Opinion

Vender la patria, la receta del PRIAN

.

Martín Chaparro Payán

viernes, 08 enero 2021 | 05:00

En el año 2000 y con la llegada de la supuesta “alternancia del poder”, representada por el Partido Acción Nacional, se planeó destruir a tres entes públicos que con esfuerzo se habían construido durante la segunda mitad del siglo XX: la Comisión Federal de Electricidad, el Instituto Mexicano del Seguro Social y Petróleos Mexicanos.

A la CFE le tocó perder terreno en la generación de energías, a PEMEX por su parte se le pasó a segundo plano en el tema de la exploración, mientras que al IMSS se le mantuvo en quiebra durante los dos gobiernos panistas.

Su objetivo era dejarle todo el mercado a los particulares extranjeros, en detrimento del patrimonio nacional, y a costa del pueblo mexicano.

Empresas extranjeras que producen estas energías, aún pelean por los privilegios ganados en los últimos años. Por eso es que el reciente apagón de energía eléctrica, provocó un escarnio en contra del gobierno de México y del trabajo que realiza la CFE.

Iberdrola, empresa española invitada a México a principios del año 2000, es una de las grandes promotoras de las críticas en contra de la CFE. Esto se debe a que el expresidente Felipe Calderón “trabaja” en el Consejo de Administración en su filial norteamericana.

Los gobiernos de Fox, Calderón y Peña Nieto impulsaron la creación de plantas eléctricas privadas, otorgando a éstas preferencia de carga por encima de la misma CFE. Tan solo en dos décadas, la compañía de origen vasco logró construir 26 plantas en México.

Una de estas plantas de generación de energía eléctrica privada se ubica justo al sur de Cd. Juárez, casi frente a la planta de generación de la CFE. Hoy, los juarenses sostienen con el pago de sus recibos de luz, a inversionistas extranjeros que tienen por ley, preferencia por encima de un ente público.

Desde luego esto es un abuso a todas luces. Por eso es que a mediados del año pasado se detuvo la participación de IBERDROLA en la construcción de una termoeléctrica en el estado de Veracruz. En este sexenio la CFE recuperó su lugar y su capacidad de producción de energías por encima de la inversión privada.

Por eso es que en los últimos meses los ataques en contra del presidente López Obrador, han aumentado de manera considerable. 

Durante la última parte del periodo de gobiernos neoliberales, diversas trasnacionales lograron “hacer su agosto” bajo la bandera de las energías limpias. Con esa excusa se promovió la privatización del sector energético en detrimento de los recursos de la nación. 

Los prianistas otorgaron cientos de  concesiones en minería, petróleo, producción de energías y hasta en la renta de prisiones federales.      

Esto poco a poco se ha ido terminando, sin embargo aún existe el riesgo de volver a estos abusos si el pueblo sabio no defiende activamente al presidente y su proyecto. 

Dentro de cinco meses y medio habremos de refrendar la voluntad popular a favor de la Cuarta Transformación de México. En Morena estamos organizando los comités de defensa del voto en las colonias, los barrios y en los lugares más recónditos del Estado Grande. Súmate a la 4T.

P.D. Morena triunfará en el 2021 y Chihuahua tendrá su Cuarta Tranformación.