Salud

Puede dejar Covid hasta ¡55 secuelas!

Síntomas como fatiga y dolor de cabeza pueden padecerse hasta 10 meses después de haber tenido Covid-19, según estudio de investigadores

Reforma
Reforma

Reforma

jueves, 18 febrero 2021 | 12:58

Ciudad de México.- Todas las noches, Alicia Carrera lucha contra el insomnio y por el día con un ruido en el oído y dolores en diferentes partes del cuerpo. Ella es una de los tantos pacientes que se contagiaron de coronavirus y hoy enfrentan un complicado desafío: las secuelas que deja la enfermedad. 

En diciembre pasado, Alicia fue diagnosticada con Covid-19 y, aunque sus síntomas fueron leves, aún padece los estragos que dejó el coronavirus en su cuerpo.

"Nada ha sido grave o inaguantable, más bien leve, pero presente. Digamos que al día de hoy no he logrado sentirme al 100 por ciento todavía", relató Alicia, quien escribe libros de arte y vive en la Ciudad de México.

Contó que cuando tuvo Covid le dio una sintomatología leve y, como mayoría de las personas, perdió el olfato y el gusto, tuvo algo de fiebre y padeció ardor en la piel y piquetes (dolor) en las articulaciones.

 Pero fue unos 10 días después de recibir su alta médica que comenzó a tener dolores en el pecho como si le "estuvieran ajustando un corsé" o si llevara "un corpiño apretado", además, dejó de dormir bien y sentía mucho cansancio, pero esos síntomas desaparecieron a finales de enero.

Sin embargo, todavía hoy padece insomnio, ruido en el oído y dolores en la rodilla y pierna izquierda.

DEJA SU MARCA

 De acuerdo con un estudio de investigadores independientes con expertos de varios países, Covid-19 puede dejar hasta 55 secuelas y al menos 5 síntomas persistentes como la fatiga, dolor de cabeza, trastorno de atención, caída del cabello y disnea (dificultad para respirar).

"Encontramos que hasta el 80 por ciento de los pacientes tenían al menos un síntoma hasta 10 meses después de haber padecido Covid-19", dijo la doctora Talia Wegman-Ostrosky, investigadora y oncogenetista del Instituto Nacional de Cancerología y coautora del estudio.

 En el análisis "More than 50 Long-term effects of COVID-19: a systematic review and meta-analysis", basado en más de 18 mil publicaciones de análisis médicos, se estimó la prevalencia de 55 efectos a largo plazo en 47 mil 910 pacientes.

 La investigación fue dada a conocer en la plataforma medRxivm, donde se presentan reportes preliminares sobre ciencias médicas.

 La fatiga es el síntoma más predominante después de que una persona se recuperó de Covid-19, ya que estuvo presente en 58 por ciento de los casos.

 Le siguen el dolor de cabeza con 44 por ciento, trastorno de atención con 27 por ciento, la caída del cabello con 25 por ciento, y la disnea (ahogo o dificultad para respirar) con 24 por ciento.

 Aunque pareciera que es demasiado pronto para determinar cómo será la recuperación completa de estos pacientes, Wegman-Ostrosky aseguró que esto implica un gran reto para los sistemas de salud.

 "Aunque la mayoría son problemas cardiacos, respiratorios, neumológicos, también están las afectaciones psiquiátricas como depresión, ansiedad y por eso es importante pensar en la prevención y la atención de estas secuelas", dijo.

 Señaló que algunos pacientes que estuvieron conectados a respiradores reportan dificultades para tragar o hablar alto, consecuencia normalmente temporal de las lesiones o la inflamación que provoca el tubo respiratorio que pasa por las cuerdas vocales.

 De acuerdo con las autoridades de salud en México, de los 2 millones de personas que se han contagiado por coronavirus al menos tres cuartas partes se han recuperado de la enfermedad, pero se desconoce cuántos viven con secuelas.

 En el País hay también más de 175 mil muertos por la enfermedad, siendo la tercera nación del mundo por número de decesos después de Estados Unidos y Brasil.

 Wegman-Ostrosky consideró que es urgente comenzar a hablar de un tratamiento postcoronavirus que abarque diversas áreas de atención debido a estas secuelas.

 Señaló que se debe tratar a personas con problemas cognitivos, físicos, pulmonares, cardiacos, renales y emocionales.