Salud

¿La variante Delta hace que los adultos más jóvenes se enfermen más rápido?

Muchos de los pacientes con Covid-19 que ahora llegan al hospital no solo no están vacunados, son mucho menores de 50 años

/ Un hombre es vacunado contra Covid

The New York Times

jueves, 05 agosto 2021 | 14:15

Nueva York— Recientemente, un paciente de 28 años murió de Covid-19 en CoxHealth Medical Center en Springfield, Missouri. La semana pasada, un estudiante universitario de 21 años fue admitido en cuidados intensivos.

Muchos de los pacientes con Covid-19 que ahora llegan al hospital no solo no están vacunados, son mucho menores de 50 años, una clara diferencia con respecto a los pacientes frágiles y mayores que se vieron cuando la pandemia surgió por primera vez el año pasado.

En Baton Rouge, Luisiana, los adultos jóvenes sin ninguno de los factores de riesgo habituales para las formas graves de la enfermedad, como la obesidad o la diabetes, también están llegando a urgencias gravemente enfermos. No está claro por qué están tan enfermos.

Los médicos que trabajan en los puntos álgidos de Covid en todo el país dicen que los pacientes en sus hospitales no son como los pacientes que vieron el año pasado. Casi siempre sin vacunar, los recién llegados tienden a ser más jóvenes, muchos en sus 20 o 30 años. Y parecen más enfermos que los pacientes más jóvenes el año pasado, deteriorándose más rápidamente.

Los médicos han acuñado una nueva frase para describirlos: "más jóvenes, más enfermos, más rápidos". Muchos médicos que los tratan sospechan que la variante Delta del coronavirus, que ahora representa más del 80 por ciento de las nuevas infecciones en todo el país, está influyendo.

Los estudios realizados en otros países sugieren que la variante puede causar una enfermedad más grave, pero no hay datos definitivos que demuestren que la nueva variante es de alguna manera peor para los adultos jóvenes.

Algunos expertos creen que el cambio en la demografía de los pacientes es estrictamente el resultado de tasas de vacunación más bajas en este grupo.

Hasta este domingo, más del 80 por ciento de los estadounidenses de 65 a 74 años estaban completamente vacunados, en comparación con menos de la mitad de los de 18 a 39 años, según cifras del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Las vacunas son muy eficaces contra enfermedades graves y la muerte tras la infección con cualquier variante del virus, incluida Delta. Una gran mayoría de los pacientes hospitalizados en todo el país, aproximadamente el 97 por ciento, no están vacunados.