Salud

Dosis de Pfizer y Moderna: poderosamente efectivas

Confirma análisis del CDC

The New York Times

miércoles, 19 mayo 2021 | 11:01

Las vacunas contra el coronavirus de Pfizer-BioNTech y Moderna tienen un 94 por ciento de efectividad para prevenir la enfermedad sintomática del Covid-19, según un nuevo estudio de más de 1 mil 800 trabajadores de la salud en Estados Unidos.

La investigación, que el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades publicó el pasado viernes, proporciona aún más evidencia de que las vacunas están funcionando bien incluso fuera de los ensayos clínicos controlados.

"Este informe proporcionó la información más convincente hasta la fecha de que las vacunas contra el Covid-19 están funcionando como se espera en el mundo real", dijo la doctora Rochelle Walensky, directora del C.D.C.

“Este estudio, sumado a los muchos estudios que lo precedieron, fue fundamental para que el C.D.C. cambiara sus recomendaciones para aquellos que están completamente vacunados contra el Covid-19".

Los hallazgos se basan en un estudio en curso de trabajadores de la salud en 25 estados. Este análisis intermedio incluyó datos sobre 1 mil 843 trabajadores de la salud que se sometieron a pruebas de rutina para detectar la infección con el coronavirus. Más del 80 por ciento de los participantes eran mujeres.

Unos 623 trabajadores dieron positivo entre enero y mediados de marzo. Los que estaban completamente vacunados tenían un 94 por ciento menos de probabilidades de desarrollar infecciones sintomáticas por coronavirus que sus pares no vacunados, encontraron los investigadores. Las cifras concuerdan con las estimaciones de eficacia de los ensayos clínicos.

Los científicos también encontraron que una sola dosis del régimen de dos inyecciones fue 82 por ciento efectiva para prevenir la infección sintomática. Esa cifra es más alta que la que se informó en otros estudios y puede ser el resultado de la relativa juventud de los participantes del estudio, que tenían una edad promedio de 37 a 38 años. Menos del 2 por ciento tenía 65 años o más.

Los científicos habían descubierto anteriormente que los trabajadores de atención médica, de primera línea y esenciales, completamente vacunados, tenían un 90 por ciento menos de probabilidades de contraer el coronavirus. Esos hallazgos ayudaron a disipar los temores de que las personas vacunadas pudieran ser portadoras del virus, incluso de forma asintomática, y transmitirlo a otras personas.

La preocupación fue una de las principales razones para pedir a los estadounidenses vacunados que siguieran usando cubrebocas, una recomendación que el C.D.C. levantó el pasado jueves.