Salud

Cuando tres inyecciones no son suficientes contra el Covid-19

Personas con sistemas inmunológicos comprometidos en EU reciben una cuarta o quinta vacuna a pesar de la incertidumbre sobre su seguridad o efectividad

The New York Times

The New York Times

lunes, 03 enero 2022 | 12:10

Nueva York.- Si se le pide que muestre su tarjeta de vacunación, Stacey Ricks puede elegir entre tres.

La señora Ricks, de 49 años, una receptora de trasplante de riñón que toma medicamentos inmunosupresores, no desarrolló anticuerpos después de sus dos primeras inyecciones de Moderna.

En junio, sin revelar que ya había recibido las inyecciones Moderna, recibió una dosis de la vacuna de Johnson & Johnson antes de que las autoridades federales de salud todavía no aprobaran a nadie para una tercera inyección.

Conseguir su cuarta y quinta inyección fue más complicado. En julio, los registros de farmacia en el área de Houston donde vive finalmente mostraron sus vacunas anteriores. Armada con una nota del médico que explicaba que no había desarrollado anticuerpos, Ricks convenció a un farmacéutico para que le administrara dos dosis de la vacuna de Pfizer durante el verano.

“Ella seguía diciendo, 'No hay datos clínicos aquí'”, recordó Ricks. "Y dije: 'Oye, yo soy la información clínica'".

Ricks es una de las muchas personas con sistemas inmunológicos comprometidos en Estados Unidos que han eludido las pautas del gobierno y han recibido una cuarta o quinta inyección no autorizada.

La Administración de Alimentos y Medicamentos y el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades están a cargo de determinar cuándo se deben administrar dosis adicionales, pero algunos pacientes y sus médicos sienten que las agencias federales han actuado con demasiada lentitud para proteger a los más vulnerables.

Israel ya ha comenzado a implementar cuartas inyecciones: el primer ministro Naftali Bennett anunció este domingo que el país ofrecería inyecciones adicionales a las personas de 60 años o más, así como a los trabajadores médicos, convirtiéndose en el primer país en implementar un refuerzo adicional de manera tan amplia.

En comparación, el CDC actualizó sus pautas a fines de octubre para decir que los grupos inmunodeprimidos serían elegibles para una cuarta dosis seis meses después de una tercera. Para aquellos que siguieron las reglas, la primera elegibilidad para un cuarto sería a fines de febrero.