Salud

¿Qué es la vigorexia?

La adicción al entrenamiento puede ser una enfermedad y no te has dado cuenta

Adrián Basilio/Agencia Reforma

martes, 17 enero 2023 | 11:09

Ciudad de México.- Anteponer el ejercicio al trabajo, estudio, la convivencia familiar y social e incluso hasta a los horarios de alimentos y sueño con tal de ver los músculos cada vez más tonificados no es una cuestión de vanidad, sino de una enfermedad llamada vigorexia. 

Ese trastorno multifactorial, pues están vinculados la salud nutricional, psicológica y emocional, entre otras, es una adicción al entrenamiento en búsqueda de un físico musculoso y perfecto, el cual no existe. Y además, contrariamente a lo que se piensa, muchas mujeres también lo padecen.

 "Más que una definición de vigorexia, estamos hablando de una persona que abusa de las cualidades físicas que se están entrenando para obtener un beneficio. Pero aquí hay que recordar que en el ejercicio por salud hay una delgada línea, si se prescribe bien, va hacia la salud, y si se prescribe o hace mal, se va hacia la enfermedad. Aquellas personas que tienen un exceso en cuanto a la actividad física se van para el lado contrario", explica el especialista en medicina del deporte, Jorge Santiago.

 "Es una enfermedad más que emocional y que conlleva otros muchos aspectos. Hay una cuestión psicológica que requiere de un apoyo del especialista en esa área. Hay aspectos emocional, nutricional, de ansiedad", añade.

 - ¿Cómo darse cuenta de que alguien está atravesando eso?

 "Primero, en la actitud. No quiere descansar, comer ciertos alimentos, o en exceso ciertas cosas, o hacer ejercicio por horas prolongadas en un solo día. No se quiere descansar.

 "Hay cambios de humor, les cuesta trabajo relacionarse, tienen trastornos del sueño, dificultades para despertar, irritabilidad. A veces, una persona con esta condición se cuestiona mucho si está haciendo lo correcto. También se llega a atener una pérdida excesiva de peso en un periodo muy corto o se empieza a utilizar sustancias".

 - ¿El consumo de esteroides propicia la vigorexia o es consecuencia de?

 "Es difícil determinarlo, porque el consumo de esteroides puede derivar en una adicción psicológica, o que ya la necesidad de querer verse fuerte obliga al consumo de ellos, es muy complejo. 

"Forzar al organismo con rutinas intensas y por mucho tiempo, descuidando la alimentación, hidratación y las horas de sueño, en las cuales el cuerpo se recupera, no sólo implica un desgaste que tarde o temprano tendrá sus repercusiones físicas, también propicia estar más expuesto a lesiones de diferente índole y gravedad".

 ¿Pueden darse más consecuencias...?

 "Se puede caer desde una lesión musculoesquelética hasta algo más grave. Últimamente hemos tenido un incremento en la consulta precisamente por gente que reinició el ejercicio como si nunca lo hubiera suspendido y vemos muchas lesiones de articulaciones, grupos musculares, síndrome de fatiga crónica o síndrome de sobreentrenamiento", expone Santiago. 

En el caso de las mujeres que atraviesan por esta condición, la situación es más complicada por los procesos hormonales que atraviesan en su vida.

 "Claro que hay mujeres (con vigorexia) y estadísticamente se tienen a más de ellas de lo que se piensa, que de hombres, aunque se nota menos. Ellas se meten a dietas muy estrictas y puede ser que hasta pierdan la regla. Y pueden sufrir lesiones musculoesqueléticas, metabólicas y ya no hablemos de las psicológicas", apunta el especialista.

 ES CURABLE

Se puede salir de la vigorexia dependiendo el grado en que se encuentre la persona que la padece y para ello se deben realizar exámenes con estudios clínicos y de laboratorio, pruebas de gabinete y esfuerzo, de resistencia y fuerza.

 Además hay tests psicológicos y se debe tomar el camino más adecuado para tratar a la persona que la padece. El tratamiento no es sólo con el médico del deporte sino multidisciplinario, es decir con psicólogo, médico internista, endocrinólogo, nutriólogo y otros especialistas.

 Dependiendo de las alteraciones que tenga la persona se prescriben medicamentos muy específicos y controlados.

 Los medicamentos estabilizan sustancias del cerebro como serotonina y dopamina, indispensables en el funcionamiento de las emociones.

 

IMPACTOS DE LA VIGOREXIA

FÍSICOS:

 - Problemas óseos

 - Desgaste de tendones

 - Convulsiones

 - Mareos

 - Dolores de cabeza

 - Taquicardias

 

 EMOCIONALES:

 - Aislamiento social

 - Baja autoestima

 - Ansiedad y depresión