Opinion

Tratamiento letal

.

Francisco Flores Legarda

viernes, 05 febrero 2021 | 05:00

“Fueron semillas mis errores”

Jodorowsky

Cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador informó al pueblo que había contraído la infección del virus SARS-CoV2 (31-01-2021) de inmediato el Dr. y la Dra. Muerte recomendaron los medicamentos para inducir -en su imaginación enferma- un tratamiento letal. Sus mensajes de aversión fueron replicados en las redes sociales. Los emisarios de la muerte y su fracaso instantáneo marcaron un momento que exhibe de cuerpo entero a la reacción mexicana, el imaginario que distingue a los reaccionarios, que bien pueden vestirse de liberales o progresistas, reaccionarios se quedan.

Son reaccionarios los que esperan que un gobierno extranjero intervenga en la política interna del país. Son reaccionarios los que rechazan la igualdad plena de los ciudadanos, el clasismo lo ponen por encima de la ciudadanía, pues las diferencias de riqueza dictan una categorización de la ciudadanía y refuerzan desigualdades. Son reaccionarios los que sostienen prejuicios raciales y ven como única virtud del pueblo (los no ricos) obedecer dócilmente. Son reaccionarios los que se desentienden del gobierno de, para y por el pueblo, de la democracia.

Por esas ideas fijas a los reaccionarios les encantan los regímenes autoritarios porque imponen un trato diferencial a los ciudadanos, los gremializan dentro de la economía formal. Ponen en la cúspide de los derechos a los grandes empresarios, después a los que desempeñan actividades intelectuales de diversa ocupación o presentación. Otro trato tiene los asalariados del sector público y privado. El resto de la ciudadanía se refugia en la economía informal y si tienen una parcela procuran el autoconsumo. Y si la economía formal los sigue rechazando, a esos ciudadanos la migración les resulta una opción. Y no incluyo a los miles de familias que se dedican a actividades delictivas.

Esta variación de ciudadanía les parece normal, deseable o tolerable a los reaccionarios. Por eso su gran enojo con la transformación en curso. Sólo así se entiende porqué han hecho de la pandemia un tema para el conflicto, denostando sin tregua la política de salud y atacando el Plan Nacional de Vacunación. Los reaccionarios han hecho una apuesta alta al fracaso de la salubridad, esto con el propósito de llegar a las elecciones de medio año con una victoria pírrica e infame. Es su cálculo. Afortunadamente, los reaccionarios no tienen al pueblo de su lado, ni tienen a su disposición el aparato público como en el pasado reciente.

No está por demás recordar que los reaccionarios se opusieron a la Primera, a la Segunda y a la Tercera Transformación. Sus ideas fijas los llevan a oponerse a la Cuarta.

Salud larga vida

Profesor por Oposición de la Facultad de Derecho de la UACH.

@profesor_F