Viral

Leche de cucaracha: el nuevo alimento del que todos hablan

Un estudio de 2016 descubrió que la leche de cucaracha no solo es sostenible, sino que también es mucho más nutritiva que la leche de vaca

Agencias

Excélsior

lunes, 11 mayo 2020 | 11:53

Ciudad de México.- A estas alturas, no nos sorprende escuchar sobre nuevas y extrañas tendencias alimentarias. Pero actualmente hay una nueva que está asustando a la gente: la leche de cucaracha.

Aunque suene “asqueroso”, es difícil no preguntarse qué es exactamente y si es realmente un 'superalimento' que vale la pena probar.

La leche de cucaracha es exactamente a lo que suena: leche de cucarachas. Es otra opción de leche no láctea, similar a la leche de almendras o la leche de arroz, solo que esta proviene de insectos, no de una nuez o grano inofensivo.

Como resultado, sí, realmente es buena para ti. Si bien no está claro si la leche de cucaracha se convertirá realmente en una opción, definitivamente debería hacerlo porque está llena de beneficios para la salud.

Un estudio de 2016 descubrió que la leche de cucaracha no solo es sostenible, sino que también es mucho más nutritiva que la leche de vaca. La leche de la cucaracha está llena de proteínas. Sanchari Banerjee, uno de los principales investigadores del Instituto de Biología de Células Madre y Medicina Regenerativa en la India, dijo que la leche tiene "proteínas, grasas y azúcares". "Puede darte tres veces la cantidad de energía que la leche láctea más nutritiva puede darte.”

Según The Guardian, la leche de cucaracha tiene un sabor similar a la leche de vaca.

No creas que puedes sacar esto de una cucaracha que encuentres en el metro; esta leche solo puede provenir de una especie muy específica que se encuentra en Hawái. En lugar de poner huevos, dan a luz a crías vivas y producen una leche cristalina para alimentarlas. Lo malo es que extraerla es difícil y tedioso. 

Algunos dicen que dado que las cucarachas mueren en el proceso, no es una gran idea. Aún así, otros aseguran que es un proceso menos cruel que el de las vacas.