Salud

Aumentan la ansiedad y depresión en el mundo debido a pandemia

Variantes de Covid causan estados de ánimo de agotamiento e ira cuando la crisis sanitaria entra a su tercer año

The New York Times

The New York Times

lunes, 13 diciembre 2021 | 11:22

Nueva York.- Una caricatura reciente en el diario francés Le Monde mostraba a un hombre desaliñado que llegaba al consultorio de un médico para recibir una vacuna contra el Covid-19. "Estoy aquí para la quinta inyección debido a la tercera ola", dice. "O viceversa".

Su desconcierto es porque Francia sufre su quinta ola de la pandemia, con casos de la variante Delta aumentando drásticamente junto con la ansiedad por Ómicron, capturó un estado de ánimo de agotamiento e ira hirviendo en todo el mundo dos años después de que el virus mortal comenzara a propagarse en China.

El pánico se propaga en un instante incluso si, al igual que con la variante Ómicron, aún no se conoce el alcance de la amenaza. Las vacunas parecen una liberación hasta que parecen un poco menos que eso. Las respuestas nacionales divergen sin una lógica discernible. Se propagan la ansiedad y la depresión. Lo mismo ocurre con la soledad y la fatiga de la pantalla. Crece la sensación de que la era Covid durará años, como plagas de antaño.

Incluso en China, donde no se han reportado muertes por Covid desde enero, algunos confiesan cansancio con las medidas que los han mantenido a salvo cuando tantos otros perecieron.

Esta sensación de infinitud, acompañada de una creciente angustia psicológica que conduce a la depresión, fue un tema recurrente en dos docenas de entrevistas realizadas en Asia, Europa, África y las Américas. Después de dos años de política zigzagueante y emociones de montaña rusa, pérdidas terribles, amaneceres falsos, cierre de fronteras y escuelas cerradas intermitentemente, la capacidad de recuperación de la gente ha disminuido.

Eso seguramente planteará nuevos desafíos para los líderes que intentan proteger a su gente y sus economías. ¿Obedecerán los cansados las nuevas restricciones o se arriesgarán a ver a familiares y amigos después de meses de separación forzada? La cuestión de cuán draconianos pueden ser los líderes cuando la salud mental de las personas se ha vuelto tan frágil parece ser un dilema central cuando la pandemia entra en su tercer año.