Viral

Mujer se venga 30 años después de quien abusó de ella en su infancia

Al reencontrarse con el hombre, Samantha Welch lo enfrentó con una grabadora escondida en su sostén

Agencias

sábado, 26 octubre 2019 | 16:41

Crawley, Reino Unido.- Una mujer logró vengarse 30 años después del hombre que abusó sexualmente de ella cuando tenía siete años, al aprovechar su reencuentro y esconder una grabadora.

Samantha Welch, quien ahora tiene 40 años, logró que con el audio que grabó un jurado sentenciara a Clive Manning, de 54 años, a 15 años de prisión por 12 cargos de agresión sexual, en enero del presente año.

Su historia empezó cuando ella y su madre se mudaron a una granja perteneciente a su familia cuando ella tenía seis años, en Kent, Reino Unido.

Al tratarse de una granja, había bastante trabajo por hacer, por lo que su madre contrató a Clive, quien tenía 21 años.

"En el momento en que conocí a Clive me cayó bien", admitió.

Clive vivía en un anexo cercano a los establos de la granja familiar, y también se hacía cargo de “Sam” cuando salía de la escuela o cuando la madre de ella salía con su entonces novio.

Era la propia niña quien buscaba al granjero, cuando su madre tenía visita.

"Siempre [Clive] me daba una cálida bienvenida y también me hacía un sándwich de mermelada y chocolate caliente", recordó Sam. Su nuevo amigo la hacía sentir especial, se divertía y veía la televisión con él.

En una de esas visitas, la menor descubrió una pila de revistas con mujeres desnudas en su portada. Con su naturaleza infantil, preguntó a Clive qué eran.

"Sonrió y me dijo que no debía mirarlos, pero él no los apartó de mi camino”.

Le tenía tanta confianza a Clive que no se alarmó por ello, pero no esperaba lo que seguiría.

 Con siete años ya cumplidos, Sam estaba en el cuarto de Clive cuando él empezó a tocarle sus partes íntimas. Ella se estremeció porque no entendía que pasaba.

Unos días después, fue él quien agarró la mano de la niña y la colocó en su entrepierna, por lo que Samantha entendió que era algo “normal”.

Tiempo después, Clive la desnudaría para abusar sexualmente de ella.

"Me congelé, estaba demasiado asustada para moverme” comenta la ahora mujer. “Después de eso, cada vez que iba al anexo me tocaba o acercaba mi mano hacia él”.

La confianza que le tenía más los “premios” de galletas y chocolate caliente provocaron que Samantha siguiera pensando que era normal, y siempre hizo lo que Clive ordenara.

Menos de un año después de que comenzaran los abusos, Clive desapareció, y tanto Samantha como su madre no supieron el por qué.

Madre e hija terminaron mudándose del lugar, y Sam continuaría con una infancia feliz.

 Fue hasta una clase de educación sexual, ya cursando la secundaria, cuando todo lo que pasó con Clive le cayó de golpe. Se dio cuenta que sufrió de abuso sexual.

Tras esa revelación, Samantha comenzó a sentirse sucia y avergonzada. Sus relaciones con sus amigos empezaron a decaer.

A los 15 años, se armó de valor y le confesó a su madre, quien la motivaba a hablar con la policía, pero Sam nunca se animó.

Fueron años de terror y noviazgos rotos cuando en 2017, con 36 años cumplidos, se encontró con Clive.

“Hola Samantha, te has convertido en una bella dama” dijo Clive, quien tenía casi 50 años en ese momento.

La primera reacción de Sam fue eludirlo y llorar en su casa, pero al final decidió acabar con su martirio y enfrentarlo.

Averiguó donde vivía Clive y lo visitó. Adentro de su hogar, Samantha dejó su teléfono apagado sobre una mesa, para que el hombre no sospechara que realmente lo estuvieran grabando.

Con una pequeña grabadora escondida en su sostén, Sam cuestionó a Clive, quien negaba los hechos, hasta que confesó.

"Te hubiera esperado, me habría casado contigo, estaba enamorado de ti”.

Tras esa declaración y más, Samantha regresó a su casa y le enseñó el audio a su madre, quien marcó a la policía.

Manning fue arrestado y acusado de numerosos cargos de asalto indecente histórico contra Sam, de los cuales se declaró inocente en un principio. Ahora cumple su condena de 15 años en prisión.

Aliviada, ahora Samantha se reencontró con uno de sus amigos de su infancia, Vinnie, y se casó con él.

También planea cursar clases de psicología para ayudar a otras personas que hayan pasado por casos como el de ella.

Fuente: www.elimparcial.com