Salud

Trajo pandemia retos para la salud mental

Comenzó con compras de pánico, se acentuó con depresión y ansiedad

Archivo / La población enfrenta el temor de contraer el virus, el aislamiento, la ansiedad, el estrés, la depresión, la lucha económica para miles de personas que perdieron sus trabajos y el dolor de aquellos que perdieron a sus seres queridos

Elida S. Pérez / El Paso Matters

sábado, 20 marzo 2021 | 06:26

El Paso.- Antes de que el Covid-19 llegara a la frontera y las vidas de los habitantes de El Paso se transformaran por completo, los proveedores de salud mental comenzaron a anticipar cuáles podrían ser los impactos de la pandemia para la comunidad.

Los expertos en salud mental de El Paso se prepararon para ver cómo continuar brindando servicios mientras muchas instalaciones cerraron cuando se impusieron las órdenes de quedarse en casa en marzo y las medidas de seguridad de distanciamiento social dificultaron la prestación de tratamiento en persona.

La pandemia trajo una serie de desafíos, incluidos el temor de contraer el virus, el aislamiento, la ansiedad, el estrés, la depresión, la lucha económica para miles de personas que perdieron sus trabajos y el dolor de aquellos que perdieron a sus seres queridos por Covid-19.

El doctor Fabrizzio Delgado, jefe de división del servicio de consulta de psiquiatría de Texas Tech Physicians de El Paso, dijo que al inicio de la pandemia, el estrés agudo en la comunidad se vio a través de compras y acaparamiento de pánico.

Los compradores comenzaron a comprar papel higiénico, productos enlatados, agua embotellada y productos de limpieza como Lysol y desinfectante para manos en los primeros meses de la pandemia.

Delgado dijo que el estrés agudo no se puede mantener durante un período prolongado, por lo que una vez que el pánico inicial disminuyó, las reacciones pasaron a ser depresión, ansiedad, estrés y empeoramiento de los síntomas psiquiátricos.

“Entonces viste la tormenta perfecta en salud mental”, dijo.

Surgen nuevos dilemas

Delgado dijo que inicialmente anticipó que los pacientes diagnosticados con enfermedades mentales como la esquizofrenia tendrían un momento más difícil durante la pandemia. Pero se sorprendió al ver que más personas padecían depresión severa, trastornos bipolares y abuso de sustancias.

Kristen Daugherty, directora ejecutiva de Emergence Health Network (EHN), dijo que la organización también comenzó a brindar servicios a personas que no habían tratado anteriormente.

Emergence es el proveedor de salud mental más grande del Condado de El Paso, con 19 ubicaciones de servicio. La agencia brinda servicios y tratamiento para enfermedades mentales graves o persistentes, discapacidades intelectuales y del desarrollo, así como problemas de abuso de sustancias.

Daugherty dijo que los funcionarios de Emergence inicialmente no sabían cómo respondería la gente a la pandemia y les preocupaba que los clientes a los que atienden actualmente entraran en crisis. Ella dijo que se enfocaron en asegurarles a esos clientes que sus servicios continuarían ya sea en persona o por video o llamadas telefónicas.

Daugherty dijo que, además de aquellos que atraviesan una aguda crisis de salud mental, la gente comenzó a pedir ayuda con problemas como el miedo y la desesperanza.

“No era la persona normal en una crisis psiquiátrica aguda”, dijo Daugherty.

También dijo que la organización tuvo que adaptarse rápidamente al nuevo entorno y estaba bien posicionada para manejar los cambios provocados por Covid-19.

EHN había ampliado su infraestructura de tecnología de la información antes de la pandemia, lo que ayudó a que el personal trabajara desde casa. Ella dijo que la organización, que ha ofrecido algunos servicios en persona desde el comienzo de la pandemia, también tenía un suministro de equipo de protección personal para tres meses en todo momento para que los empleados no tuvieran que preocuparse por cómo se protegerían.

“Pudimos hacer pivotar este barco muy rápido”, dijo Daugherty.

Isidro Torres, director ejecutivo de la Alianza Nacional para Enfermedades Mentales, o NAMI El Paso, dijo que una de las preocupaciones iniciales era el aislamiento que resultaría de las órdenes de quedarse en casa y de que las personas estuvieran en cuarentena.

NAMI El Paso ofrece recursos tales como grupos de apoyo y clases para familiares adultos, cuidadores y amigos de adultos que viven con una condición de salud mental.

Torres dijo que las personas que han sido diagnosticadas con una enfermedad mental, o que viven con afecciones de salud mental y dependen de los sistemas de apoyo con sus familias y amigos, no tenían la misma conexión física antes del Covid.

“Eso fue definitivamente algo en lo que estábamos pensando y hablando, cuando comenzamos a entrar en los primeros meses y las primeras semanas, incluso de la pandemia”, dijo Torres.

Dijo que también han cambiado las operaciones a entornos virtuales, como grupos de video, clases y sesiones.

“El hecho de que no podamos estar juntos no significa que se haya perdido la conexión”, dijo Torres. “(Nosotros) usamos la tecnología para mantener las conexiones y reestructurar nuestro sistema de apoyo y nuestro sistema de recuperación para enfrentar los desafíos que trae la pandemia”.

Impacto en salud mental de niños

La doctora Sarah Martin, jefa de la división de niños y adolescentes de Texas Tech Physicians of El Paso, dijo que una de las mayores preocupaciones que tenía sobre la pandemia era el impacto en los niños durante las órdenes de quedarse en casa y no poder asistir a clases en persona.

Martin dijo que estaba particularmente preocupada por las familias que tenían un historial de violencia.

“(La violencia) sería más común, pero nadie lo sabría porque los niños no iban a la escuela”, dijo Martin. “Ahí es donde se detecta la gran mayoría del abuso infantil”.

Dijo que aún es demasiado pronto para saber si hubo un aumento real en los casos de abuso infantil.

Martin dijo que aunque algunos niños y adolescentes tuvieron dificultades para adaptarse al aislamiento provocado por las órdenes de quedarse en casa y no poder ir a la escuela, otros se adaptaron fácilmente. Ella dijo que los niños que tienden a tener ansiedad severa ya no tienen que estar en situaciones escolares que agravarían la condición.

A medida que la pandemia avanza hacia su segundo año, Martin dijo que recomienda a las personas que no se demoren en buscar ayuda para el tratamiento de salud mental.

“Cuanto más dura, más difícil es tratarlo”, dijo.

Delgado dijo que anticipa que las cosas mejorarán para la comunidad.

“Espero que las cosas mejoren cada mes porque por un lado hay mucha gente vacunándose y por otro lado todos hemos aprendido a vivir con la pérdida de la normalidad”, dijo Delgado. “Ya hemos aprendido a lidiar con los cambios”.

Daugherty dijo que además de estar físicamente sanos, las personas deben recordar que la salud mental también es importante.

“Queremos estar todos sanos físicamente, y queremos estar sanos mental, emocional y espiritualmente”, dijo Daugherty. (Élida Pérez / El Paso Matters)

 

 

Busque ayuda

Línea directa de apoyo para la salud mental Covid-19 de Emergence Health Network (915) 779-1800

Línea nacional de prevención del suicidio (800) 273-8255