Tecnología

Enfrentan fabricantes de camiones un dilema tecnológico: ¿Baterías o hidrógeno?

Bajo la presión de reducir las emisiones, apostar incorrectamente podría costarles miles de millones de dólares

The New York Times

The New York Times

lunes, 11 abril 2022 | 14:54

Nueva York.- Incluso antes de que la guerra en Ucrania disparara los precios del combustible, la industria camionera estaba bajo una intensa presión para dejar su adicción al diésel, uno de los principales contribuyentes al cambio climático y la contaminación del aire urbano. Pero todavía tiene que averiguar qué tecnología hará mejor el trabajo.

Los fabricantes de camiones se dividen en dos campos. Una facción, que incluye a Traton, la unidad de camiones de Volkswagen, está apostando por las baterías porque son ampliamente consideradas como la opción más eficiente. El otro bando, que incluye a Daimler Truck y Volvo, los dos mayores fabricantes de camiones, argumenta que las celdas de combustible que convierten el hidrógeno en electricidad (que emiten solo vapor de agua) tienen más sentido porque permitirían que los camiones de larga distancia se reabastezcan rápidamente.

La elección que hagan las empresas podría tener enormes consecuencias, ayudando a determinar quién domina el transporte por carretera en la era de los vehículos eléctricos y quién termina desperdiciando miles de millones de dólares en el equivalente Betamax de la tecnología de camiones eléctricos, cometiendo un error potencialmente fatal. Se necesitan años para diseñar y producir camiones nuevos, por lo que las empresas estarán atrapadas en las decisiones que toman ahora durante una década o más.

“Obviamente es una de las decisiones tecnológicas más importantes que tenemos que tomar”, dijo Andreas Gorbach, miembro de la junta directiva de Daimler Truck, propietaria de Freightliner en los Estados Unidos y el fabricante de camiones más grande del mundo.

También hay mucho en juego para el medio ambiente y la salud pública. Si muchos fabricantes de camiones apuestan incorrectamente, podría llevar mucho más tiempo limpiar el transporte de camiones de lo que los científicos dicen que tenemos que limitar los peores efectos del cambio climático. En los Estados Unidos, los camiones medianos y pesados representan el 7 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero. Los camiones tienden a pasar mucho más tiempo en la carretera que los turismos. La guerra en Ucrania ha añadido urgencia al debate, subrayando los riesgos financieros y geopolíticos de la dependencia de los combustibles fósiles.

Si bien las ventas de autos eléctricos se están disparando, los grandes fabricantes de camiones apenas han comenzado a producir en masa vehículos libres de emisiones. Daimler Truck, por ejemplo, comenzó a producir una versión eléctrica de su camión pesado Actros a fines del año pasado. Tesla presentó un diseño para un semirremolque a batería en 2017, pero no ha fijado una fecha de producción firme.

El coste será un factor decisivo. A diferencia de los compradores de automóviles, que pueden derrochar en un vehículo porque les gusta su aspecto o el estado que transmite, los compradores de camiones calculan cuidadosamente cuánto les costará comprar, mantener y repostar un equipo.