur, Grecia y Chile, entre otros. Por otra parte, países como Austria, Suecia, Suiza, Bélgica y Luxemburgo, un trabajador labora anualmente menos de 1 mil 600 horas, y en el caso de Alemania es el que aparece con el menor número de horas con 1 mil 371.

Se está aludiendo a un comparativo de economías muy distintas, y el simplemente anhelar a una situación benéfica similar pudiera escucharse absurdo. No obstante, en el caso de nuestro país, se dice que Carlos Slim ya ha puesto en práctica su propuesta en Telmex, en donde la mitad de los trabajadores laboran de lunes a miércoles, y el resto de jueves a sábado, en ambos casos más allá de las 8 horas diarias.

Si bien es cierto que Slim con su gran fortuna pudiera experimentar eso y más sin repercusiones financieras que lo pongan en la quiebra, a diferencia de la gran mayoría de los empresarios mexicanos, pues habría que investigar en qué términos lo esta haciendo y cómo se ha visto favorecida la telefónica y sus trabajadores. Se supone que los empleados deben contar con una mejor calidad de vida y con una mayor disposición a trabajar -en consecuencia, a producir-.

Asimismo, al parecer la fórmula reductora de la semana laboral pudiera incentivar la creación de nuevos empleos, con lo que los beneficios se extenderían a millones de familias que han estado ávidas de un empleo e ingreso económico seguro.

Como lo vengo sosteniendo desde hace varios años, México tiene una inmensa riqueza en diversos aspectos que puede darnos una buena calidad de vida a todos, pero es necesaria la voluntad de quienes ostentan el poder público y económico, y que la sociedad en general “nos pongamos las pilas” y demos nuestro mejor esfuerzo. Habrá que buscar los esquemas que nos permitan eso y más, evitando poner en riesgo la economía del país.

Por lo pronto, la semana pasada el presidente López Obrador presentó una iniciativa para aumentar en 40% el importe de la jubilación de los trabajadores y disminuir de 1,250 a 750 las semanas de cotización, lo que al parecer esta siendo apoyado por las organizaciones patronales y de los trabajadores, quienes son los principales involucrados. También ha comentado sobre la posibilidad de presentar en el futuro, una iniciativa similar para los burócratas.

 Trabajar 3 días a la semana aunque sea por más de 8 horas diarias (cumpliendo con las obligaciones y con la productividad que nos corresponda), y descansar 4 días para disfrutar la vida junto con la familia, pues díganme dónde firmo.