PUBLICIDAD

Salud

Descubren que el calor controla mente y cuerpo

Alimenta sentimientos como la irritabilidad y la ira, pero también parece exacerbar las enfermedades mentales: especialistas

The New York Times
The New York Times

The New York Times

sábado, 12 agosto 2023 | 13:49

Si descubre que el calor abrasador e implacable lo pone ansioso e irritable, incluso deprimido, no todo está en su cabeza. Las altas temperaturas pueden dañar no sólo el cuerpo sino también la mente.

A medida que las olas de calor se vuelven más intensas, más frecuentes y más prolongadas, se ha vuelto cada vez más importante abordar el impacto en la salud mental, dicen los científicos.

“En realidad, sólo en los últimos cinco años ha habido un reconocimiento real del impacto”, dijo el doctor Joshua Wortzel, presidente del comité sobre cambio climático y salud mental de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, que se creó hace sólo dos años.

“Nuestra comprensión de la biología básica de por qué existe esta asociación aún está en pañales”, agregó.

Las altas temperaturas están fuertemente asociadas con un aumento en los suicidios, según han descubierto los investigadores. El calor se ha relacionado con un aumento en los delitos violentos y agresiones, visitas a la sala de emergencias y hospitalizaciones por trastornos mentales y muertes, especialmente entre personas con esquizofrenia, demencia, psicosis y uso de sustancias.

Por cada grado centígrado que aumenta la temperatura, los científicos han estimado que existe un aumento de casi el 5 por ciento en el riesgo de muerte entre los pacientes con psicosis, demencia o consumo de sustancias.

Los investigadores han informado un aumento del 0.7 por ciento en los suicidios relacionados con el aumento de las temperaturas, y un aumento del 4 al 6 por ciento en la violencia interpersonal, incluidos los homicidios.

El calor no sólo alimenta sentimientos como la irritabilidad y la ira, sino que también parece exacerbar las enfermedades mentales, como la ansiedad, la esquizofrenia y la depresión. 

Los adultos mayores, los adolescentes y las personas con enfermedades mentales preexistentes son particularmente vulnerables, al igual que las personas que no cuentan con vivienda o son de nivel socioeconómico más bajo.

Un estudio del año pasado analizó datos de más de dos millones de personas con seguro privado y encontró que las visitas al departamento de emergencias por enfermedades mentales fueron significativamente más altas durante los cinco o seis días más calurosos del verano, en comparación con los días más frescos de la misma temporada.

El aumento fue mayor en las partes del norte de Estados Unidos, quizás porque estas áreas están menos preparadas para hacer frente a las olas de calor que lugares como el suroeste, dijo Amruta Nori-Sarma, epidemióloga ambiental de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Boston, quien dirigió el estudio.

La brecha fue evidente en una variedad de condiciones de salud mental, incluidos los trastornos del estado de ánimo y de ansiedad, los trastornos de estrés, la esquizofrenia, los trastornos por uso de sustancias y las autolesiones.

“El calor extremo es un factor estresante externo que parece estar exacerbando los síntomas de salud mental de las personas”, dijo la doctora Nori-Sarma.

Es probable que el efecto sea aún más pronunciado entre las personas con cobertura de seguro limitada o nula o que no tienen hogar, agregó.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD