Salud

Protección de vacuna contra Ómicron se debilita en adolescentes, revela estudio

Dos dosis de la vacuna continúan siendo altamente protectoras contra enfermedades críticas

The New York Times

The New York Times

jueves, 31 marzo 2022 | 12:02

Nueva York.- En otro giro del debate sobre la mejor manera de proteger a los niños contra el coronavirus, los investigadores informaron este miércoles que las vacunas contra el Covid otorgaron una menor protección contra la hospitalización entre los niños mayores de 12 años durante el último aumento de Ómicron.

Sin embargo, la eficacia de la vacuna contra la hospitalización se mantuvo estable en niños de 5 a 11 años, y entre los adolescentes de 12 a 18 años, dos dosis de la vacuna continuaron siendo altamente protectoras contra enfermedades críticas que requieren soporte vital.

Pero la eficacia contra la hospitalización por enfermedades menos graves se redujo a solo un 20 por ciento entre estos niños. Los hallazgos fueron publicados en The New England Journal of Medicine.

Los datos son ampliamente consistentes con los estudios que muestran que, en todos los grupos de edad, las vacunas perdieron gran parte de su poder contra la infección con la variante Ómicron, pero aun así previnieron enfermedades graves y la muerte.

Si bien cualquier hospitalización es desconcertante, es tranquilizador que las vacunas aún protegieran a los niños de los peores resultados de la infección, dijo Manish Patel, investigador del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades que dirigió el estudio.

Entre los adolescentes del estudio que estaban gravemente enfermos, el 93 por ciento no estaba vacunado y la mayoría tenía al menos una afección subyacente, anotó el doctor Patel. “Creo que el gran mensaje para llevar a casa es que, con el simple hecho de vacunarse, se pueden prevenir las enfermedades más graves en la mayoría de los niños”, dijo.

Para algunos padres que aún debaten sobre la vacunación, la decisión se complica por el aparente retroceso del coronavirus. Los casos y las muertes han caído a sus niveles más bajos en un año, y nadie sabe aún si la subvariante BA.2 de Ómicron traerá otra ola.

Algunos padres, creyendo que el riesgo de covid de sus hijos es trivial, se han mostrado reacios a vacunarlos desde el principio. Pero, aunque los niños siguen siendo mucho menos propensos que los adultos a enfermarse gravemente, muchos más de ellos fueron hospitalizados durante el aumento de Ómicron que en cualquier otro momento de la pandemia.