PUBLICIDAD

Salud

Roncar afecta la salud; descubre 6 posibles causas

En México, uno de los principales trastornos del sueño es roncar, afección que merma la salud física y mental. Descubre 6 posibles causas

Agencia Reforma

sábado, 19 agosto 2023 | 07:24

Ciudad de México.- Roncar es uno de los principales motivos de consulta por trastornos del sueño en México, una afección que tiene un impacto negativo en la calidad de descanso de quien la padece. ¿Cómo saber si esos ronquidos merecen una visita al médico? Aquí te contamos más. 

PROBLEMA COMÚN

El doctor Reyes Haro, experto en trastornos del sueño, señala que 75 por ciento de las personas que acuden a clínicas del sueño en el País lo hacen por ronquidos o apnea del sueño; el porcentaje restante corresponde a pacientes que presentan insomnio, somnolencia diurna y otras afecciones. 

Sabías que...

Todas las personas podemos roncar en algún momento debido a una enfermedad respiratoria, una alergia estacional o una mala postura. Pero si ese ruido producido durante el sueño que suena como a un traqueteo, silbido, resoplido o queja no es producto de alguna de las causas mencionadas y sucede a diario, puede afectar el rendimiento diurno y provocar irritabilidad.                         La mala calidad del sueño causada por los ronquidos, explica la doctora Sara Bakhtiar del Hospital Houston Methodist, puede tener un impacto significativo en tu bienestar general y calidad de vida al causar:

  • Trastornos del estado de ánimo.
  • Disminución de la productividad.
  • Mayor riesgo de accidentes.
  • Afectar tus relaciones.
  • Provocar un deterioro general de tu salud física y mental.

                         

EL ORIGEN

La doctora Sara Bakhtiar del Hospital Houston Methodist, explica que “los ronquidos generalmente son causados por la vibración de los tejidos en la garganta y las fosas nasales durante el sueño”.

  • Hay varios factores que contribuyen al desarrollo de los ronquidos, entre ellos:

                           

Vías respiratorias obstruidas

  • Cuando el flujo de aire de la nariz y la garganta está parcialmente bloqueado, puede provocar ronquidos. Esta obstrucción puede ser causada por varias razones, incluyendo congestión nasal por alergias o resfriados, un tabique desviado, o amígdalas y adenoides agrandadas.

                     

Tono muscular deficiente

  • Los músculos débiles de la garganta y la lengua podrían relajarse excesivamente durante el sueño, lo que estrecha las vías respiratorias. Esta deficiencia muscular puede relacionarse al envejecimiento, consumo de alcohol, uso de somníferos o ciertas afecciones médicas.
                            

Obesidad

  • El sobrepeso aumenta la probabilidad de roncar. Los tejidos grasos adicionales alrededor del cuello y la garganta pueden presionar las vías respiratorias, causando estrechamiento y ronquidos.
                           

Posición para dormir

Dormir boca arriba puede hacer que la base de la lengua y el paladar blando colapsen contra la parte posterior de la garganta, bloqueando el flujo de aire.

                     

Alcohol y somníferos

Estas sustancias pueden interferir con la capacidad del cerebro para regular los patrones de sueño y la respiración. Tanto beber como los somníferos pueden además relajar los músculos de la garganta.

                            

Fumar

  • Este hábito causa inflamación en el tejido de la garganta, lo que puede causar congestión nasal y obstrucción de las vías respiratorias.
                            

¿Te ha pasado?

 Si duermes acompañado, es muy probable que ya te hayan dicho si roncas, pero si no, el cuerpo te lo revela, puedes amanecer:
  • Con la boca seca
  • Dolor de garganta
  • Fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Además, durante el día, podrías tener somnolencia, dificultad para concentrarte y problemas de memoria. Durante la noche, es posible sentirse inquieto o tener resistencia para conciliar el sueño o permanecer dormido (insomnio). También puedes despertarte ocasionalmente por la noche con la sensación de asfixia o jadeo.

                            

¿CUÁNDO ACUDIR AL MÉDICO?

Aunque los ronquidos parezcan una molestia simple, siempre será mejor que busques la opinión de un médico especialista en trastornos del sueño en lugar de recurrir a tiras nasales y otros remedios de venta libre.

"Estos productos probablemente no puedan abordar la causa raíz de los ronquidos. Por ello, es mejor visitar al médico para un diagnóstico y manejo adecuados", Sara Bakhtiar Médica adscrita al Hospital Houston Methodist.   

La doctora Bakhtiar explica que el especialista en atención primaria podría sugerir, en principio, ciertos cambios en tu estilo de vida como:

  • Perder peso
  • Evitar el alcohol antes de acostarse
  • Dormir de lado en lugar de boca arriba
  • Mantener un horario regular de sueño

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD