Tecnología

¿Controlar los vehículos hace que las calles sean más seguras y mejores para el cambio climático?

Un programa de investigación de cuatro años probó una especie de geo-cerco en los ambientes urbanos

The New York Times

The New York Times

lunes, 28 marzo 2022 | 23:51

Nueva York.— En abril del 2017, un hombre manejaba una camioneta robada en un distrito comercial muy concurrido en el centro de Estocolmo y se estrelló contra una tienda departamental, matando a cuatro personas y lesionando a otras 15.

El ataque terrorista provocó que el gobierno sueco investigara cómo podía ser usada la tecnología digital para impedir ese tipo de incidentes en el futuro.

Eso dio inicio a un programa de investigación de cuatro años para probar una especie de geo-cerco en los ambientes urbanos.

El geo-cerco es una herramienta virtual en la que el software utiliza el GPS o una tecnología similar para generar una acción pre-programada o en tiempo real en los vehículos para controlar sus movimientos dentro de un área geográfica.

Puede regular la velocidad de un vehículo dentro de esa zona, determinar si el vehículo pertenece a ese lugar y cambiar automáticamente los vehículos híbridos a la modalidad eléctrica.

Johannes Berg, asesor de alto rango de digitalización de la Administración de Transporte Sueco, comentó que la tecnología puede mejorar la seguridad en el tráfico y disminuir las emisiones.

También tiene el potencial de ajustar la velocidad en base al camino y condiciones climatológicas, y asegurar el acatamiento de las regulaciones, como detener el vehículo si el conductor no tiene permiso para entrar a un área geo-cercada.

En el uso sencillo —como cuando un mapa con restricciones es bajado a un vehículo antes de iniciar un viaje para reducir la velocidad automáticamente cuando entra en una zona de baja velocidad— los vehículos no necesitan estar conectados a una fuente externa, dijo Berg.

Suecia tiene actualmente uno de los índices más bajos de muertes en accidentes en el mundo, y muchas ciudades a nivel global han implementado esa estrategia.

A principios de este año, el Departamento de Transporte de Estados Unidos adoptó oficialmente la estrategia para solucionar un pico dramático en el número de muertes en Estados Unidos.