Viral

Abandonan a perrito atado y enfermo en la calle

El 'lomito' vivió dos días amarrado en una banqueta

Agencias

Agencias

martes, 01 noviembre 2022 | 16:09

Bolivia.- Cubierto con una sábana blanca y amarrado de un lazo, fue como un dueño abandonó a su perrito enfermo en una calle de la capital de Bolivia, donde pasó dos días en la intemperie sobre una avenida. 

La imagen del lomito entristecido y enfermo fue difundida en redes sociales, donde rápidamente se popularizó; aunque pasaron dos días completos antes de que alguien se animara a ayudarlo. 

Hasta que el rescatista de perros, Edgar Ortega, acudió a la calle Ingavi, muy cerca de la Manzana Uno de la capital para auxiliar al perrito que tuvo que ser llevado al hospital, dada la fiebre que tenía.  

Perrito abandonado 

Fue la doctora Wilma Rodríguez quien revisó y, hasta bautizó como Bobby al perrito color miel y de tamaño mediano, que fue dejado en la banqueta con apenas un poco de alimento y agua. 

Bobby tenía fiebre, deshidratación, anemia y un grave cuadro de sarna en casi todo su cuerpo. Por lo que la medicación comenzó de inmediato y el can rápidamente presentó una mejoría significativa. 

De acuerdo con el testimonio que Edgar compartió en sus redes sociales, la enfermedad del perrito muy probablemente fue la causa de que su antiguo dueño lo amarrara y abandonara en la calle. 

Rescate animal 

Afortunadamente, la historia de Bobby tuvo un final feliz, pues Edgar decidió adoptarlo y encargarse de él en su refugio que, actualmente, tiene 90 perritos que ha salvado de diversas situaciones de maltrato y abandono. 

“Es inhumano cómo lo dejaron. Pero lo más triste es que mucha gente pasó y lo vio. Sé que no es obligación de nadie recogerlo, pero tampoco se puede ser tan indiferente“, mencionó a medios locales. 

Además de detallar que es gracias a la solidaridad de las personas y empresas que lo apoyan con alimento, atención médica y medicinas de manera gratuita que puede ayudar a estos lomitos. 

Gracias al rescate de Edgar, Bobby se recupera felizmente en su nuevo hogar. Además, acude al veterinario regularmente para monitorear su estado de salud.