Opinion

Urge revisión a empresa Aras

.

Omar Bazán Flores

sábado, 20 noviembre 2021 | 05:00

Aunque hasta el momento sólo existe inquietud e incertidumbre y no se  sabe de quejas formales por retrasos o falta de pego de los rendimientos a los inversionistas de Aras, es importante que se haga una revisión a fondo de la empresa y se evite que los chihuahuenses puedan caer en algún tipo de fraude. 

Por ello solicité a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, que realicen una visita de inspección en la que requieran información y documentación relacionada a las actividades de la empresa Aras Investment Group, Promotora de Inversión de Capital Variable, conforme a las facultades que le confiere la Ley de Mercado de Valores.

Es claro que la empresa engaña a sus inversionistas haciéndoles firmar  un contrato en donde en sus “letras chiquitas” trae lagunas legales, por lo que es preciso que las autoridades entren a una revisión antes de que se afecte el patrimonio de miles de personas que decidieron invertir su  dinero en esta financiera.

Aras ofrece servicios financieros y de inversión con altos rendimientos, cuando aún no obtienen los permisos de las autoridades correspondientes como la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), y por lo tanto tampoco está dentro del Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros que administra la Condusef, por lo que todos los clientes están en riesgo de perder su patrimonio sin que ninguna autoridad pueda respaldarlos hasta el momento.

También llama la atención los altos rendimientos iniciales y los primeros problemas para pagarlos, que refieren a lo que se conoce como un esquema “ponzi”, que es una forma de estafa que atrae a las personas interesadas en invertir y paga utilidades a los inversores anteriores con fondos recientes.

Ese esquema lleva a las víctimas a creer que las ganancias provienen de actividades comerciales legítimas como venta de productos y/o inversiones exitosas, pero desconocen que otros inversores son la fuente de los fondos. 

Un esquema ponzi puede mantener la ilusión de un negocio sustentable siempre que los nuevos inversores contribuyan con nuevos fondos, que la mayoría de los participantes no exijan el reembolso total y sigan creyendo en los activos inexistentes que supuestamente poseen.

Es evidente la existencia de indicios de un esquema ponzi en las operaciones de Aras, por lo que se requiere urgentemente que sus  actividades sean revisadas en los términos previstos por la Ley de Mercado de Valores, a fin de proteger al público inversionista y evitar a toda costa que su patrimonio se ponga en riesgo.

Analista político y legislador.