Opinion

Trumpistas pueden acabar con la democracia en EU

.

Eduardo Ruiz-Healy

lunes, 07 noviembre 2022 | 05:00

Mañana se realizarán las elecciones federales, estatales y locales en Estados Unidos. Los resultados de las votaciones determinarán el futuro de la de por sí muy deteriorada y polarizada democracia estadounidense. Si los republicanos que siguen al expresidente Donald Trump se hacen del control del congreso y ganan la mayoría de las gubernaturas y secretarías de estado que están en juego, es muy probable que el sistema político del país quede manos de extremistas de derecha que ven como sus enemigos mortales a quienes no comparten sus ideas políticas, religiosas, morales y económicas.

¿Qué cargos importantes se eligen hoy?

435 representantes y 35 senadores federales, 36 gobernadores, 27 secretarios de estado estatales, 30 fiscales estatales, 88 congresos locales, 5 cámaras legislativas territoriales y centenas de puestos municipales, incluyendo alcaldías de ciudades importantes y capitales estatales.

En lo que a la Cámara de Representantes se refiere, todo indica que los republicanos tendrán una cómoda mayoría, lo que significa que a partir del 3 de enero entrante Nancy Pelosi dejará de ser su presidenta y su sucesor será Kevin McCarthy, el actual líder de la bancada republicana. A partir de ese día, este incondicional de Trump se convertirá en el tercero en el orden de la sucesión presidencial detrás de la vicepresidente Kamala Harris.

Hasta ahora las encuestas indican que es probable que los demócratas mantengan su muy débil mayoría en el Senado. Hoy tienen 50 senadores (48 demócratas más dos independientes que votan con ellos) contra 50 del Partido Republicano. Su mayoría se los da el voto de la vicepresidenta Harris en su calidad de presidenta del Senado. 

De los 35 escaños en juego, 21 están en poder de republicanos y 14 en el de demócratas. Las encuestas indican que los republicanos no tendrán problemas para retener 19 y que los demócratas mantendrán 10. Todo se decidirá según lo que ocurra en las elecciones de senadores en Arizona, Georgia, Nevada, New Hampshire, Pennsylvania y Wisconsin. 

De las 36 gubernaturas en juego, los demócratas probablemente ganarán en 14 estados mientras que los republicanos lo harán en 17. Los resultados son difíciles de pronosticar en Arizona, Nevada, Kansas, Oregón y Wisconsin.

Las elecciones de secretarios de estado son sumamente importantes debido a que en la mayoría de los estados quienes ocupan este cargo son los responsables de organizar las elecciones locales y mantener la lista de votantes. Este año, la mayoría de los candidatos republicanos a este cargo rechazan, al igual que Trump, la legalidad y los resultados de la elección presidencial de 2020 y rechazan que Joe Biden haya ganado la presidencia. No es difícil suponer que, de ganar, estas personas organizarán y calificarán las elecciones en sus estados según le convenga a los candidatos de su partido.

La mayoría de los candidatos republicanos apoyan la gran mentira que desde noviembre de 2020 ha venido propalando Trump: de que él ganó la pasada elección presidencial y que Biden ocupa el cargo debido a un gran fraude que se perpetró en contra del pueblo estadounidense.

Si los republicanos trumpistas obtienen mañana el control de ambas cámaras del congreso podría significar el fin de la democracia en EU.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com