Opinion
Álter Ego

Vacunas contra el Oscurantismo

.

Rafael Soto Baylón

miércoles, 23 diciembre 2020 | 05:00

“El Covid19 no mata, la ignorancia sí”  Yo 

David Hume, filósofo escocés del siglo 18, dijo que los humanos tendemos a creer en lo que no debemos creer. Podríamos agregar que de igual manera no creemos en lo que “deberíamos” creer. Si platico de abducciones llamo de inmediato su atención, pero si les informo que la Galaxia IOK-1 se encuentra a 13,000 millones de años luz de nosotros, me tildan de desequilibrado mental.

El tema viene a colación por la resistencia de muchísima gente de protegerse racionalmente contra el mal de todos los siglos: se niegan tercamente a usar cobre bocas, no guardan la sana distancia, organizan reuniones con familiares y amigos, van a lugares llenos de personas, no aceptan las vacunas –en este caso la de la influenza- y miles de etcéteras más. Y todo basado afirmaciones necias “No creo en la pandemia, ni que los minúsculos virus hagan daño, ni que me vaya a contagiar, si vas al hospital te vas a enfermar o ahí te van a infectar” etc. etc. etc. pero sin embargo creen en muchísimas afirmaciones sin fundamentos: la existencia de vida inteligente extraterrestre, aparecidos, fenómenos paranormales y que el Cruz Azul será campeón en 2021. 

Volviendo al tema del Covid19. Aseguran su inmunidad a través de rituales e imágenes religiosas o tomando dosis de nano cítricos, ciencia nacional, naturismo, rezando los rosarios, siguiendo los diez mandamientos, ingiriendo cloro,   agregándose ungüento de mentol en las fosas nasales, consumiendo cantidades enormes de cítricos, absorbiendo diariamente dosis de zinc con vitamina C, comiendo cebolla con sal y como si el virus fuera pariente de los vampiros recomiendan el ajo. 

Los extra terrícolas, unos pseudocientíficos, un negociante de la ignorancia y una senadora de MORENA nos trajeron la cura milagrosa a través del hydrotene, producto alternativo a la medicina tradicional inventada por un ingeniero el cual se hizo pasar por científico y tres pseudo médicos que avalaron la efectividad del producto. Recuerde que no todo lo que hacen los ingenieros y los médicos es ciencia médica y no todo lo que hace un periodista es periodismo. En este asunto Jaime Maussan dió su reputada fianza pero no es más que la de un charlatán que ganaría millones de pesos si le autorizaban la venta de su fruto maravilloso.

Pero por favor que alguien me explique cómo es posible que las personas crean en lo intangible –divinidades, ángeles, extraterrestres, fantasmas, telequinesis, telepatía, brujería, reencarnación, trasmigración y mil cosas más- y no hagan lo propio con lo tangible como lo sería la vacuna contra la influencia estacional H1N1. De una vez aclaro lo que entendemos por “tangible” que en términos muy generales es una entidad que puede ser percibida de manera clara y precisa. Por supuesto “intangible” es lo contrario.

No estoy en desacuerdo en que las personas sean religiosas. En lo particular no lo soy pero no me opongo de ninguna manera a esas prácticas. Lean la Biblia, recen, oren, sigan los mandamientos pero hágalo sin salir de casa y sigan las recomendaciones de salud pública (de por sí el gobierno federal y los estatales dan bastonazos de débiles visuales).

¿Existen vacunas contra la ignorancia y el oscurantismo? Afortunadamente sí. Está compuesta de elementos cuyos resultados a través de los siglos son extraordinarios: el sentido común, la inteligencia, la sensatez, la lógica, la objetividad, la ciencia, la tecnología y una filosofía moderna fértil.  Vacunarse contra los dogmas, los prejuicios, las supersticiones, las cábalas y la estupidez no se contraponen a convicciones teológicas-religiosas. Al contrario.

En tiempos de crisis –y la actual es de las más peligrosas de todos los tiempos- surgen falsos profetas. Unos actúan ingenuamente de buena fe (con la meta de salvar al mundo) y otros maliciosamente (para  acumular poder político) pero ambos son igualmente peligrosos.

Claro que esta pandemia puede y será derrotada si se actúa correctamente. La cuestión es en cuánto tiempo y cuántas vidas costará. Cuál será el precio de una crisis económica, social y política si no actuamos con cabeza fría. Pero si usted decide –tiene esa bendita libertad- no hacer nada o peor aún actuar en contra de lo recomendado, puede hacerlo pero no busque que otros lo sigan.

Ya se acerca una cura y una vacuna contra el Covid, solo esperamos que no sea empleada con fines políticos y los científicos, laboratorios y médicos actúen con responsabilidad. Pero es indispensable la colaboración de la sociedad… antes de que sea demasiado tarde.

A mi álter ego no le sorprenden los resultados de las consultas populares de MORENA porque el encuestado es uno solo: el Rey de Palacio Nacional. Si el ungido local llegara a gobernador  el Estado Libre y Soberano de Chihuahua ya no será ni Estado (sino una ínsula) ni libre (se harán los caprichos del emperador de México), ni Soberano (tendremos que pedirle permiso al centro hasta para ir al wc) ni posiblemente Chihuahua (se le rebautizará como Chihuahua de López). MORENA repitió la estrategia de César Duarte quien hizo jugar a seis precandidatos pero el investido ya estaba decidido. No sé a qué le tiraban Cabada y Pérez Cuéllar, aunque el primero ya busca un premio de consolación y el otro dignamente ya se les puso al brinco. Uno decepciona y otro merece un aplauso. Ah, sí, Felices Fiestas Decembrinas.