Viral

Después de dos años logran quitar a ciervo llanta atascada en su cuello

El animal corría el riesgo de enredarse en la vegetación forestal, en vallas o incluso en las astas de otro alce, señalaron expertos en vida silvestre

Agencias

RT Noticias

miércoles, 13 octubre 2021 | 15:44

Después de dos años de intentos fallidos, agentes forestales de EE.UU. lograron liberar a un ciervo del neumático de 15 kg que rodeaba su cuello, informa el Departamento de Parques y Vida Silvestre de Colorado (CPW, por sus siglas en inglés).

El uapití (también conocido como ciervo canadiense) fue visto por primera vez con el objeto atorado en el cuello en 2019 en una zona de reserva natural a unos 48 kilómetros al oeste de la ciudad de Denver. Desde entonces, las cámaras de seguimiento captaron varias veces al venado, permitiendo a los guardas forestales identificar la zona por la que se movía habitualmente. Además, comprobaron que el neumático no le impedía comer ni beber, sin embargo, un portavoz del CPW indicó que el animal corría el riesgo de enredarse en la vegetación, en vallas o incluso en las astas de otro ciervo.

El guardabosques Scott Murdoch señaló que el hábitat de esta especie está muy alejado de las áreas urbanas, por lo que el animal no ha tenido contacto con humanos y es muy salvaje. En consecuencia, fue sumamente difícil no solo localizarlo, sino también poder acercarse a él.  

El departamento fue publicando fotos y videos del cérvido esperando poder ubicarlo algún día con ayuda de la población. Eso sucedió el fin de semana pasado, cuando fueron avisados por residentes de la comunidad de Pine.

Al acudir al lugar, los agentes forestales sedaron al uapití con un dardo tranquilizante e intentaron cortar el neumático, pero la sierra no pudo partir su parte de acero, por lo que se vieron obligados a cerrarle las astas para liberarlo. Más tarde, aclararon que debieron tomar esa decisión por no disponer de tiempo suficiente, asegurando que no se causó ningún daño al animal. 

Los funcionarios de vida silvestre detallaron que el estado físico del venado era muy bueno y que su cuello no presentaba lesiones, aparte de una pequeña herida. Minutos después de que le administraran un antídoto para el tranquilizante, el ciervo se puso en pie sin dificultad.

Los guardabosques todavía se preguntan cómo y cuándo el animal obtuvo aquel pesado 'collar' de caucho, señalando que, probablemente, se atascó con el neumático de joven o después de que se le cayeran las astas en invierno.

Según los oficiales, este incidente debe servir para llamar la atención de la ciudadanía sobre los peligros que implican para los animales silvestres objetos de uso cotidiano como redes, cuerdas para tender la ropa, guirnaldas decorativas, ruedas o luces navideñas.