Viral

Por juego viral, estrangula a su compañero de colegio

El menor cayó desplomado tras perder el conocimiento en el patio después de que otro compañero le apretara con fuerza el cuello

Tomada de LEVANTE-EMV

De la Redacción/El Diario

martes, 24 mayo 2022 | 16:07

España.-  El peligroso reto viral del ‘mataleón’ o ‘juego de la muerte’ estuvo a punto de costarle la vida el pasado miércoles a un niño de trece años en un colegio de Valencia. 

El menor cayó desplomado tras perder el conocimiento en el patio después de que otro compañero le apretara con fuerza el cuello, con el consentimiento previo de la víctima. Tras desplomarse, tuvo que ser evacuado por una ambulancia al Hospital Doctor Peset de València. 

El menor se encuentra bien y al día siguiente pudo regresar a la escuela, mientras que el compañero que lo estranguló tratando de imitar el reto que habían visto en Tik Tok se mostró enseguida arrepentido por su acción al ver que no reaccionaba. 

Los hechos ocurrieron en torno a las once de la mañana del pasado miércoles 18 de mayo en un colegio público de educación infantil, primaria y secundaria del distrito de Patraix. El aviso del 112 entró inicialmente como un alumno que se había desmayado durante el recreo y que debido a la caída se había hecho un corte en la frente.

El menor que estranguló a su compañero, ambos de trece años, manifestó que no sabía que podía causarle algún daño y que él lo hizo "en plan de broma" para demostrar que no pasaba nada. De hecho, fuentes del centro aseguran que es un buen estudiante y que nunca había protagonizado ningún tipo de incidente.

"Lo que es increíble es que la difusión de este tipo de retos en redes sociales esté permitido, los padres no pueden estar pendientes las 24 horas del día de lo que ven su hijos en los móviles y hay que tener en cuenta que a esas edades son muy influenciables", criticó el director del colegio en declaraciones a Levante-EMV. 

Además de informar clase por clase de los peligros de este tipo de retos virales como el ‘mataleón’, la tutora del grupo al que pertenecen los menores implicados en lo ocurrido envió esa misma tarde un comunicado a todos los padres informando del «grave incidente» sucedido durante el recreo, para que lo comentaran con sus hijos en casa y "ayudarnos a intentar que no se vuelva a repetir".

"Hay que tener en cuenta que lo que puede parecer impensable o incluso sin sentido para los adultos, quizás para los adolescentes no lo es tanto, por desgracia. Ya sea porque no son conscientes de las consecuencias o por presión social o de grupo, y a veces se pueden ver implicados en este tipo de accidentes", explica la docente, que a su vez pide que los padres estén «lo más alerta posible» cuando sus hijos usen las redes sociales.