Salud

¿Cómo afectó la pandemia a salud mental de universitarios?

Estudiantes padecieron ansiedad, depresión y conducta suicida, reveló un estudio

Reforma / Imagen representativa

Natalia Vitela / Reforma

lunes, 10 octubre 2022 | 17:49

Ciudad de México.- Un 93 por ciento de los estudiantes de la UNAM que solicitó ayuda psicológica o psiquiátrica durante la emergencia sanitaria por la Covid-19 padeció ansiedad, un 90 por ciento depresión y un 84 por ciento conducta suicida, según un estudio presentado este lunes.

De acuerdo con María Elena Medina Mora, directora de la Facultad de Psicología de la UNAM, durante el confinamiento se atendió a mil 321 alumnos, a quienes se les proporcionó ayuda psicológica o psiquiátrica a distancia.

Según el estudio, de los mil 321 alumnos, 958 fueron mujeres y 363 hombres.

Otro trastorno mental prevalente, añadió Medina Mora, fue el estrés postraumático, con un 43 por ciento.

Según la experta, la falta de apoyo social y la violencia se registraron en un 59 y 50 por ciento de los casos, respectivamente.

En tanto un 17 por ciento de los solicitantes de apoyo reportó consumo de drogas y un 9 por ciento un consumo excesivo de alcohol.

"Son personas que pidieron ayuda a un servicio de atención psiquiátrica (de la Facultad de Medicina de la UNAM), que venían pensando que tenían una situación difícil; ahora, la mayor parte ya había estado en tratamiento", expuso la directora.

"Es decir, esto refuerza que las personas que más se enfermaron fueron las que ya tenían un tratamiento previo y que las instituciones de salud mental por la pandemia se cerraron en estas etapaa primeras porque no se consideraron servicios esenciales; y entonces si la mayor parte de las personas que ya se atendían no tenían acceso al tratamiento eso hizo que se aumentara el malestar".

Durante la conferencia Salud Mental en Estudiantes Universitarios, la especialista precisó que entre los estudiantes que pidieron ayuda por un trastorno mental, un 38 por ciento enfrentó problemas económicos por la pandemia.

En ese 38 por ciento, se registró un mayor consumo alcohol y drogas, violencia e ideación e intento suicida.

Medina Mora sostuvo que los modelos predictivos muestran que la conducta suicida se asoció a la reducción de los ingresos familiares por la Covid-19; falta de apoyo social; aumento de violencia durante la contingencia, y antecedente de tratamiento psicológico o psiquiátrico, entre otros.

Sin tratamiento 70% de enfermos mentales

En su conferencia, Medina Mora advirtió que solo 30 por ciento de los enfermos mentales en el País solicita tratamiento, y de ellos no todos lo reciben el tiempo suficiente para hacer una diferencia.

"El 70 por ciento de la población que necesita ayuda no lo está recibiendo. Es una enfermedad crónica, que por supuesto se modifica, pero necesitamos darle el tiempo suficiente para que la persona salga adelante", alertó la experta.

La directora citó como ejemplo que una persona con depresión tarda 14 años en llegar a un tratamiento.

También comentó que hay una vulnerabilidad heredada para presentar un trastorno mental y la genética pesa entre 40 y 60 por ciento.

Los otros factores de riesgo son los determinantes sociales, dijo, como las vicisitudes en la infancia, y en el caso de la depresión lo que más pesa es la violencia en todas sus formas.

"(En México) tenemos muy poquitito presupuesto, tenemos menos presupuesto para salud mental de lo que hay para ciertamente otras enfermedades; pero de lo que tienen países con niveles de desarrollo menores a nosotros que le dedican a la salud mental", expuso.

"Sólo es el 2 por ciento del gasto en salud...y la carga de la enfermedad es ocho veces más alta que el dinero que se recibe".

Todos los 10 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Salud Mental.