Viral

Nacen dos cóndores de California en Zoológico de Chapultepec

Ambas crías se encuentran en excelente estado de salud y forman parte del programa ex situ que busca la conservación del Cóndor de California

Excélsior

Excélsior

miércoles, 30 junio 2021 | 16:02

Ciudad de México.- Dos polluelos de Cóndor de California nacieron en el Zoológico de Chapultepec, informó la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de Ciudad de México. 

Se trata del octavo y noveno Cóndor de California que han nacido en el Zoológico de Chapultepec, como parte del programa ex situ (fuera de su lugar de origen) y que forma parte del Programa Binacional para la recuperación, reintroducción y conservación del Cóndor de California. 

Los ejemplares se encuentran en excelente estado de salud y pesan más de ocho kilos. 

Te puede interesar: 'Colorean' pasos peatonales en honor a comunidad LGBTTTI+

Ambas crías nacieron el 15 de enero y 12 de febrero y son atendidas y alimentadas por sus padres biológicos, que forman parte de una de las dos parajes reproductivas con las que cuenta el zoológico. 

Como en vida silvestre, las crías de cóndores pasan alrededor de 5 meses dentro de sus nidos, dependiendo totalmente de la alimentación y cuidados de sus padres, tiempo en el empluman y se aventuran en sus primeros vuelos. 

Las crías nacidas en el Zoologico de Chapultepec son monitoreadas por médicos veterinarios, biólogos y cuidadores para garantizar su supervivencia, es así que el pasado 17 de junio se les realizó su primer examen físico.

Se les desparasitó y recibieron su primera vacuna. Además se les colocó un microchip para su identificación. 

En su conjunto forman la población de ocho cóndores de California que habitan el Zoologico actualmente, reviento que fue la primera y, hasta el momento, la única institución zoológica en el mundo, fuera de los Estados Unidos, que ha reproducido a esta especie.

 Con el nacimiento de estas dos crías, a la fecha, los Zoológicos de la Ciudad de México han aportado nueve crías, cinco de las cuales han sido trasladadas a la Sierra de San Pedro Mártir, en Baja California, con el propósito de recuperar la población en vida silvestre en México.