PUBLICIDAD

Salud

¿Adiós a los bochornos durante la menopausia?

El enrojecimiento, la súbita sensación de calor y los sudores que devienen son síntomas vasomotores presentados por el 80 por ciento de quienes viven la transición menopáusica

Sara Villegas R/ Agencia Reforma

domingo, 06 agosto 2023 | 07:25

CDMX.- Atravesar la menopausia sin bochornos, sudores nocturnos e insomnio está cerca de ser posible con solo una pastilla al día.

El enrojecimiento, la súbita sensación de calor y los sudores que devienen son síntomas vasomotores presentados por el 80 por ciento de quienes viven la transición menopáusica, que es cuando varían tanto su nivel de estrógenos como sus ciclos menstruales, hasta que éstos desaparecen por 12 meses seguidos.

"La terapia hormonal es actualmente la opción de tratamiento más efectiva aprobada para el manejo de los síntomas vasomotores, sin embargo, algunas mujeres no son candidatas para la terapia hormonal debido a contraindicaciones médicas (como las sobrevivientes de cáncer de mama) o eligen no usarla por preferencias personales", explica Yusimit Ledesma, directora médica de Bayer México.

Por eso, dicha farmacéutica tiene seis estudios clínicos en fase 3 de una terapia no hormonal que, con una pastilla diaria tomada a la misma hora, disminuye considerablemente estos síntomas presentados por entre 7 y 10 años a partir del último período menstrual, de modo muy frecuente o severo en un tercio de las mujeres.

Se trata de elinzanetant, una molécula que evita la desregulación del hipotálamo a causa de la falta de estrógenos y así éste deja de "mandar" olas de calor al cuerpo.

¿Cómo funciona?

En el cerebro, el hipotálamo ayuda a mantener el equilibrio de las funciones corporales internas, como la temperatura. Su centro termorregulador funciona con neuronas KNDY, que son estimuladas por la neuroquinina B (NKB) e influidas por el estrógeno. Si ambos elementos están equilibrados, la temperatura central es normal.

Durante la menopausia, el cuerpo produce cada vez menos estrógeno, que es el "freno" de la estimulación de las neuronas KNDY. A falta de él, la NKB genera una hiperactividad de estas células, lo que detona el camino termorregulador y hay olas de calor corporal.

La NKB estimula las neuronas KNDY a través de receptores; el primero (NK1) se vincula a los trastornos del sueño y del estado de ánimo en la menopausia, mientras que el tercero (NK3) está involucrado en la modulación de los síntomas vasomotores asociados (bochornos, enrojecimiento de la piel, sudores nocturnos, aumento de la frecuencia cardiaca).

Elinzanetant es el primer antagonista dual dirigido a estos receptores, indica Ledesma. Esto significa que "entorpece" el trabajo del NK1 y NK3, por lo que no llega tanta NKB a las neuronas KNDY y éstas no se hiperactivan, lo que disminuye la frecuencia y severidad de los síntomas vasomotores, además de mejorar la calidad del sueño y el humor.

Y cuándo estaría listo...

Actualmente, los estudios clínicos demuestran que el elinzanetant es 2.5 veces mejor que el placebo y a finales de 2024 terminarían la fase 3 necesaria para tramitar el lanzamiento, detalla Eli Lakryc, vicepresidente médico de la división farmacéutica de Bayer en Brasil y América Latina.

Se prevé que esté a la venta a un precio "adecuado a la realidad" entre 2025 y 2026, año en que estaría disponible en México.

Otros usos

La molécula elinzanetant podría tener otras aplicaciones, de acuerdo con Dora Cano, presidenta de la división farmacéutica de Bayer para México.

Es probable, comenta Cano, que población del País participe en los estudios clínicos que están iniciando para tratar los síntomas vasomotores que viven las pacientes con cáncer de mama que reciben quimioterapia.

En números

- Alrededor de 960 millones de mujeres cursando la menopausia habrá en 2025

- Esto equivaldrá al 12 por ciento de la población mundial

- En 2023, 70 por ciento de ellas no puede o quiere usar hormonas para tratar los síntomas de la menopausia 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD