Salud

Demanda afirma que los Skittles son tóxicos; contienen dióxido de titanio

Denuncia colectiva dice que los caramelos no son aptos para consumo humano y acusa a su fabricante de conocer desde hace tiempo los problemas que causa a la salud

The New York Times

The New York Times

martes, 26 julio 2022 | 15:45

California.- Si ha estado prestando atención a los titulares de nutrición últimamente, es posible que haya notado una demanda reciente que afirmaba que los Skittles, los coloridos dulces de la fama de "saborear el arcoíris", eran "no aptos para el consumo humano" debido a la presencia de una "conocido toxina” llamada dióxido de titanio.

La demanda colectiva, presentada el 14 de julio en un tribunal federal del norte de California, decía que Mars Inc., el fabricante de los dulces, "sabía desde hace mucho tiempo los problemas de salud" que planteaba el compuesto químico, y que incluso se había comprometido públicamente en 2016 para eliminar gradualmente la sustancia de sus productos. Sin embargo, según la denuncia, la compañía “desobedeció su propia promesa a los consumidores” y continuó vendiendo Skittles con dióxido de titanio, lo que representa un “riesgo significativo para la salud de los consumidores desprevenidos”.

Pero, ¿qué es exactamente el dióxido de titanio? ¿Y debería preocuparse por ello en sus dulces, o en cualquier otro alimento? Esto es lo que sabemos.

¿Qué es el dióxido de titanio?

El dióxido de titanio es un compuesto químico, derivado de un mineral natural, que se procesa y utiliza como aditivo de color, agente antiaglomerante y blanqueador, entre otras cosas, en miles de productos alimenticios en una variedad de categorías. Estos incluyen muchos chicles, productos horneados, untables para sándwiches, aderezos para ensaladas y productos lácteos como requesón, helados y cremas para café, dijo Tasha Stoiber, científica sénior de Environmental Working Group, una organización sin fines de lucro enfocada en la salud y seguridad del consumidor.

Los dulces y los caramelos también constituyen una gran parte de los productos alimenticios que contienen la sustancia. Una reciente revisión de E.W.G. concluyó que "miles de dulces para niños", incluidos Starburst y otros dulces comercializados, lo contenían.

El dióxido de titanio también se usa en una variedad de artículos no alimentarios, como ciertos medicamentos, protectores solares, cosméticos, pinturas y plásticos.

¿Es seguro comer?

Depende de a quién le preguntes. Desde 1966, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) ha reconocido que el uso de dióxido de titanio en alimentos para humanos es seguro, siempre que no exceda el 1 por ciento del peso del alimento.

Pero a pesar de su uso generalizado, los estudios publicados desde la década de 1960 han planteado dudas sobre su seguridad. Una revisión de 2015 de estudios, en su mayoría en animales (pero algunos en humanos), por ejemplo, encontró que el dióxido de titanio no solo pasaba por el cuerpo, como sugería la investigación en la década de 1960. En cambio, los investigadores encontraron que el aditivo podría absorberse en el torrente sanguíneo a través de los intestinos y acumularse en ciertos órganos, lo que podría dañar el bazo, el hígado y los riñones.

¿Qué puedo hacer si quiero evitarlo?

Si bien Mars Inc. está en el proceso de eliminar gradualmente el dióxido de titanio en sus productos vendidos en Europa, la compañía aún debe tomar medidas en los Estados Unidos, donde aún se permite el dióxido de titanio.

Entonces, su mejor apuesta para limitar su consumo de dióxido de titanio es elegir productos que no contengan colorantes añadidos. O podría apegarse a comer alimentos sin procesar, enteros u orgánicos cuando pueda, dijo Marion Nestle, profesora emérita de nutrición, estudios alimentarios y salud pública en la Universidad de Nueva York.

La doctora Nestlé señaló que los aditivos alimentarios como el dióxido de titanio se usaban generalmente para hacer que "la comida chatarra se viera saludable y supiera mejor". Agregó que “esos no son alimentos que un nutricionista recomendaría excepto en cantidades muy pequeñas”.

En cuanto a los Skittles en particular, Nestlé dijo que dado que existen sospechas de que el aditivo puede ser cancerígeno, “Mars debería eliminarlo. No deberían usarlo”. Ella agregó: "¿Por qué arriesgarse?"

¿Debería esto afectar sus elecciones en el supermercado? ¿Y afectará esto el resultado de la demanda contra Mars Inc.? Parece que el jurado aún lo está deliberando.