Salud

Vacuna de Johnson & Johnson podría superar a Pfizer y Moderna

Ha tenido algunos desafíos este año

Agencias

miércoles, 18 agosto 2021 | 12:04

El portal The Motley Fool publicó que la vacuna contra el Covid-19 de Johnson & Johnson ha tenido algunos desafíos este año. Desde problemas de producción hasta algunos informes inquietantes de coágulos sanguíneos posiblemente relacionados con la vacuna, no ha sido el éxito que la compañía esperaba que tuviera en esta etapa. Las vacunas de Pfizer y Moderna han generado muchos más ingresos para esas empresas y parecen ser las vacunas preferidas por muchas personas.

Sin embargo, la variante delta puede cambiar eso, ya que tanto Moderna como Pfizer sugieren que las inyecciones de refuerzo son necesarias. Y la Administración de Alimentos y Medicamentos autorizó recientemente una tercera dosis para personas con sistemas inmunitarios debilitados. Mientras tanto, un nuevo estudio ha encontrado que la vacuna de Johnson & Johnson es altamente efectiva contra la variante delta, por lo que las inyecciones de refuerzo pueden no ser necesarias para las personas que reciben esa vacuna. Si bien la falta de refuerzos no se traducirá en más ingresos por la vacuna, es un desarrollo que, en última instancia, podría llevar a que la vacuna de Johnson & Johnson aumente en popularidad y obtenga más participación de mercado.

La vacuna subestimada

Uno de los desafíos a los que se ha enfrentado la vacuna de Johnson & Johnson es que, desde el principio, no parecía encajar bien con las inyecciones de Moderna y Pfizer. En enero, la compañía informó que su vacuna tenía una efectividad del 66 por ciento en la prevención de casos moderados y graves de COVID-19. Solo en la prevención de enfermedades graves, esa cifra se elevó al 85 por ciento. Sin embargo, eso parece mucho menos impresionante que las vacunas de Pfizer y Moderna, las cuales demostraron una eficacia de más del 90 por ciento cuando esas compañías informaron los resultados de sus ensayos en noviembre de 2020.

Pero el problema es que los datos de la vacuna de Johnson & Johnson nunca fueron una comparación justa: solo completó la inscripción de participantes en la primera fase de su prueba de vacuna un mes después, en diciembre de 2020. Para entonces, el coronavirus había evolucionado y estaban surgiendo nuevas variantes en el Reino Unido, Brasil y Sudáfrica. En los ensayos anteriores de Moderna y Pfizer, esas variantes no habrían jugado un papel tan importante en sus tasas de eficacia general como lo hicieron en los ensayos de Johnson & Johnson. Cuando se mira solo a Estados Unidos, La eficacia de la vacuna de Johnson & Johnson aumentó al 72 por ciento en la prevención de enfermedades moderadas y graves.

Desde el principio, la vacuna de Johnson & Johnson estuvo en desventaja debido a los números, lo que inevitablemente llevó a comparaciones. Pero hay un nuevo estudio que podría ser mucho más prometedor para Johnson & Johnson y generar una mayor demanda de su inyección.

Alta efectividad contra la variante delta

Un nuevo estudio de Sudáfrica, llamado Sisonke, ha demostrado que la vacuna de Johnson & Johnson es altamente efectiva contra una de las variantes más preocupantes que existen en este momento: la delta. El ensayo es masivo e involucra a 480 mil trabajadores de la salud. Aunque los datos no han sido revisados por pares, las cifras iniciales son extremadamente alentadoras: muestran una eficacia del 71% en la prevención de hospitalizaciones en casos relacionados con delta. Y en términos de prevención de la muerte, la eficacia general se elevó al 96 por ciento.

En comparación, los estudios sobre dos dosis de la vacuna de Pfizer sugieren que las tasas de eficacia podrían oscilar entre el 42 y el 96 por ciento contra delta. Moderna también ha tenido diferentes tasas de eficacia, pero parece ser un poco más alta, alrededor del 76 por ciento. Pero lo que tienen en común ambas es que las personas necesitan dos dosis de la vacuna, ya que una sola dosis ofrece una protección más débil. Y ahí es donde la ventaja podría influir significativamente a favor de Johnson & Johnson, ya que su vacuna de inyección única sería significativamente más fácil de administrar.