Tecnología

Por qué Google enfrenta demandas por todos lados

Demandas antimonopolio afirman que Google, mediante acuerdos herméticos, saca a la fuerza a competidores y traiciona a sus usuarios

Reforma

Reforma

lunes, 21 diciembre 2020 | 07:09

Nueva York.- Un par de extensas demandas antimonopolio contra Google este otoño esencialmente lidian con una interrogante crucial: ¿es bueno Google?

 Durante la mayor parte de su historia de 22 años, el coloso de las búsquedas ha gozado de una reputación pública envidiable como una fuerza omnipresente, pero benevolente.

Al tiempo que Alphabet Inc, su compañía matriz, se transformaba en un conglomerado de millones de millones de dólares -más de cinco veces más grande que hace una década- sus altos ejecutivos se ciñeron al argumento de que el dominio de mercado de Google existe simplemente porque los clientes eligen usar sus productos.

 "Realmente estoy enfocado en dar a los usuarios lo que quieren", declaró Sundar Pichai, el CEO de Google, este año.

 Las demandas antimonopolio -de fiscales federales y una coalición separada de 10 Estados de EU- alegan actividades perversas. Afirman que Google, mediante acuerdos herméticos y entrelazados con otras potencias tecnológicas como Apple Inc y Facebook Inc, saca a la fuerza a competidores y traiciona a los mismísimos usuarios que afirma proteger.

 "Los días felices de la juventud de Google son un recuerdo lejano", reza la demanda estatal, encabezada por Texas. "Su modus operandi es monopolizar y tergiversar".

 He aquí un vistazo a las narrativas antagónicas.

  ¿Por qué hay más de una demanda, para empezar?

 Fiscales federales y estatales de EU iniciaron investigaciones separadas, pero traslapantes, en el curso de aproximadamente año y medio. La demanda federal, entablada en octubre, se enfocaba en la unidad insignia de búsquedas de Google, que representa la gran mayoría de las consultas en EU. El Gobierno declaró que el statu quo en efecto no dejaba espacio para competencia.

Los procuradores de justicia estatales, todos republicanos, decidieron poner en la mira la publicidad digital de Google. Su demanda reflejó años de quejas de editores y otros anunciantes que se quejaban que el sistema de Google era opaco en el mejor de los casos.

  ¿Cómo genera Google tanto dinero?

 Alphabet, su compañía matriz, registró 34 mil millones de dólares en ganancias en 2019, un aumento de casi 12 por ciento comparado con el año anterior. Casi todo eso proviene de publicidad digital en plataformas propiedad de Google, como YouTube, y en sitios externos.

 Google absorbe alrededor de uno de cada tres dólares gastados en publicidad digital y generó un total de casi 135 mil millones en ingresos publicitarios en 2019.

Los procuradores estatales dicen que Google no está sólo lucrando con el tráfico.

Expusieron una complicada serie de acuerdos que dan a la compañía una tajada de todos los aspectos de la compra de publicidad.

La demanda también alega que Google se coludió con Facebook en un acuerdo en el que el coloso de los medios sociales limitaría sus acciones competitivas a cambio de un trato especial garantizado en subastas de publicidad operadas por Google.

En una publicación de blog para responder a las inquietudes sobre competencia, Google explicó que opera "a través de muchos sectores altamente competitivos donde los precios son libres o a la baja y los productos están mejorando constantemente".

  ¿Por qué debe importarle a la mayoría de la gente?

 No son sólo los anunciantes los perjudicados, dicen los fiscales. Los procuradores estatales escriben que el dominio de Google es esencialmente un impuesto a los negocios estadounidenses, en el que incurren los consumidores a través de precios más altos de los bienes y servicios que venden esos negocios.

La demanda estatal identificó nuevas víctimas potenciales: creadores de contenido popular y viral en YouTube. Ya que Google limita a los anunciantes en YouTube a usar ciertas herramientas de la compañía para comprar publicidad en video, Google restringió a anunciantes potenciales para ofertar y por consiguiente redujo la demanda y los ingresos de creadores de contenido, quienes perciben un porcentaje de la publicidad vendida, señala la demanda.

¿Qué papel juega la tecnología de Google en los anuncios que aparecen por todo internet?

 En la publicidad automatizada en línea, hay una cadena de intermediarios entre las compañías que quieren comprar anuncios y los sitios de internet -por ejemplo, portales de noticias o blogs- que ponen su espacio publicitario a la venta.

Google es dueño del producto dominante en cada eslabón de esa cadena. Se convirtió en un actor importante en este rubro tras su adquisición en 2010 de la compañía de tecnología publicitaria DoubleClick y se ha extendido con el tiempo.

 Ahora, la herramienta de Google que permite a editores ofrecer espacio publicitario a la venta tiene una participación de mercado de más del 90 por ciento, revelan funcionarios de competencia británicos, mientras que su producto que coloca publicidad en nombre de anunciantes tiene una participación mayor al 80 por ciento, y su plataforma -donde suceden las subastas entre compradores y vendedores en una fracción de segundo- tiene más de 50 por ciento de participación de mercado.

  ¿Qué hay con todos los datos que Google reúne de usuarios?

 Pichai raras veces habla públicamente, pero cuando lo hace, normalmente trata sobre privacidad. Es pronto para señalar que Google ofrece el llamado modo incógnito en muchos de sus productos, y que los usuarios pueden aceptar o desactivar algunas de las prácticas de almacenamiento de datos de la compañía.

 "Creemos firmemente que la privacidad y la seguridad son para todos, no sólo para algunos", dijo Pichai en un evento de la compañía el año pasado.

La demanda estatal presenta un punto de vista radicalmente distinto.

"Todo el modelo de negocios de Google es para reunir datos extensos sobre todo usuario al servicio de negociar ventas publicitarias dirigidas", reza la demanda.

 En su demanda de octubre, ¿qué alegó el Departamento de Justicia sobre el dominio de Google en búsquedas?

El Departamento de Justicia argumenta que Google mantiene de forma ilegal su monopolio de búsquedas a través de contratos excluyentes con distribuidores como fabricantes de celulares, compañías de telefonía y buscadores de internet para hacer que Google sea su motor de búsqueda predeterminado.

Como resultado de estos acuerdos, que involucran el pago de miles de millones de dólares a distribuidores cada año, Google es dueño o controla canales de distribución de búsquedas que representan alrededor del 80 por ciento de las búsquedas generales en EU, indica la denuncia del Gobierno.